Llamosas expande Otoño Polifónico a municipios del interior

El gobierno local extendió la invitación al festival que se desarrollará del 20 al 26 de marzo. Intendentes del interior provincial (de distintos colores políticos) se sumaron a la promoción de la iniciativa. ¿Última carta fuerte para elevar el perfil de Llamosas?

Por Julieta Fernández 

Juan Manuel Llamosas, Rubén Moine (San Basilio), Fabio Guaschino (La Carlota) y Roberto Casari (Vicuña Mackenna)

A pocos días del evento que dará cierre a la seguidilla de festivales de verano en la región, el intendente de Río Cuarto tendría la oportunidad de exhibir gestión en materia de turismo y cultura. Esto se da en paralelo a la “temporada de rosca” por la candidatura a vice de la fórmula de Hacemos por Córdoba, lugar que Juan Manuel Llamosas aspira a ocupar. Pese a tratarse de un evento que lleva varias ediciones en la ciudad, este año tendrá un condimento extra al ser (posiblemente) el último Otoño Polifónico con Llamosas al frente del Palacio de Mójica. 

En febrero, el mandatario municipal había deslizado que podía haber dado su último discurso de apertura de sesiones. Esto es algo que se baraja hace tiempo, teniendo en cuenta que Llamosas tendría fuertes chances de integrar el gabinete provincial si el PJ gana las elecciones provinciales este año.  Sin embargo, desde el Ejecutivo enfatizaron en que la promoción de este evento es de carácter institucional y que, si bien se ha invitado a intendentes de distintas localidades, el Municipio apuntaría al crecimiento del festival como una “poítica de Estado” que trascienda la gestión Llamosas.

Algo de esto podría haberse reflejado en la gira de promoción a cargo del área de Turismo (con la coordinadora del área, Araceli Isla) y la subsecretaría de Cultura (con Diego Formía a la cabeza). Los encargados de dichas áreas se “pusieron la camiseta” para fortalecer la promoción del evento en localidades como Vicuña Mackenna, La Carlota y Villa María. Allí, los funcionarios presentaron el evento con el acompañamiento de dichos municipios y con presencia de autoridades locales y medios de comunicación. 

Desde el gobierno municipal destacaron las palabras de Roberto Casari, intendente de Vicuña Mackenna, quien resaltó el trabajo conjunto con Río Cuarto. “Siempre decimos que es bueno que las localidades del interior nos podamos hermanar, sobre todo por lo cultural”, señaló el intendente radical, quien también mantiene buen vínculo con HpC (al igual que otras localidades del departamento como Alpa Corral y Las Albahacas, cuyas intendentas radicales -María Nélida Ortíz y Miriam Agüero- también trabajaron junto a la gestión municipal para la promoción de sus festivales de verano). En algunos de esos eventos, el propio Llamosas fue agasajado por las autoridades locales, al igual que la diputada Natalia de la Sota, quien también suena para ocupar el lugar de candidata a vicegobernadora.

En tanto, el intendente de La Carlota, Fabio Guaschino, consideró que el Otoño Polifónico es “un evento totalmente consolidado”  y agradeció la presencia del gobierno de Río Cuarto en su localidad para promover el festival. “En la segunda gestión del intendente Juan Manuel Llamosas se ha puesto mucho énfasis en lo cultural y en lo turístico y en el impacto económico de estas actividades”, señaló el jefe municipal alineado a Hacemos por Córdoba. Según pudo saber Alfil, la promoción del evento se extendería a localidades como Carlos Paz y Cosquín y se espera la presencia de autoridades de distintos municipios, más allá de la región sur. 

En ediciones anteriores, Alfil se refirió a la preparación de la “mesa de intendentes” que adhiere a la consigna “Llamosas vice” en medio del operativo clamor que inició la 12 de Junio en Río Cuarto y que se extendió a distintas ciudades para tratar de instalar al intendente riocuartense como compañero de fórmula de Martin Llaryora. Desde el entorno del intendente riocuartense insisten en que el festival Otoño Polifónica apunta a reforzar el turismo en la Capital Alterna luego de la temporada de verano y que apuesta a instaurarse como una política de Estado en materia cultural. No obstante, el evento podría ser el escenario que reúna a aquellos jefes municipales que ya comenzaron a clamar por la fórmula “Lla-Lla” (como Rubén Moine de San Basilio).