La inseguridad ya es el tema central en la campaña

Polémica por la presencia de Llaryora en el acto de la Iglesia contra la violencia y el narcotráfico

Por Alejandro Moreno 

En un comunicado que firmaron ambos, el candidato a gobernador de Juntos por el Cambio, Luis Juez, y Rodrigo de Loredo, quien seguramente será candidato a intendente de la ciudad de Córdoba, criticaron la presencia de los peronistas Martín Llaryora y Julián López en la marcha convocada antenoche por la Iglesia contra la violencia y el narcotráfico. 

A las manifestaciones de Juez y De Loredo se agregaron luego las de Mario Negri y, poco más tarde, la del Comité Central de la UCR. La respuesta del peronismo llegó por el presidente del bloque Hacemos por Córdoba en el Concejo Deliberante, Marcos Vázquez. 

A la convocatoria de la Iglesia contra la inseguridad concurrieron el intendente y candidato a gobernador del oficialismo, Llaryora, y el ministro de Seguridad, Julián López. 

Juez y De Loredo señalaron que “es descabellado cómo les toman el pelo a los cordobeses”. 

“Es el colmo del cinismo y de la hipocresía que los responsables de la gestión de la seguridad de los vecinos se hayan sumado al reclamo. ¿A quién le vamos a pedir medidas concretas para frenar el avance del narcotráfico y sus consecuencias? ¿A Dios?”, se preguntaron. 

Los aliancistas indicaron que “los mismos funcionarios que no enfrentan el problema, se esconden y tapan la realidad con publicidad ahora se ponen en lugar de víctimas. Para algo son servidores públicos. El desgaste de veinticuatro años evidencia que no hay más ideas, ni fuerza, ni voluntad de cambiar las cosas”. 

“Lo que ocurre es, en escala de realidad, como si un técnico de fútbol, marchara junto a los hinchas pidiendo que el equipo juegue mejor. Basta de verso”, continuaron. 

Juez y De Loredo consideraron que “es una falta de respeto a los cordobeses que tienen la necesidad de movilizarse para expresar un sentimiento de angustia y preocupación por una situación que hace rato se fue de las manos”. 

“En la provincia de Córdoba, el combo inseguridad, pobreza y ausencia de medidas estratégicas está promoviendo aún más el avance del narcotráfico, sometiendo a sus habitantes a un estado de completo abandono y desamparo”, completaron el crítico cuadro desde la oposición. 

Negri se expresó en el mismo sentido: “la presencia del gobierno en marcha contra la inseguridad es un acto de hipocresía o son impotentes para combatirla». 

«La presencia del candidato del peronismo Martin Llaryora y   funcionarios responsables de la seguridad provincial en una convocatoria contra la inseguridad no puede leerse de otra manera: o es un acto de hipocresía, espero que no, o se encomiendan a Dios porque son absolutamente impotentes para enfrentar el flagelo», dijo. 

El presidente del bloque de diputados nacionales de la UCR recordó que «Córdoba está atravesada por el delito y el gobierno no tiene más nada que ofrecerle a los cordobeses”. “Es hora de que dejen de seguir consejos de los publicistas y se pongan a atender los problemas de una buena vez, porque la gente ya no puede ni salir para ir a trabajar y hasta los más chicos tienen miedo de ir a la escuela porque los asaltan para robarles la mochila y el celular», agregó. 

«Los funcionarios, no deben pedirle a Dios, deben responder por la inseguridad galopante que hay en Córdoba», finalizó. 

En tanto el Comité Central del radicalismo, que preside Marcos Carasso, puntualizó que los peronistas “demuestran un fracaso total en materia de combatir la inseguridad. No tienen un plan. Usan el marketing para mostrar una Córdoba que no existe. Los cordobeses tenemos miedo de salir porque no sabemos si volvemos a nuestros hogares sanos”. 

“Se nos ríen en la cara mientras a los ciudadanos nos roban y violentan. Mientras el gobernador habla del país no dice una palabra de lo que pasa en Córdoba. El silencio es su política”, acusó. 

Respuesta del PJ 

La respuesta peronista llegó por el presidente del bloque de concejales de Hacemos por Córdoba, Marcos Vázquez, quien en Twitter opinó que “no todo puede ser utilizado para campañas políticas”. “Si esta gente cree que es así la cosa, no sabe de qué se trata de lo que estamos conversando. Lamentamos que todavía haya una clase de dirigentes como estos que hacen campaña con la problemática de inseguridad que está atravesando el país, cuando en realidad tenemos que trabajar todos juntos para resolverla”. 

“Pero se ve –ironizó- que son vagos hasta para ir a una convocatoria de la Iglesia por la paz en Córdoba, y en definitiva no tienen una sola propuesta al respecto. Seguramente estaban tomando fernet a esa hora”.