Evolución se sube al triunfo de Fernández en la FUA

El radicalismo riocuartense, y en particular el núcleo Evolución, celebró la victoria de la riocuartense Piera Fernández, quien conducirá la Federación Universitaria Argentina. El efecto derrame en la UCR local a partir de la llegada de la joven dirigente a las “grandes ligas”.

Por Julieta Fernández 

La riocuartense Piera Fernández es la primera mujer del interior provincial en conducir la Federación Universitaria Argentina.

“Desde Río Cuarto a conducir el movimiento estudiantil más grande de Latinoamérica. Orgullo riocuartense”, expresó el referente de Evolución Río Cuarto, Gonzalo Parodi, al referirse a la victoria de la dirigente estudiantil, Piera Fernández De Piccoli, quien obtuvo el 47% de los votos para conducir la Federación Universitaria Argentina. La estudiante de Ciencias Políticas en la Universidad Nacional de Río Cuarto representó al Frente Reformista en las elecciones de la FUA y consolidó un nuevo triunfo para los morados, quienes presiden la federación desde 1983. En la oleada de felicitaciones, también se sumó el dirigente provincial de Evolución y diputado nacional, Rodrigo de Loredo; el diputado nacional, Emiliano Yacobitti  y también el gobernador de Jujuy y presidente de la UCR nacional, Gerardo Morales. 

La llegada de Fernández a la conducción de la FUA tiene varios aspectos a resaltar: es la segunda riocuartense en dirigir la federación (luego de Federico Storani) y la segunda mujer en más de 100 años en ocupar ese rol (la primera del interior provincial). En 2019, la dirigente estudiantil había sido protagonista de un hito importante para la Franja Morada en la UNRC: logró la presidencia del Centro de Estudiantes de Ciencias Humanas (la facultad más populosa) luego de 15 años desde que la agrupación morada había conducido ese centro por última vez. El año pasado participó del programa de fortalecimiento de la función pública en América Latina a partir de una beca de la Fundación Botín y actualmente integra el Consejo Superior de la UNRC.

Entre los puntos expuestos por la flamante presidenta de la FUA (en el marco del Congreso que tuvo lugar en la Facultad de Odontología de la UBA), se encuentran la innovación curricular con perspectiva de género y mirada ambiental, la formación en oficios, la incorporación de innovación tecnológica y un plan de inversión que “permita erradicar la brecha digital que tenemos en las universidades”. Entre los desafíos trazados, Fernández señaló la incorporación de una “agenda modernizadora, dinamizadora y de innovación hacia el interior de las universidades”.

 

¿Efecto derrame?

El núcleo Evolución Río Cuarto no dudó en subirse al triunfo de Piera Fernández al frente de la FUA. No solo por tratarse de una dirigente riocuartense, sino también por la cercanía de la Franja Morada local a dirigentes que se referencian en el deloredismo como el precandidato a intendente, Gonzalo Parodi. La organización estudiantil ha sido, junto con la Juventud Radical, una fuerte pata territorial para el radicalismo riocuartense. Además, varios de los dirigentes radicales que actualmente ocupan lugares de representación en el Concejo Deliberante (y que formaron parte de gobiernos municipales radicales) hicieron escuela en la Franja. Dirigentes como Gonzalo Parodi, Carlos Ordóñez, Juan Pablo Casari y Martín Carranza (todos enfilados en Evolución Radical) siguieron de cerca el ascenso de la Franja Morada Río Cuarto, de la mano de Piera Fernández. Estuvieron presentes en el campus de la UNRC cuando se dio a conocer que los morados recuperaban el Centros de Estudiantes de Ciencias Humanas en 2019 y también este año, cuando la Franja Morada retuvo la presidencia del CECH con Carla Smaldone a la cabeza.

De este modo, los referentes deloredistas ejercen una especie de “padrinazgo” en la FM y siguen de cerca la política estudiantil en la casa de altos estudios, atentos a ganar más terreno en los centros de estudiantes de otras facultades y en el propio Consejo Superior. La integración de la JR y la Franja Morada en los distintos plenarios del radicalismo local (reclamada en reiteradas oportunidades por los propios militantes) también permite visualizar una participación más activa de la juventud en el partido centenario. En este sentido, Piera Fernández fue una de las oradoras en el acto de Día de la Democracia encabezado por Gonzalo Parodi en la Plaza Raúl Alfonsín.

La militancia estudiantil (especialmente en las “grandes ligas” como la FUA) es casi un requisito obligatorio en la formación de los nuevos cuadros del radicalismo riocuartense. Es por eso que, más allá de los efectos inmediatos de la llegada de la riocuartense a la conducción de la federación, esta victoria eleva el perfil político de Fernández en la UCR local.