La UNC apuesta a la sustentabilidad con la creación de su secretaría

Germán Stropa, flamante titular de la nueva secretaría, contó a Alfil los detalles y el objetivo de la nueva estructura.

Por Francisco López Giorcelli

El pasado 8 de agosto del corriente año se llevó a cabo la primera sesión ordinaria del Honorable Consejo Superior tras el recambio de las máximas autoridades universitarias, y en la misma se avalaron dos proyectos que redefinen el organigrama rectoral para el trienio 2022-2025. Lo que demuestra que las modificaciones validadas en el recinto no solo apuntan a la descentralización, sino también a la articulación entre las distintas unidades de gestión, el trabajo por proyectos, así como el involucramiento de las distintas unidades académicas y la comunidad universitaria en la gestión del Rectorado.

En esta línea de trabajo que se propuso desde el rectorado es la creación de la Secretaría de Políticas de Sustentabilidad, que asistirá al Rectorado en la formulación y ejecución de políticas que incluyan y consoliden la sustentabilidad en las funciones de la Universidad. Tanto en la gestión de los espacios físicos, así como en iniciativas destinadas a fomentar y promover la participación de la comunidad universitaria en las distintas escalas de intervención.

Germán Stropa, es el titular de la secretaría, quien expuso los distintos objetivos y desafíos que esperan enfrentar a partir de ahora en contacto con Alfil. El secretario reconoce que la misma nace con la necesidad de llevar a cabo políticas ambientales desde una perspectiva de sustentabilidad; es decir, que se lleven a cabo acciones de utilización eficaz de los recursos con los que contamos en la universidad. “Si bien las unidades académicas y la UNC en general realizan distintas acciones ambientales, creíamos que eran aisladas y que era muy necesario un elemento que las coordine para generar un cambio más grande” dijo Stropa.

En cuanto a los objetivos que tienen desde la secretaría, a corto plazo pretenden la instrumentalización de la Ley Yolanda (que tiene como objetivo garantizar la formación integral en ambiente, con perspectiva de desarrollo sostenible y con especial énfasis en cambio climático, para las personas que se desempeñan en la función pública) para funcionarios la Universidad, como así también a miembros de los órganos de cogobierno de las distintas unidades académicas. Y otro objetivo que se plantea, ya a largo plazo, es generar una “Guía de Buenas Prácticas” relacionada al uso eficiente de recursos y al manejo apropiado de los residuos. Esto con el objetivo de concientizar a la comunidad universitaria para que se puedan utilizar nuestros recursos de manera más eficiente, con el cuidado de la luz o el reciclado de distintos materiales reutilizables.

Mientras que, sobre los residuos, afirma que “ya existían convenios con organismos estatales para el tratado de los plásticos y cartones que desechamos, pero también con los residuos patógenos generados en facultades como la de Cs. Químicas u Odontología. A lo que se suma un convenio con el ente Bio Cor y la Secretaría de Gestión de Ambiente y Sostenibilidad de la municipalidad para el reciclado de pilas y poder incorporarlas en la economía circular”.

“Si bien la agenda ecológica, tiene cada vez más impronta entre estudiantes y la sociedad en general, es necesario que nos apropiemos cada vez más de las prácticas ecológicas de cuidado ambiental. Por ejemplo, existen tachos de separación de residuos en nuestra ciudad universitaria, pero aún vemos que hay botellas, vasos y papeles tirados alrededor de los mismos” dijo Stropa. Entonces aparece como un desafío para la nueva secretaria, acompañar a la comunidad universitaria en la creación de acciones y hábitos que generen cambios sustanciales, sobre todo por la responsabilidad generacional que demanda el contexto en el que vivimos.

Para cerrar, el secretario dijo: “vemos que la secretaría nace y se desarrolla con objetivos claros, pensados y trabajados sobre la necesidad de dar un uso eficaz y sustentable de los recursos con los que contamos en nuestra casa de estudios”. “Además de poner atención en la formación de sujetos de cambio en nuestra universidad, quienes aportan a una sociedad más justa y sustentable con nuestro ambiente”, concluyó.