Miranda retomó reclamo de Bomberos y La Militante apura al Panal

En vísperas del tratamiento que tendrá el Presupuesto 2023 de la provincia, el legislador Franco Miranda reclamó la incorporación de un Fondo Permanente que responde al pedido de Bomberos riocuartense. El parlamentario oficialista metió presión en HpC y reveló que su agrupación se centra en los proyectos regionales como el de Río Cuarto, donde Adriana Nazario prepara su reaparición en escena.

Por Gabriel Marclé

El legislador Franco Miranda volvió a poner en agenda el reclamo de los Bomberos Voluntarios de Río Cuarto por el reparto de fondos. Planteó modificaciones en el Presupuesto 2023, una acción que también guarda relación con los intereses políticos de La Militante.

El cierre de año sigue dando algunas pequeñas sorpresas dignas de ganarse la atención de quienes observan el camino a las urnas del 2023. En Córdoba, mientras Juan Schiaretti y Martín Llaryora hacen los esfuerzos necesarios para que el cierre de año sea significativo para la obtención de sus objetivos electorales, en el sur brotan gestos que parecen atentar contra la tranquilidad con la que Hacemos por Córdoba pretende afrontar este tramo del año. El tema que reapareció con este fin fue el de la distribución de fondos para el manejo del fuego y -paradójicamente- los responsables de darle cuerda a este tema son integrantes del oficialismo.

El pedido de los Bomberos Voluntarios de Río Cuarto por el reparto equitativo de fondos, una esquirla que todavía genera molestia en el Panal, pese a los varios intentos por quitársela de encima. Pero quien tomó la posta de esta cuestión para insistirle al Gobierno fue el legislador riocuartense Franco Miranda, un oficialista para nada convencional que ayer planteó una modificación al Presupuesto 2023 de la provincia a modo de reclamo.

Miranda sorprendió temprano en la mañana del lunes con un comunicado de su autoría en el que expresaba la necesidad de contemplar el Fondo Complementario para los cuarteles de bomberos en el proyecto de Presupuesto que la Legislatura se encuentra tratando en su segunda instancia. Esta cuestión replicaba la protesta que todo el año vienen encabezando los directivos del cuartel de Bomberos riocuartense y al cual se han sumado varias instituciones de peso. Por primera vez en meses, Miranda habló de un “reclamo” dirigido a los jefes políticos de la alianza que integra. Si bien el Panal ya había respondido con ajustes y promesas de más fondos, el legislador Miranda insistió con lograr una fórmula que calcule los fondos en base a las intervenciones anuales y al número de habitantes.

El tema volvió a la agenda en un momento delicado para la campaña de HpC. Esta cuestión vuelve a meter a Provincia en una zona de incomodidad que apela al discurso “emocional” y expone la necesidad de cambios que solo llegarán si el Gobierno actúa, casi de la misma manera forma en la que se desarrolla el conflicto con los trabajadores de los Hospitales cordobeses. Aunque en menor medida, el problema de los Bomberos genera una sensibilización social que propone otro desafío político para HpC.

En medio de este debate aparece la contradicción política de que sea uno de los suyos el responsable de volver a poner en agenda un tema que el gobernador ya daba por terminado. Lo que se intuye es que el movimiento de Miranda responde más a una cuestión de intereses locales que al impacto provincial. Como se sabe desde hace tiempo, la construcción de La Militante como espacio de construcción regional, aquí en el sur y en gran parte del interior, donde pretenden conformarse como delegaciones oficiales del llaryorismo.

Claro que también está el papel de la agenda riocuartense en la que pretenden instalarse tal como lo han hecho en otras localidades. Es que Miranda no hizo más que proseguir con el trabajo conjunto que mantienen con la institución bomberil desde las gestiones encomendadas por su líder, Adriana Nazario. La ex diputada viene buscando un resquicio en la agenda política y social de la capital alterna para efectivizar su retorno a la discusión pública, esa que se pondrá en valor durante un 2023 donde Río Cuarto no solo atenderá a las elecciones provinciales y nacionales: el año próximo también se dirimirá la lucha por la sucesión del intendente Juan Manuel Llamosas y Nazario suena cada vez más fuerte como contendiente.