Enroque corto en Río Cuarto

Por Gabriel Marclé y Julieta Fernández

 

Bruno agarró la pala

Edgar Bruno, intendente de Canals

El periodista recibía el mensaje de un dirigente peronista que le compartía imágenes de una acción que se produjo en la localidad de Canals.

Dirigente: Parece que Edgar Bruno agarró la pala. Y no lo digo en sentido figurado.

Periodista: ¿A qué se refiere?

D: Mire estas imágenes. El intendente se vistió de obrero y salió a pavimentar calles junto a la cuadrilla de obras públicas. Estuvo hasta las 3 de la madrugada compartiendo imágenes y videos de esta actividad. Campaña al extremo.

P: ¿Usted dice que esto tiene fines políticos? No me había dado cuenta (risas)

D: Es que Edgar viene construyendo esa figura de intendente “popular”, cercano a la gente y todo eso. Aunque acá ya directamente se puso el overol y salió directo a laburar. No tengo números, pero supongo que estas acciones deben medir bien entre la gente. 

P: ¿Y qué le pareció esto a usted?

D: Más allá de la puesta en escena, fue bastante osado. Le digo, esto deja en offside a otros que ni loco se sacan el traje y los zapatos. Seguro algún intendente saldrá a hacer lo mismo en estos tiempos. ¡Se nota que ya llega el 2023!

Carrizo, ausente para los pibes

El periodista recibía un mensaje de su informante en el Concejo Deliberante, quien le comentaba sobre una particular situación que se vivió en la última sesión del Parlamento Estudiantil, el espacio legislativo que incluye a jóvenes estudiantes del nivel secundario de toda la ciudad.

Informante: Puedo decirle con seguridad que por primera vez “se picó” en el Parlamento Estudiantil. Casi tanto como los momentos más calientes de los jueves.

Periodista: A eso no me lo esperaba. ¿Qué ocurrió?

Informante: Como sabrá, fue el último encuentro del año para el Parlamento y hubo muchos proyectos, pero también balances de la experiencia en un año que significó la vuelta de este espacio después de la pandemia. En medio de la sesión, uno de los jóvenes “concejales”, representante del colegio San Francisco, pidió la palabra y lanzó una bombita que dejó a todos con la boca abierta.

P: Ya dígamelo que me genera muchísima curiosidad.

I: El estudiante planteo su reclamo con la forma en la que trabajaron. Dijo que esperaban que la próxima haya más compromiso por parte del Concejo Deliberante porque no habían sido acompañados por el concejal designado en ninguna de las tres instancias. Hubo como un murmullo generalizado, con gente que se preguntaba de quién estaba hablando. Después de algunos minutos, quedaba claro quién había sido el concejal que debía trabajar con el grupo de ese colegio. Se trataba de Pablo Carrizo.

P: ¿Acá también le reclamaron su ausencia?

I: Sí, pero esta vez fue mucho más fuerte que en otras ocasiones. La verdad, para alguien que pretende ser intendente con el voto de la juventud, no es bueno que los propios jóvenes le marquen su falta de compromiso. Por lo que contó este estudiante, Carrizo no los acompañó a trabajar los proyectos. Parece que no solo se ausenta de las comisiones del Concejo, sino que también deja en banda a los pibes.

P: Y se lo dijeron en la cara. No se puede disimular.

I: Muy valioso lo que hicieron los chicos del San Francisco con no quedarse callados y pegarle un reto al concejal. Un ejemplo para el resto del Legislativo que le deja pasar todo. Seguro Carrizo debe tener alguna excusa, como siempre; o tal vez debe sentirse cada vez menos concejal mientras avanza hacia el juicio que le espera en unos meses (el edil será juzgado por violencia de género hacia su ex pareja).

 

La tormenta de noviembre

La cronista recibía un mensaje de un informante que se refirió a la tormenta y las lluvias del fin de semana. 

Informante: ¿Tuvo un fin de semana tranquilo o estuvo renegando como yo? 

Periodista: Ni me recuerde. Quise aprovechar el finde largo al aire libre pero poco se pudo hacer. Salvo ayer que mejoró bastante, fue un fin de semana para el encierro. 

I: Y ni hablar de lo que se vio en algunos barrios: árboles caídos, techos volados. Es una especie de tormenta de Santa Rosa que llegó un poco más tarde y no da tregua. 

P: Siempre ocurre algo en esta época. De hecho, por tormentas así se creó un fondo de emergencia hace un par de años. 

I: La tormenta de diciembre del 2013 fue el disparador. Menos mal que lo del fin de semana estuvo lejos de eso pero siempre pasa en esta altura del año. Me enviaron un par de fotos en donde la Muni tuvo que intervenir. Ya sea con tareas de limpieza o asistencia. Y justo facebook me tiró un recuerdo de hace dos años. ¿Recuerda qué pasó hace casi dos años en la ciudad?

P: Las últimas elecciones municipales, supongo. 

I: Así es. Días antes hubo una tormenta “heavy”. Recuerdo a (Gabriel) Abrile y a muchos radicales compartiendo videos de las calles anegadas. 

P: Es cierto. Pero no vi mucho de eso ahora… 

I: Pero si llega a haber temporales como estos para las próximas elecciones, habrá varios con los escraches en redes a la orden del día. Estas tormentas suelen ser una “prueba de fuego” más para la política. 

 

Esperando a la Scaloneta

Un integrante de la gestión hablaba con la cronista sobre el horario del partido de la Selección Argentina (en el marco del Mundial de Qatar 2022) previsto para hoy a las 7 de la mañana. 

Integrante gestión: ¿Y? ¿Cómo vienen esos preparativos para ver el partido mañana? (por hoy).

Periodista: Probablemente con mates en casa. Mi jornada laboral no suele arrancar a esa hora así que lo veré tranquila. Me intriga cómo será en el Palacio (de Mójica) todo esto (risas). 

I G: Mire, no puedo hablar por todas las áreas pero creo que varios optarán por ir unos minutos más tarde a trabajar. Otros quizás sí lo vean en las oficinas. Pero, en general, creo que la mayoría optará por ir después. O eso haré yo, por lo menos. Después se recuperará esa hora (risas).  

P: Permítame dudar si todos recuperarán esas horas (risas). De todos modos, dificilmente alguien ande por la calle a esas horas. 

I G: Tal cual. Va a estar muy tranquilo todo, salvo que ocurra algún imprevisto. Por eso no creo que sea problema que algunos vayamos unos minutos más tarde a las oficinas. Bueno, aunque para algunos funcionarios ya es costumbre aparecer recién después de las 9 o incluso un poco más tarde…

P: Así que su idea era chicanear a algunos de sus compañeros (risas). 

I G: No diré más nada. Al que le quepa el poncho que se lo ponga. Pero mire lo que logra la Scaloneta: nada más y nada menos que hacerlos madrugar (risas).