Llamosas apila intendentes y vecinalistas para designio de vice

En una sucesión de viajes y encuentros, el intendente riocuartense sigue sumándole ritmo al proyecto que busca posicionarlo como compañero de fórmula de Martín Llaryora. En Carnerillo fue reconocido por intendentes del departamento y en el sur de la capital alterna recibió la “venia” de José Waicekawsky, histórico dirigente vecinalista, que jugaría a favor de su ascenso.

Por Gabriel Marclé

Llamosas, presente en la celebración de Carnerillo, junto al intendente Iván Galfre (izquierda) y el jefe municipal de La Carlota, Fabio Guaschino (derecha). Más intendentes parecen sumados al plan de ascenso del aspirante a ser declarado candidato a vicegobernador.

Ni el mundial, ni las altas temperaturas, ni los fines de semana pueden frenar un programa de campaña como el que Juan Manuel Llamosas viene encabezando en el cierre de año. Aunque el intendente tuvo tiempo de disfrutar de la victoria argentina en el mundial de Qatar (con camiseta y piluso incluido), su gente comunica que “no hay descanso”. Es que son muchos los tópicos y variables que debe abordar antes que Juan Schiaretti defina al compañero de fórmula de Martín Llaryora, ese cargo al que Llamosas aspira desde hace rato.

La marcha de este “operativo ascenso” viene aumentando ante la inminencia de definiciones, reconociendo que entre diciembre y febrero o marzo se jugarán las últimas cartas para concretar el objetivo deseado. Llamosas viene con fuerza en busca de copar todos los terrenos en los que se pondrá en juego su imagen y el futuro voto de confianza a su figura como eventual vice. En esa marcha, a fines de la semana pasada metió dos acontecimientos significativos para su plan, uno con intendentes de la región y otro con el vecinalismo fuerte.

Tal como Alfil lo adelantaba en publicaciones anteriores, Llamosas iba a apostar por la expansión de su territorio de dominio para convertirse en algo más que el intendente de la segunda ciudad más importante de la provincia. Su buscado rol dirigencial de todo el sur provincial -condición clave para el ascenso- lo llevó a copar los flashes de una fiesta en la que asistió casi como un invitado de honor.

Se trató del cumpleaños nº135 de Carnerillo, una pequeñísima pero significativa localidad para el área de dominio llamosista. El pueblo gobernador por el peronista Iván Galfre se convirtió en un punto de encuentro tanto para delegados regionales del Panal como para el aspirante a vicegobernador, concretando el encuentro de otros mandatarios de la zona, como Fabio Guaschino (de La Carlota, quien ocupó el octavo lugar en la lista de diputados de HpC), Ariel Moreyra (Ucacha) y Gerardo Allende (Santa Eufemia). 

“Es una alegría recibir al Intendente Llamosas en nuestro cumpleaños, trazamos un compromiso de trabajo entre ambos para seguir avanzando hacia el progreso”, dijo el intendente carnerillense durante la fiesta del pueblo, confirmándose como integrante de la maniobra de proyección del riocuartense que sigue apilando intendentes. Mientras camina la región, el plan avanza con los convenios de colaboración en General Deheza, Sampacho y San Basilio, además de la alianza estratégica con los municipios de las llamadas “sierras del sur” para trabajar la campaña en la crucial temporada de verano. De esta manera, el equipo de Llamosas espera juntar a veinte intendentes que clamen por él antes que termine el año.

El plan para copar el territorio del sur avanza, aunque más lento de lo que esperaba el propio Llamosas tiempo atrás. Es que la imposibilidad de delegarle la gestión municipal (no formalmente) a otra figura de su gabinete lo atornillan al sillón de Mójica, entendiendo también que, sin las obras, planes, inauguraciones y reuniones sociales en la capital alterna, las chances de proyección serían prácticamente nulas. “Lo que vale, lo vale por su gestión”, responden desde Provincia ante la consulta de Alfil.

Vecinalismo fuerte

La agenda municipal termina ocupando casi la totalidad del tiempo disponible para que Llamosas siga trabajando su integración a la fórmula oficialista. Es por eso que el intendente aprovecha cada paso de su gestión para reconfirmar el apoyo interno que le revelan las encuestas. Hace unos días fue turno del histórico vecinalismo, refuerzo de importancia en este momento de la campaña “Llamosas vice”.

El intendente llevó a parte de su gabinete para una reunión con instituciones en el sur de la ciudad. Allí se encontró con José Waicekawsky, un “influencer” de la dirigencia vecinalista riocuartense, presidente de la vecinal Bº Fénix y referente del sur de la ciudad que recibirá próximamente una importante cantidad de obras. La ofrenda en forma de pavimento y cordón cuneta que Llamosas le hizo llegar al sector repercutió en una especie de “venia” que el referente del vecinalismo fuerte, con 65 años de experiencia, le dio al proyecto de ascenso.

Desde el llamosismo destacaron el gesto de aprobación de Waicekawsky como una pequeña doble victoria. Es que no solo se daban garantías respecto a la difusión territorial de su campaña por la vicegobernación, sino que también llegaba de un dirigente que viene de una tradición radical por la lógica dinámica entre su sector y los intendentes boina blanca que dominan el historial de gobierno en la ciudad. “Vamos por más”, adelantaron desde el llamosismo sobre la forma en la que pretenden integrar a todo el vecinalismo para que “la fuerza de Río Cuarto” deposite a su intendente en el segundo cargo provincial de mayor importancia.