Llamosas encendió la alarma tras su “último informe” en el Concejo

Desde el entorno del jefe municipal riocuartense negaron que el discurso del miércoles haya señalado una despedida anticipada de la gestión, pero sus palabras ya generaron movimientos en el PJ con miras al 2024. Llamosas no bendijo a ningún sucesor en su mensaje a la ciudadanía.

Por Gabriel Marclé

La presentación del «último informe completo» de Llamosas ante el Concejo Deliberante generó mucha especulación sobre su futuro inmediato en las filas de Hacemos por Córdoba

El día miércoles, Juan Manuel Llamosas lanzó su discurso para inaugurar el periodo de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante, hecho que fuera descrito por Alfil en su última edición. Entre el repaso de las obras y proyectos del 2023 para su gestión, el intendente dejó una frase que resonará por días dentro de la comunidad política local. “Seguramente este sea el último informe completo que me toque enunciar en el Concejo Deliberante”, dijo ante la atenta mirada de dirigentes y militantes, propios y ajenos, que reaccionaron a semejante declaración.

La primera interpretación hablaba de un relanzamiento de su campaña para llegar a la vicegobernación o la prueba final de que ya está confirmado su ingreso al plano provincial, ya sea en el Gabinete -con una eventual victoria de HpC- o en la Legislatura. ¿Entonces fue un mensaje de despedida, de fin de ciclo? ¿Fue una jugada que adelantó la campaña por las municipales del 2024? Aunque su entorno asegura que se trata de una confusión, también reconocen que el destino político de Llamosas en este 2023 puede estar fuera de la ciudad.

El día después del discurso se vivió como si una alarma hubiera sonado dentro del oficialismo. Si bien la iniciativa primordial fue la de exponer la contundencia de las palabras de Llamosas y el éxito de su plan de gestión -la tan repetida “transformación”-, en el interior del mismo PJ se especulaba sobre un camino al 2024 sin Llamosas en el Mójica. A priori, aseguraban que Llamosas volvió de su paso por Córdoba -cuando estuvo junto a Juan Schiaretti y Martín Llaryora- con información respecto al futuro inmediato. “¿Lo habrán confirmado como vice o legislador?”, preguntaba un sorprendido concejal del peronismo. Y como esa consulta llegaron muchas más, incluso aquellas que especulaban con un impensado adelanto de elecciones municipales.

Fue Julian Oberti, jefe de Gabinete municipal y uno de los integrantes de la mesa chica llamosista, quien debió salir ayer a responder por las suspicacias que generó el discurso del intendente. “El intendente fue claro y dijo que este fue el último informe completo, porque la gestión terminará a mitad del año que viene”, afirmó, al igual que otros integrantes del entorno cercano al mandatario. Según esta versión, hubo una lectura apresurada sobre una oración que respetó la lógica del cronograma de gestión.

Malinterpretada o no, “el último informe” sirvió para acelerar en el sprint final del “operativo ascenso” que pone a Llamosas de cara a un lugar en la nueva estructura de Gobierno que prepara Hacemos por Córdoba si Martín Llaryora se convierte en el nuevo mandatario provincial. De hecho, Oberti hizo las aclaraciones sobre la frase de Llamosas, pero también se refirió al posible ascenso de su nombre en el tablero provincial.

“Es clara la proyección política del intendente y sin lugar a dudas tiene toda una gestión local que puede trasladarla a la Provincia. Hay una cuestión personal suya, pero también programática con el proyecto de HpC, junto a un intendente como Martín Llaryora, con el que tienen visiones idénticas de la Córdoba que se viene”, aseguró. Aunque Llamosas no anunció la salida anticipada de su eventual ascenso, terminó instalando -intencionalmente o no- una idea que movilizó -y seguirá movilizando- a toda la dirigencia. Especialmente a los que planifican posicionarse en la carrera por la sucesión.

Sin bendecidos 

Tal como lo planteó Alfil días atrás, en la previa del discurso de Llamosas por la apertura de sesiones generaba muchísimas expectativas por las señales que podía lanzar a funcionarios y dirigentes que aspiran a convertirse en los candidatos del 2024. “Si nos guiamos por el informe, Martín Cantoro debería ser el próximo candidato a intendente del PJ”, comentó entre risas un dirigente, haciendo mención al secretario de Obras Públicas que no corre con chances en la carrera del 2024. Pese a la mención de algunas políticas por sobre otras, el jefe municipal no bendijo a ningún nombre en particular.

Ni siquiera Agustín Calleri no fue lo suficientemente mencionado como para confirmar la sospechada preferencia del secretario de Deportes y Turismo para la sucesión. Incluso, Llamosas se olvidó de mencionar el promocionado “Centro 12” entre la lista de obras a futuro, un anuncio que pintaba para ser el trampolín que el ex tenista necesitaba para dar el salto. Tampoco hubo guiño para el resto de los funcionarios que esperaban algún gesto. “El intendente se concentró solo en él, en su proyecto y su ascenso. Se ve que no es momento para ungir sucesores”, reflexionaba uno de los tantos aspirantes al trono municipal.