Acto cristinista del FdT para contener a puros e históricos

Partidos y agrupaciones cristinistas cierran una seguidilla de plenarios con un acto que se realizará el sábado en Unión Eléctrica. Hablarán los tres diputados nacionales por Córdoba: respaldo sin grieta a Cristina y algunas diferencias respecto de los planes para 2023.

Por Bettina Marengo

El que viene va a ser un súper sábado político en Córdoba. Al anunciado acto radical que encabezará Rodrigo de Loredo en el Comedor Universitario, donde se espera dé pistas firmes sobre sus intenciones electorales para el año que viene, ocasión en la que lo acompañarán los senadores Martin Lousteau y Alfredo Cornejo, los diputados Martín Tetaz, Facundo Manes y el propio Mario Negri, se suma un acto provincial del Frente de Todos en Unión Eléctrica que está convocado con la consigna “Todxs con Cristina”. Un día antes, a este menú hay que agregar el homenaje al fallecido ex gobernador José Manuel de la Sota en barrio Avellaneda de la ciudad de Córdoba, convocado por el PJ Capital, un evento peronizador si los hay en medio de acusaciones de desperonización oficialista, mitin al que se supone asistirán Alejandra Vigo, Martin Llayrora, Natalia de la Sota y Daniel Passerini, entre otros dirigentes.

El acto del Frente de Todos es el cierre de una seguidilla de plenarios por seccionales en la ciudad de Córdoba y por departamentos (se hicieron en 21 de 26) del interior provincial que el espacio se había prometido antes del atentado contra la vicepresidenta, y que el ataque del 1 de septiembre dio más impulso. Fue una movida sostenida por los partidos y fuerzas políticas históricas del FdT que tienen por delante definiciones electorales centrales, entre los que están La Cámpora, el Partido Solidario, el Partido de la Victoria, el Partido Comunista, el Frente Grande, el Frente Patria Grande, entre otros. Muchos de ellos pueden perder la personería jurídica si no se presentan, solos o en alianza, a las elecciones provinciales del año que viene.

Hasta ahora, los oradores de la mañana (el acto está convocado a las 10 horas) serán los tres diputados nacionales del FdT cordobés, Gabriela Estevez, de La Cámpora, Pablo Carro, de origen sindical en la CTA y Eduardo Fernández, del progresista partido Solidario. A Estévez y a Fernández se les termina el mandato en la cámara baja el año que viene y la discusión por las listas para las legislativas nacionales (con o sin Paso) empieza a asomar tanto como el turno provincial. Además de los mencionados, el sábado en Villa Revol estará toda la dirigencia y algunos intendentes alineados con el FdT. El viernes habrá una última reunión para afinar detalles y definir los términos del documento que se distribuirá. Estará enfocado en la expresidenta, la causa Vialidad y la ausencia de garantías judiciales en la causa y el atentado que pusiera en riesgo su vida frente a su departamento de Juncal y Uruguay, en CABA.

En esto no habrá fisuras. En lo que sí puede haber diferencias es en la línea con respecto a Hacemos por Córdoba y al oficialismo provincial y municipal. Hay distancias más cortas, como la de La Cámpora, y más largas, como la que plantean los partidos no peronistas. El tema no es menor porque los tiempos electorales se aceleran y el FdT tendrá que definir si se encamina a una lista propia, algo que la militancia K y algunos partidos vienen reclamando, o si busca algún tipo de acercamiento al PJ provincial que hoy. Esto último no parece estar en los planes del schiarettismo pero no fue negado por el legislador Juan Manuel Cid, hombre del riñon del intendente capitalino Martin Llaryora, quien el domingo pasado en el programa Dia Siete de Canal 10 no renegó del kirchnerismo como posible parte de la alianza peronista para el 2023, aunque aclaró que sus palabras eran a título personal.

Por lo demás, habrá que ver cual es la postura y cómo juegan los dirigentes del PJ frentetodista como Carlos Caserio y el intendente de Villa María, Martín Gill, que no son parte del espacio K tradicional que se moviliza este sábado y que al menos el primero no fue invitado al acto. Caserio prevé alguna actividad propia con su gente y su grupo de intendentes nucleados en Identidad Peronista, que sería luego del 17 de octubre. Por su parte, Gill sigue fortaleciendo su tropa de intendentes y jefes comunales “rebeldes” al Panal y viene de dos encuentros seguidos con Natalia de la Sota, la diputada de Hacemos por Córdoba que fue niña mimada de la campaña “Ellas” del oficialismo provincial y que hoy pide espacio para el 2023, lo mismo que el exsecretario de Obras Públicas de la Nación.