Encuentro Macri-Llaryora evidenció (de nuevo) la división en la UCR

El partido salió con un comunicado el viernes por la tarde. Y Orlando Arduh, jefe del bloque Juntos en la Legislatura, salió a criticar una vez más a Juez.

Así como hubo repercusión en el PRO a raíz de lo que fue el encuentro entre el expresidente Mauricio Macri y el intendente Martín Llaryora, en la UCR, columna vertebral para muchos de la coalición en Córdoba, también hubo ruido. El partido que preside el diputado Marcos Carasso salió con un comunicado en la tarde del viernes a criticar la reunión diciendo “no tenemos nada que ver con ninguna de las versiones sea del gobierno de Juan Schiaretti o de Martín Llaryora”.

“Somos muy diferentes a Hacemos Por Córdoba y por eso somos oposición. Nos diferenciamos de un gobierno provincial que tiene la salud y seguridad explotadas, los jubilados debajo de la línea de pobreza, la educación reducida, que manipula la justicia para proteger a los funcionarios y amigos del poder copiando los modos del Gobierno K”, expresaron. Y dijeron “queremos ser parte y profundizar un espacio político que marque con nitidez las profundas diferencias con el peronismo cordobés, al cual la posibilidad de la alternancia lo incomoda, algo que poco tiene que ver con el supuesto ‘republicanismo’ que algunos le adjudican.

Y cierra el comunicado de cinco puntos con esta frase: “el radicalismo tiene dirigentes de probada pertenencia e identificación con valores que dan razón a la existencia de Juntos por el Cambio, capacitados y honestos, que son una excelente alternativa para las elecciones de 2023”.

Más allá del documento, que no llevó firma de ninguno de los dirigentes, aunque sí tenía lógicamente el aval de Carasso, que horas antes se había manifestado con dureza acerca del encuentro, la grieta en la UCR volvió a quedar en evidencia. A muchos los incomodó el silencio o la respuesta edulcorada de Rodrigo de Loredo sobre la reunión de Macri que en el último tiempo se había mostrado muy cercano al líder de Evolución, y hubo otros que salieron a criticar a Luis Juez, como fue el caso del legislador provincial Orlando Arduh.

“Juez otra vez se va de boca. Critica a Macri por haberse reunido con Llaryora y habla de ‘enemigos’ alguien que ha hecho un sinfín de alianzas y acuerdos electorales con numerosos dirigentes que alguna vez también trato como enemigos.  La institucionalidad fue una gran característica de Macri cuando fue presidente y no vemos en esa reunión nada que nos sorprenda”.

“Juez tiene que acostumbrarse a que en política no hay enemigos, solo hay pares que a veces piensan distinto o abrazan ideologías partidarias diferentes. Si cree que dialogar es confundir, Cambiemos siempre ha sido a nivel nacional un emblema del diálogo. Hay que dejar atrás ese concepto de grieta que tan mal nos hizo”, dijo Arduh.

En tanto, Marcelo Cossar, del bloque Juntos UCR, dijo en sus redes: “no suma, jode y molesta. Igual, ya nadie de afuera podrá dividir lo que la gente unió y la dirigencia entendió. El año que viene, Juntos terminará con un cuarto de siglo de peronismo y privilegios en Córdoba. ¡Tenemos con qué!”.