Gobierno: otro intendente se suma al ministerio de López

El jefe comunal de Freyre, Augusto Pastore, pidió licencia municipal para asumir como secretario de Coordinación Territorial en el Ministerio de Gobierno y Seguridad. Hombre cercano al vicegobernador Manuel Calvo. Tensiones en el llaryorismo.

Por Yanina Soria

Nuevos movimientos políticos asoman en el equipo del gobernador Juan Schiaretti. En los próximos días, otro intendente del interior será dado de alta en el gabinete provincial, concretamente en el ministerio de Gobierno, recientemente fusionado con la cartera de Seguridad. 

Será en la secretaría de Coordinación Territorial de la Provincia, un cargo creado en julio del 2021 durante la gestión del por entonces ministro de Gobierno Facundo Torres, y que permanece acéfalo desde junio de este año luego de que el llaryorista Federico García (referente del departamento Río Segundo) renunciara como viceministro de Gobierno. 

Hasta ese momento, la coordinación con los 427 municipios estaba a cargo del intendente de Noetinger (en uso de licencia) Lito Bevilacqua quien luego pasó a reemplazar a García en la secretaría de Gobierno dejando vacante hasta ahora esa área. 

Hace dos meses, el dirigente del departamento Unión fue ratificado por Schiaretti en ese lugar, tras la ola de cambios que se aplicaron en distintos ministerios y por los que Torres pasó a la cartera de Empleo y Formación Profesional. 

Ahora, con la reestructuración más importante ya ejecutada tras la salida obligada de Alfonso Mosquera de Seguridad y los enroques internos, el gobernador firmará el decreto de designación del nuevo funcionario. 

Se trata de Augusto Pastore, alcalde de la localidad de Freyre, departamento San Justo, quien el viernes pasado pidió licencia y dejó sus funciones en la Municipalidad local. 

Según se informó desde el “súper ministerio” que ahora comanda Julián López, el nombre del dirigente del este provincial sonaba desde hace rato en la Provincia y con su incorporación el organigrama de esa área quedará completado. 

Si bien cada nombramiento es decisión final del propio mandatario provincial, dentro del mapa del peronismo cordobés, a Pastore se lo ubica políticamente muy cercano al vicegobernador Manuel Calvo, también oriundo del departamento San Justo. 

Precisamente esa situación hizo reeditar viejas tensiones con el llaryorismo; pues, con la salida de García, el intendente de Capital y candidato a gobernador por Hacemos por Córdoba, se quedó sin representante propio en la estructura provincial. Una demanda que le vienen haciendo los suyos al propio Llaryora, incluso, cuando comenzó a funcionar la mesa política de campaña con ministros schiarettistas y reclamaban allí una silla para el diputado Ignacio García Aresca. 

Lo cierto es que Calvo y Pastore cultivan una relación política desde hace años; de hecho, el actual vicegobernador fue uno de los que apuntaló la candidatura municipal del dirigente peronista en Freyre allá por el 2015. Actualmente, es común verlos compartir actos institucionales. 

Pastore, además, integra el grupo Generación X, un espacio político autodefinido como orgánico con el Panal, que empuja bloque desde el interior con consignas de renovación, y demanda lugares en la mesa de discusión política. Pastore, será el tercer nombre que ese sector proyecta a la estructura del Gobierno; además de Bevilacqua, Gastón Re dejó hace poco la intendencia de Oncativo para asumir en la Agencia Córdoba Cultura.