Finalmente, colegios preuniversitarios podrán elegir de manera directa sus autoridades

Así se aprobó en la sesión del 6 de diciembre pasado en el Consejo Superior. “Estamos saldando deudas y avanzando a una democratización institucional”, dijo el rector de la UNC, Jhon Boretto.

Por Francisco López Giorcelli

Después de muchos años, los colegios preuniversitarios Escuela de Comercio Manuel Belgrano y el Colegio Nacional Monserrat van a poder elegir directamente a sus autoridades. Decisión que se tomó en la sesión del 6 de diciembre pasado del Consejo Superior, y donde se llevó a cabo la discusión y la posterior votación sobre el proyecto que instrumentaliza las elecciones directas de autoridades en los colegios preuniversitarios.

Desde el año 2021 se presentaron dos dictámenes, uno por la mayoría, proyecto elaborado por el consejo del Monserrat y uno por la minoría que es presentado por el Manuel Belgrano, donde modifican excepcionalmente la posibilidad de que un integrante del cuerpo no docente pueda ser candidata/o al cargo de Vicedirección administrativa o Gestión y Planificación. Esto fue votado el día martes 6 de diciembre por la positiva lo que se instrumentaliza y modifica el sistema de elección de autoridades en dichas escuelas.

Este paso es muy importante de cara a la consolidación de las escuelas para adquirir una ciudadanía universitaria plena dentro de la orgánica de la UNC, lo que implicaría que estas instituciones tengan voz y voto propio en el Honorable Consejo Superior. Una demanda histórica para con la comunidad escolar que tienen la universidad y las distintas gestiones rectorales que pasaron por la Casa de Trejo. En efecto, antes de la aprobación de este proyecto, las elecciones en los colegios eran a través de una consulta no vinculante en el caso del Belgrano. Es decir que, si bien se votaba a las autoridades, quien las terminaba de consolidar era el rectorado ya que los colegios dependen directamente de este. Mientras que el Monserrat elegía a sus autoridades a través del consejo asesor.

La propuesta de la UNC, entonces, fue unificar los criterios de elección y es a partir de allí cuando se empieza a pensar en esta nueva forma de elecciones, permitiendo, además, convertir los órganos de gobierno, que hasta el momento se denominaban Consejos Asesores, en Consejos Consultivos.

Un dato de color (y no menor) es que todo esto se empieza a gestar cuando ambas instituciones llevaban a cabo sus propias elecciones con el sistema antiguo antes mencionado. Por lo que implicó suspender las elecciones en el Manuel Belgrano antes que empiecen y hacer lo propio luego del primer día de votación en el Monserrat.

Sin olvidar que, en el mes de octubre, estudiantes organizados del colegio Manuel Belgrano iniciaron la toma de la institución en reclamo de que se les reconozca el derecho a votar ya que el proyecto establecía que puedan votar estudiantes mayores a 16 años, coartando el derecho a votar a una parte importante de la comunidad estudiantil.

Para finalizar, el rector de la UNC, Jhon Boretto, celebró la aprobación de este proyecto: “estamos saldando deudas en nuestra Casa de Trejo y avanzando, a la vez, en una mayor democratización institucional”. “Esto no significa, sin embargo, que estemos escribiendo sobre piedra. Nos encontramos en un proceso de cambio que no ha concluido y vamos a seguir trabajando en esta dirección, buscando consensos para dar respuestas a cuestiones pendientes y capitalizar experiencias”, concluyó.

Mientras tanto ambos colegios ya pueden avanzar con la normalización de las elecciones suspendidas en pleno ejercicio y así elegir nuevas autoridades.