Cierre de año movido en la UNRC: asoman las primeras candidaturas

El oficialismo parece tener todo definido para brindar su apoyo a Sergio González, actual secretario académico de la casa de altos estudios. La alternativa opositora se agrupa alrededor de Marisa Rovera, decana de Exactas, mencionada como representante del radicalismo. Los posibles candidatos ya confesaron sus intenciones ante los diferentes claustros y todo indica que el 2023 arrancará a pura campaña.

Por Gabriel Marclé

Las candidaturas de Sergio González y de Marisa Rovera para las elecciones a rector del 2023 están al caer. Faltan ajustar detalles, pero sus lanzamientos serían inminentes.

La carrera por el rectorado de la Universidad Nacional de Río Cuarto empieza a tomar color y suma a nombres propios que empiezan a asegurar su lugar como candidatos. La elección estaba prevista para el mes de abril, antes que se desencadenen los procesos electorales en Córdoba y el país, pero el cronograma electoral fue rechazado por el Consejo Superior en primera instancia por diferencias en la figura de “voto postal”. Aún así, la discusión por la futura dirección de la casa de altos estudios encendió su marcha a través de dirigentes que ya explicitaron su intención de ser elegidos en las urnas junto a consejeros docentes, no docentes, graduados y estudiantes.

La segunda mitad del 2022 venía muy tranquila para la comunidad política de la casa de altos estudios. Luego de lo que fue aquel comienzo de año entre desplazamientos y denuncias cruzadas dentro de la Facultad de Ciencias Humanas o la situación del transporte público que generó cortocircuitos, la interacción entre fuerzas disidentes se había calmado y hasta había ingresado en una etapa de consensos que preparaba al rector Roberto Rovere para un cierre de ciclo sin mayores inconvenientes. Pero antes de alzar la copa para el brindis despedida de año, los aspirantes a sucederlo en el ciclo 2023-2027 ya asomaron en la escena universitaria.

El primer nombre que parece haber confirmado su presencia en las urnas por el rectorado es Sergio González, ex decano de Agronomía y Veterinaria que en septiembre del año pasado fue designado por Rovere al frente de la Secretaría Académica. Días atrás, mientras se encontraba anunciando el inicio de las inscripciones para el 2023, González dio pistas sobre su eventual candidatura. “Me gustaría cumplir ese rol”, le dijo al portal digital CbaHoy, donde confesó estar armando un plan propio que sea puesto a consideración en las urnas. Su lanzamiento es inminente.

El actual secretario académico de la UNRC podría ser considerado candidato del oficialismo por su pertenencia a la actual gestión, aunque podría mantener cierta distancia debido a una serie de cambios discursivos claves para que ese proyecto en construcción tenga un grado mayor de apego -o un grado menor de rechazo- entre la comunidad universitaria. La búsqueda apuntaría a “desperonizar” -mejor dicho, a “deskirchnerizar”- el discurso para acercar a sectores que puedan chocar con la línea política que toca de cerca a la actual gestión. “No hay que ser piantavotos”, comentó.

En ese sentido pretendería avanzar González y el equipo que -de a poco- va conformando. Se menciona que la fórmula con su nombre a la cabeza sería complementada con la actual coordinadora de Planificación y Evaluación Institucional de la UNRC, Viviana Macchiarola. A punto de terminar el año universitario, lo que se comenta desde el interior del Consejo Superior es que ambos cuentan con el “apoyo total” del rectorado saliente.

Frente a la cada vez más vociferada opción oficialista, también surgen las primeras candidaturas en la oposición. Aun sin declararlo públicamente, la decana de Ciencias Exactas, Marisa Rovera, ya le hizo saber a referentes de la comunidad universitaria que en 2023 peleará por convertirse en la primera rectora mujer de la UNRC. Así lo habría admitido días atrás en una reunión con no docentes y en otros claustros también son conscientes de esta opción.

Lo que hasta el momento viene frenando su lanzamiento es la elección de su compañero o compañera de fórmula, ya que Rovera piensa moverse con cuidado a la hora de mostrarse como la candidata de una alternativa político partidaria. Como ocurre en el oficialismo con el peronismo, lo mismo ocurriría en el caso de la iniciativa opositora, aunque en esta ocasión con el radicalismo. A Rovera se la ha vinculado con la UCR junto a otros decanos que estarían dispuestos a sponsorear su candidatura, como lo son Guillermo Mana (Cs. Económicas) y Fabio Dandrea. 

“No quiere ir con cualquiera”, afirman desde el sector allegado a la actual decana de Exactas, quien ya habría puesto su ojo en Rosendo Liboa, docente de Agronomía y Veterinaria, para que sea su candidato a vicedecano. La intención de Rovera es no quedar pegada en una lista puramente radical, pero tampoco ser alcanzada por el germen PRO, que ya estaría preparando una tercera línea para competir con Cesar Casale (director del Departamento de Biología Molecular de Cs. Exactas) y Claudio Forlani (uno de los docentes “M” de Cs. Económicas). De la misma manera, se cuenta que el kirchnerismo universitario podría presentar alternativa propia con nombres cercanos al ex rector Marcelo Ruiz.