Enroque corto en Río Cuarto

Por Gabriel Marclé y Julieta Fernández

 

Reanimando… la campaña

Gabriel Abrile

El periodista conversaba con un dirigente radical sobre la aparición de diferentes iniciativas que sugieren el comienzo de una anticipada campaña interna dentro del radicalismo riocuartense.

Periodista: Che… todos están pendientes de lo que ocurre en Córdoba con las elecciones del año que viene, pero acá hay correligionarios suyos que no quieren saber nada con eso y se muestran decididos a ir por la intendencia. Dígales que falta mucho para eso…

Dirigente: ¿Se piensa que no lo saben? Pero no les queda otra más que esa para sobrevivir y ganar trascendencia en la agenda. Saben que son muy bajas las chances de ganarse algún lugarcito en las listas o pegar algún eventual carguito provincial, por eso salen a decir que a ellos solo les interesa Río Cuarto. Lo respeto, cada uno con lo suyo va avanzando. Aunque algunas plataformas necesitan un poco más de aire.

P: ¿A qué se refiere?

D: Mire el caso de Gabriel Abrile. Cada tanto aparece recorriendo algunos barrios, charlando con vecinos y en reuniones institucionales, pero su principal actividad de campaña sigue relacionada a su profesión como médico. La verdad es que se lo ve más activo en los cursos de reanimación cardio pulmonar que en el lanzamiento de propuestas o proyectos. Mire, lo preferiría más activo en la rosca que haciendo esto.

P: O sea que usted lo quiere a Abrile rosqueando y no dando cursos de una maniobra que puede salvar vidas. ¿O entendí mal?

D: No me busque roña, se lo pido. Lo que digo es que cuando fue por el lado de la salud y su rol médico, no le funcionó como esperaba. ¿Se acuerda de los slogans que usaba? Era “El médico que necesita Río Cuarto”, o algo así. Como que iba a curar la ciudad. Me parece muy básico.

P: A usted le parecerá eso, pero los asesores que tenía lo vieron como una buena opción. Se ve que les cerraban los números.

D: ¡Ja! No me haga reír. Abrile tiene que ser más político, porque de otra manera no va a poder juntar adhesiones. Todavía está a tiempo de ponerle un desfibrilador a su campaña.

 

“Guarda con Milena”

El periodista dialogaba con su informante dentro del PJ regional, quien le compartía una corazonada sobre el rol de una dirigente en el futuro de Hacemos por Córdoba.

Informante: Le tengo que compartir algo que vengo viendo en estos días. Tiene que ver con la situación de la legisladora Milena Rosso.

Periodista: La vi el lunes, junto al gobernador.

I: Justamente a eso quería hacer referencia. No sé si se le ocurrió, pero a mí me despertó la intuición el hecho de tenerla presente en Río Cuarto en un acto importante. Unos días antes, lo acompañó a Martin Llaryora en una parte de la gira que hizo por el departamento.

P: ¿Y qué me quiere decir con eso?

I: Que, evidentemente, la ex intendenta de Suco está ganando lugar en la consideración de la primera línea oficialista. Como si estuviera encaminada a subir algunos puestos en la carrera hacia el 2023. Parece que superó el golpecito que sufrió hace un tiempo, cuando la descubrieron jugando a los jueguitos del celular mientras sesionaban por el juego online.

P: ¡Me acuerdo de eso! Pero, ¿usted me sugiere que pueden ofrecerle algún cargo provincial?

I: No sé si un cargo, pero tal vez podamos verla a la legisladora en algún lugar más alto de la lista del 2023. Si viene algún ministerio o secretaría, sería después que ganen. Usted anote esto… yo sé por qué se lo digo.

 

¿Renuncia a las comisiones?

La cronista dialogaba con un informante del Concejo Deliberante luego de que se conociera que el edil Pablo Carrizo dejará de integrar las comisiones de las que formaba parte. El presidente del bloque oficialista, Guillermo Natali, lo confirmó al programa Así son las cosas. 

Periodista: ¿Escuché mal o Carrizo dejará de asistir a las comisiones?

Informante: Es lo que dicen. La presidenta del bloque, Miriam Salvatierra, sería la representante de Política Abierta en todas las comisiones. La verdad, creo que va a verse muy atareada (risas). 

P: ¿Pero esto es legal?

I: Según lo que dijo Natali en la radio, no habría alguna cuestión formal que “obligue” a los concejales a participar de un número puntual de comisiones o de alguna comisión en particular. Pero eso se cae rápidamente cuando uno lee la Carta Orgánica. El artículo 8 habla de la asistencia de los concejales y dice claramente que están obligados a asistir a todas las sesiones del Concejo desde el día de su incorporación y a las reuniones de las comisiones de las que forma parte. 

P: Ahí quizás esté la “trampa”. Si Carrizo no integra ninguna comisión, ¿no se ve obligado a ir a ninguna? Pregunto seriamente para tratar de entender… 

I: A mí me cuesta creer que se pueda tomar con tanta liviandad algo así. También hay un discurso anti política muy fuerte que dice que las comisiones solo son para “charlar y tomar café”. En realidad, depende de la voluntad que tengan los ediles de laburar y debo reconocer que hay gente que hace muy buenos aportes en las comisiones. Que después no se tengan en cuenta a la hora de votar un proyecto, es otra cosa pero no se las puede bastardear así a estas instancias. 

P: Le repito. Me cuesta entender que esa decisión no sea cuestionada dentro del Concejo… 

I: Veremos si se plantea algo dentro del Legislativo. Hay ediles del oficialismo que más de una vez le han tirado un palito al concejal por no asistir a las comisiones. Se ve que volvieron algunas cosas del Carrizo “rebelde”. Lástima que se le paga por ser concejal, no por hacer laburo social. 

P: Otra cosa que me acabo de acordar. Se le preguntó a Natali por el tema del repudio de JpRC a Carrizo por las denuncias por violencia hacia su ex pareja… 

I: Dijo lo que se esperaba. En consonancia con la postura que viene manteniendo el PJ, prefirió no opinar. Aclaró que el bloque repudiaba “todo hecho de violencia” pero lo cierto es que, en este contexto, esa respuesta se queda muy corta. 

 

Autovía sigue en pie

La periodista recibía un mensaje de un dirigente radical, quien le transmitía que la obra de la Autovía Río Cuarto – Holmberg sigue ejecutándose pese al amparo de los comerciantes de la zona. 

Dirigente radical: La obra de la autovía sigue en pie. Parece que no se le ha dado la orden a la empresa de frenar en la zona de la Avenida Godoy Cruz. 

Periodista: Es un reclamo de hace tiempo el de los comerciantes de ese sector pero también el de los vecinos de la región que solicitaban esta obra para que mermaran los accidentes. 

D R: Hay muchas cosas a tener en cuenta pero podría contemplarse una dársena o rotonda para tratar de no perjudicar tanto a los comercios que, al quedar desvinculada la avenida con la ruta, podrían verse afectados económicamente. Pero bueno, parece que la obra va a culminar en unos meses y le van a poder poner el moño antes de la campaña electoral.