Morales en Cosquín (con Negri) por su candidatura a presidente

En febrero hará un lanzamiento oficial de sus aspiraciones para 2023. Antes de ir al Festival, se reunió con decenas de intendentes de la UCR.

Haciendo una exhibición de optimismo, en la noche del lunes el presidenciable radical Gerardo Morales y el candidato a gobernador de Córdoba del PJ, Martín Llaryora, prometieron regresar el año que viene al Festival de Cosquín luciendo los cargos para los cuales se postulan.

El primero en llegar fue Llaryora, quien anunció que su próxima visita al Festival la hará como “gobernador de Córdoba”. “Entonces yo digo que vendré a Cosquín como presidente”, devolvió luego el jujeño Morales, quien estuvo en Cosquín acompañado por el diputado nacional Mario Negri; el radical recibió de manos del intendente socialista Gabriel Musso el tradicional poncho coscoíno en el marco de un convenio cultural entre esta ciudad del Valle de Punilla y la provincia norteña.
Morales encabezó una comitiva que incluyó la presencia de personas con remeras negras con la leyenda Gobierno de Jujuy Unión, paz y trabajo, y confirmó que presidirá la Mesa del Litio que Jujuy integra con Salta y Catamarca porque, sostuvo, ese mineral “es la gran transición energética”, atribuyó que “estemos mal” a que “somos unos necios y me incluyo” y declinó referirse a la situación de la dirigente social Milagro Sala que lleva más de siete años presa “porque hay un fallo de la Corte Suprema”.

En la tercera noche coscoína, se presentó el espectáculo «Jujuy y su diversidad. Carnaval jujeño«. En conferencia de prensa en la plaza Próspero Molina, Morales dijo que Cosquín es “el lugar donde todos los artistas quieren estar para visibilizarse, y en esta noche tan especial donde hay una importante delegación de varias localidades de mi provincia”. “Vamos a firmar un convenio de cooperación cultural y turística para integrar acciones para seguir hermanándonos desde la cultura y el turismo, y seguir generando esta energía federal, porque Cosquín es federal, y nos permite demostrar, desde las distintas provincias, nuestro arte, y tanto talento que tenemos en cada rincón del país», agregó.

Antes de llegar a Cosquín, Morales mantuvo una reunión en Santa María de Punilla con un grupo de intendentes de Córdoba, encabezados por el presidente del Ente, Oscar Saliba (Huinca Renancó).

Allí, Morales afirmó que “es reconfortante ver cómo nuestros intendentes son reconocidos por su gente. Siempre digo que somos un gran partido con más de cuatrocientos intendentes, un partido de gobierno, y estoy convencido que tenemos que cuidar lo que tenemos, tenemos que cuidar el territorio, y tratar de crecer en todo el país”.

“El radicalismo tiene esta agenda moderna, Juntos por el Cambio tiene esta agenda moderna, tenemos que hacer las cosas bien, estar unidos. El kirchnerismo es un modelo que se agotó, y nosotros tenemos que estar a la altura. Está todo abierto, así que hay que militar y trabajar”, expresó Morales.

Junto a Saliba estuvieron los intendentes Ariel Grich (Monte de los Gauchos), Gustavo Bottasso (Hernando), Matías Gvozdenovich (Arias), Néstor Cuello (Villa Parque Síquiman) Fernando Luna (Villa de Soto), Lucas Valiente (Luque) Gustavo Benedetti (Arroyito), José Bría (Morteros) Carlos Briner (Bell Ville), Karina Figueroa (Salsacate), Gabriel Campiglia (Las Bajadas); Myrian Prunotto (Estación Juárez Celman) ,Carlos Carignano (Camilo Aldao), Víctor Molina (Cañada de Luque), Robert Meichtri (Chazón), Verónica Gazzoni (Monte Cristo), Federico Gallo (General Levalle), Ricardo Martín (Serrezuela), Rubén Dagum (Almafuerte), Diego Blengino (Los Cóndores), Fabián Luna (Candelaria Sud) y Víctor Kieffer (Villa Santa Rosa).

Respecto de su candidatura presidencial, confirmó que el mes que viene se lanzará oficialmente. “Tenemos que trabajar, a los del interior a veces nos cuesta más, y más si venimos del norte, pero tenemos un partido fuerte, potente, y una buena oportunidad para que tengamos un presidente radical, así que vamos a trabajar para eso”.

“En ese marco, uno de los desafíos que estamos planteando es recuperar la gran clase media argentina, a partir de recuperar el trabajo, y obviamente, va a haber más trabajo si hay más producción, lo que pone en debate el fracaso de las políticas asistencialistas de los planes sociales que no han podido sacar a los pobres de la pobreza, y no han resuelto el problema de la pobreza”.

“Lo único que saca a los pobres de la pobreza y los convierte en clase media es el trabajo, la cultura del esfuerzo y del trabajo, y por eso a nuestros equipos les decimos no solo arreglen la macro, porque si uno mira del 85 a esta parte en cada crisis se atacó y se atendió el tema de la macro, y siempre se descuidó el tener un programa que movilice a la producción y que transforme la República Argentina”, concluyó.