Común denominador “Lla-Lla”: evitar confrontación con Macri

El llamosismo se expresó sobre la reunión Macri-Llaryora y consideró que “hay que escuchar a todos”. Tras el encuentro de Llamosas y Llaryora en el Palacio 6 de Julio, en el Mójica se muestran expectantes del salto provincial que podría dar el intendente riocuartense y aseguran: “No tenemos temor de que nos midan”.

Julieta Fernández 

Aún no está todo dicho y la incógnita de quién será el compañero de fórmula de Martín Llaryora seguiría latente por un tiempo. Pero luego de la reunión que mantuvieron Juan Manuel Llamosas y Martín Llaryora en el Palacio 6 de julio, se sumó una pequeña cuota de optimismo en el Palacio de Mójica. Desde aquel convenio firmado entre ambos municipios para trabajar en conjunto, el intendente riocuartense y su par de Capital protagonizaron varias fotos. Sus equipos técnicos también han visitado Córdoba en varias ocasiones para continuar con la agenda conjunta planteada por ambos gobiernos. Más allá de las similitudes en materia de gestión, ambos mandatarios serían ajenos a confrontar con el ex presidente de la Nación, Mauricio Macri. 

En el programa Así son las cosas, el jefe de Gabinete municipal Julián Oberti fue consultado sobre las posibilidades de Llamosas de acompañar a Llaryora como compañero de fórmula y aseguró: “No tenemos temor de que nos midan. No van a poder decir que somos un gobierno inmovilizado o que no ha cumplido. Hemos duplicado las cuestiones que tomamos como compromiso”. No obstante, procuró “aclarar” que no se trata de imposiciones y que las discusiones se darán hacia el interior de su espacio político. “Somos orgánicos”, enfatizó. Oberti también respondió en relación al encuentro que mantuvo Martín Llaryora y Mauricio Macri en Buenos Aires. “No tengo participación en esas cuestiones pero sostengo que hay que dialogar con todo el mundo. Estamos todos de acuerdo en el diálogo y en superar la grieta”, manifestó el funcionario. 

Uno de los aciertos del llamosismo en su reelección fue conformar un frente integrado por más de 20 partidos y agrupaciones, entre ellas La Cámpora. El peronismo unido en Río Cuarto fue una alianza celebrada por el propio Alberto Fernández luego de la victoria de Llamosas el 29 de noviembre del 2020. Es que dicho fenómeno resultaría imposible de extrapolar a otros estamentos. “En su método de gestión, Llamosas incluyó a todas las vertientes del peronismo, independientes, el empresariado, los trabajadores. La CGT es una de las columnas fundamentales de nuestra gestión”, consideró Oberti en diálogo con FM Gospel. De este modo, reforzó su mensaje en el que asegura que el llamosismo es capaz de dialogar hasta con sus “adversarios”. Allí se encontrarían tanto el Frente de Todos como Juntos por el Cambio. 

Llamosas nunca se caracterizó por ser un intendente que confronte de manera efusiva y los gobiernos nacionales contemporáneos a sus dos gestiones no fueron la excepción. Durante el macrismo, la relación Municipio-Nación se enfrió durante el último tramo, especialmente por el atraso en fondos para obras como cordón cuneta. Sin embargo, tampoco hubo grandes choques entre el intendente peronista y el fundador del PRO. Una decisión que podría considerarse “lógica”, teniendo en cuenta que a Río Cuarto se la denominó “cuna de Cambiemos” a partir del desembarco del ex presidente en la ciudad (ayudado por el entonces intendente Juan Jure)  antes de sentarse en el sillón de Rivadavia. 

En ediciones anteriores, Alfil expuso las diferencias internas en el Frente de Todos local a partir de que algunos de sus dirigentes decidieran participar de la campaña en favor de Llaryora para las elecciones del 2023. El acercamiento entre el intendente de Córdoba y Macri colocó a esa ala kirchnerista (integrante del llamosismo) en una situación incómoda. Pero lo cierto es que el llamosismo siempre mantuvo un buen vínculo con sectores que, en el plano nacional, comulgaron durante mucho tiempo con las ideas de Juntos por el Cambio. Por ejemplo, el agro y el empresariado. La incorporación del referente del sector bioenergético (Germán Di Bella) a la gestión municipal es otra muestra de ello, ya que el empresario se había mostrado abiertamente “anti kirchnerista” a partir de sus expresiones críticas para con el Frente de Todos. 

El amplio espectro llamosista encierra muchas contradicciones en términos ideológicos pero que, en su síntesis, encontraron una manera de “funcionar” a nivel local. El espíritu dialoguista del que hablan los integrantes del Ejecutivo es lo que lleva a pensar en otro denominador común que tendrían Llamosas y Llaryora: eludir la confrontación con el ex presidente que, en la Capital Alterna de la Provincia, cerró su campaña del 2019 con una Plaza Roca colmada de riocuartenses y vecinos de la región.