El reglamento vuelve a enfriar la relación entre Juez y De Loredo en Juntos

Hoy habrá reunión de la Mesa Nacional de la coalición y el caso Córdoba estará en estudio. Las condiciones que pone el diputado nacional y la decisión de parar la pelota en el entorno del senador.

Por Gabriel Silva

“El Instagram y las redes no siempre reflejan la realidad”. La frase no la soltó un experto en redes sociales a quien la realidad 3.0 lo definió como community manager. La afirmación corresponde al integrante de uno de los partidos de Juntos por el Cambio que viene siguiendo el minuto a minuto del reglamento y la reconoció a Alfil. Y agrega, además, que en los últimos días el reglamento “se empantanó”. O, como definen otros integrantes de la coalición: “se enfrió, se congeló”.

En los últimos días, a las fotos conjuntas del senador Luis Juez y el diputado nacional Rodrigo de Loredo compartiendo diferentes actividades; entre ellas el partido de Talleres el domingo en el Kempes, se las contrapuso con las discusiones que tienen los coroneles de cada uno en la batalla por el reglamento.

Y ahí, la sintonía no es la misma. Es más, el propio Juez hizo correr a uno de sus alfiles de la discusión y en la orden de replegar vino la segunda parte de la estrategia: enfriar. Notan en el Frente Cívico cierta ansiedad del deloredismo por apurar el reglamento para llegar a la interna y temen que esto los termine condicionando más adelante según sostienen los escribas de lo que ya se convirtió en un borrador constante.

Hoy habrá un Zoom de la mesa nacional de la coalición y se debatirán –entre varios temas- lo que ocurre con los reglamentos de cada distrito.  Córdoba será un caso más, pero una discusión que preocupa a los popes a nivel nacional y es por eso que los representantes cordobeses en esa mesa pidieron detalles de cómo está la discusión mediterránea.

Por su parte, en Córdoba el PRO y el juecismo, sectores que mantuvieron conversaciones el viernes al mediodía y reactivaron en el inicio de la semana, acusan al radicalismo de pretender arrastrarlos a su constante clima de fricción. Mientras que el centenario partido sostiene que el Frente Cívico “aún no digiere la interna”. “Cualquier cosa que sea firmar los expone a adelantar los tiempos y ellos prefieren esperar a que le digan a Juez ‘el mejor candidato sos vos’ para después repartir el proyecto”, aseguran.

Igual, aquellos que tratan de mantener cierta equidistancia en la discusión señalan que el reglamento sin la alianza es letra muerta. Si no se consolida la coalición, el reglamento como herramienta carece de sustento porque es un anexo de la sociedad entre radicales, juecistas, el PRO y la Coalición Cívica.

Y aseguran que el último enojo del eje Juez-PRO con De Loredo vino por el lado de la inclusión de la junta electoral en el reglamento y por el ingreso de otros jugadores en la discusión cuando el interlocutor para muchos era el intendente de Río Tercero, Marcos Ferrer. La entrada del concejal Esteban Bría no fue vista con buenos ojos por algunos de los socios de De Loredo y durante el fin de semana lo hicieron saber.

A lo que se agrega otra discusión porque no cayó bien en la mesa del senador y los amarillos que el deloredismo pretendiera imponer el reglamento que llegó con el aval de todo el radicalismo. Porque, como cabe recordar, hace casi un mes el diputado consiguió el respaldo del resto de los núcleos partidarios y elevó ese bosquejo a los otros socios de la alianza.

“Ni el PRO, como así tampoco el Frente Cívico, avalamos el reglamento de De Loredo. Los reglamentos no se acuerdan en el órgano partidario de cada fuerza, el texto se discute entre los socios y la facultad de cada herramienta partidaria es la adhesión a la alianza”, reconocieron a este diario desde Juntos. Malestar al que le suman otro como la estrategia del diputado de hacer dos reglamentos con dos internas, una para la Provincia y otra para la Capital.

Hay radicales que creen que el peronismo despegará la fecha provincial de la municipal; y De Loredo pretende no definir todo de antemano. Lo que le podría dar aire para correr las dos carreras. “Eso estaba claro de antes”, dijo un radical y hay un amarillo que lo negó de manera categórica.

Aunque en el radicalismo van por más. Creen incluso en la necesidad de dos reglamentos porque las fechas despegadas puede condicionar no solo las candidaturas, también los partidos que conforman la alianza. “A lo mejor, hay otros partidos, se puede agrandar o achicar la coalición”, reconoció un radical que admite que, así como un triunfo ordena, una derrota complica.

Por último, la reunión del Comité Provincia UCR de hoy estará enfocada en la tensión en La Falda con el enfrentamiento entre el actual intendente Javier Dieminger y su antecesor, el histórico Eduardo “Cacho” Arduh. Una fricción que, para muchos, sirve como muestra del microclima aliancista.