Holmberg: Depetris abandona la gestión (¿diferencias con Negro?)

Alfredo Depetris renunció de manera “indeclinable” a su cargo como secretario de Salud y Acción Social del Municipio. La decisión se daría en medio de rispideces con el oficialismo, luego de que trascendiera que el intendente se inclinaría por el radical Alaniz como su potencial sucesor. No obstante, “Minino” podría ir por la vía judicial y apostar a una nueva candidatura.

Por Julieta Fernández

Miguel Negro participó del encuentro que tuvo lugar en su localidad (Holmberg) y en el que otros 14 jefes municipales del departamento consideraron acudir a la Justicia para tener la oportunidad de ser candidatos en el 2023. Las idas y vueltas en torno al proyecto de la re reelección de intendentes (que finalmente no fue tratado en la Legislatura) llevaron a que la localidad del Gran Río Cuarto tenga a su longevo intendente en una especie de vaivén. Cuando la “re re” parecía una iniciativa a punto de aprobarse (en junio de este año), “Minino” aseguró que sería candidato nuevamente a pedido de dirigentes y vecinos de Holmberg que le decían “seguí cuatro años más”. 

Esta semana se conoció la renuncia del secretario de Salud y Acción Social del Municipio, Alfredo Depetris (quien también preside el Partido Justicialista en Holmberg). Depetris integraba la “rosca de sucesores” que se había conformado ante un escenario que planteaba la re reelección de intendentes como algo cada vez menos factible. Junto al peronista Marcelo Dutto y el radical Ignacio Alaniz, el titular del PJ formó parte de las discusiones por la sucesión en Holmberg ante el inminente fin de la era “mininista”. 

En la presentación de su renuncia como funcionario municipal (y como médico del dispensario de dicha localidad), Depetris argumenta que se debería a razones personales. Si bien no hay una confirmación de que la renuncia sea consecuencia de diferencias políticas, los últimos meses se llevaron a cabo diversas reuniones de dirigentes del Gran Río Cuarto en las que se evidenciaron desacuerdos en relación al modelo aliancista que impulsa Miguel Negro. Lo que habría generado más ruido en algunos dirigentes del PJ es en que el ex candidato radical, Ignacio Alaniz, sería el primer suplente en caso de que Negro no acuda a la vía judicial para poder ser reelecto (o que dicha resolución judicial no juegue a su favor). 

“Es una cuestión 100% pragmática”, señalaba un dirigente de la región en relación a la decisión de Negro de incluir al radicalismo en una futura alianza. Si “Minino” no puede volver a la carrera electoral, se inclinaría por colocar a Alaniz como candidato en representación de su espacio. Por ahora, esta opción estaría descansando en el banco de suplentes hasta que se confirme si el longevo jefe municipal puede volver a competir por un décimo mandato (y romper un nuevo récord). De ser así, el radicalismo de Alaniz acompañaría de igual manera la candidatura de Miguel Negro. 

La salida de Depetris del gabinete municipal abrió varios interrogantes. Uno de ellos es si el dirigente peronista se aprestaría a una candidatura por fuera de la estructura “mininista”. Según pudo conocer Alfil, en las últimas semanas se convocaron reuniones en el PJ de Holmberg para seguir analizando el modelo aliancista impulsado por Negro. En este sentido, algunos miembros del partido no se mostraron en desacuerdo con la idea del intendente, por lo que el posicionamiento de Depetris no habría tenido el acompañamiento esperado de todos sus compañeros.

“Minino volvió a ponerse el traje de candidato”, decía un dirigente regional a este medio al mencionar la presencia de Miguel Negro en la reunión de intendentes (presidida por Martín Llaryora) en Adelia María. Las casi cuatro décadas de Negro en la Municipalidad le valieron el acompañamiento de buena parte del peronismo regional, que no vería con malos ojos la propuesta aliancista en tanto le sea útil al propio intendente. Incluso hubo quienes interpretaron la presencia de Negro en la reunión de Llaryora como un acercamiento al propio Panal y una especie de “mensaje provocador” a su adversario, Maximiliano Rosetto. El concejal opositor en Holmberg también se ha mostrado cercano a Llaryora y ha participado de los operativos clamor de La Militante que pedían su candidatura a gobernador para el 2023.