Expectativa en UCR y JpC por anuncio de De Loredo

El radical dará a conocer hoy diez propuestas para la provincia de Córdoba. Algunos esperan que, además, pronuncie una frase contundente que despeje dudas sobre sus planes 2023

Por Alejandro Moreno 

Rodrigo de Loredo ratificará hoy sus aspiraciones provinciales cuando dé a conocer diez propuestas para Córdoba, aunque buena parte de la dirigencia y la militancia radical (y aliancista) aguarda con expectativas que, literalmente, diga que es candidato a gobernador. Las señales son evidentes, pero no calman la ansiedad.

En la Facultad de Ciencias Agropecuarias, en la Ciudad Universitaria, De Loredo encabezará un evento revestido de misteriosos contornos, como le gusta hacerlo para captar la atención. Desde hace semanas, difunde por las redes sociales una publicidad en la que aparece practicando la cetrería, con un águila posada en su brazo izquierdo, y en la que llama a “volar más alto”.

De Loredo osciló durante buena parte del año entre dos opciones: las candidaturas a gobernador y a intendente de Córdoba. A comienzos de octubre, en el acto realizado en el Comedor Universitario inclinó claramente las acciones hacia la lucha por el Panal, pero en el universo de la desconfianza, sus colegas de la política quieren que diga una frase que no deje lugar a dudas. De hecho, se preguntan, ¿por qué si es tan sencillo hacerlo, en medio de tantas señales claras de que va hacia allí, no pronuncia en voz alta y clara sus ambiciones?

¿Tendrá hoy esa contundencia en el breve discurso con el que cerrará el evento? Probablemente, no.

Las encuestas conocidas, y sobre las que conviene ser muy cautos por su mala fama bien ganada, indican que De Loredo la tendría bastante fácil si va por la Intendencia de Córdoba, mientras que depende quién difunda la suya, corre un poco de atrás, o parejo, si compite por la Gobernación. Mientras no salga de una de las dos mediciones, los demás protagonistas de la novela partidaria y aliancista no están seguros de cómo jugar, y de ahí la impaciencia de tantos.

Ayer, el intendente Marcos Ferrer, socio político de De Loredo, dijo a Alfil que “las ansiedades de los demás no nos va a acelerar los tiempos”. Igual, sostuvo que, desde su punto de vista y de otros intendentes, “Rodrigo tiene que ser candidato a gobernador”. También, reconoció que habiendo otro dirigente con el mismo objetivo (por Luis Juez), quieren ser prudentes para cuidar la unidad de la alianza.

Precisamente en los últimos tiempos los aliancistas cordobeses vienen dando exhibiciones amistosas para el gran público, más allá de que por debajo de la mesa cada cual haga su juego.

El acto de De Loredo en el Comedor Universitario contó con la presencia de casi todo el arco político de Juntos por el Cambio. Solo faltó Ramón Mestre, aunque fueron los mestristas. Este sábado, Mario Negri llevó adelante un encuentro para analizar ideas para el futuro de Córdoba al que concurrieron, otra vez, todos; incluso, De Loredo y Juez se sentaron uno al lado del otro. Para el evento de hoy se aguarda, nuevamente, que haya un lleno completo del álbum de figuritas de la coalición. Y el miércoles, Mestre tendrá su momento en el club Argüello Juniors y todos prometen ir (aunque a mediados de semana, las agendas conceden mejores excusas).

A medida que pasa el tiempo, la tensión es mayor entre De Loredo y Juez; el radical quiere que se oficialice un reglamento que prevea la cláusula democrática (elecciones internas) para definir las candidaturas si no hay acuerdo; y el jefe del Frente Cívico se abraza a la idea de las encuestas.