Se reactiva Generación X con giro llaryorista

Los schiarettistas sub -50 que son parte del movimiento generacional, se reunirán el miércoles próximo en Capital. Se espera un apoyo explícito a la candidatura provincial del intendente Martín Llaryora.

Por Yanina Soria

Tras la experiencia electoral frustrada en Marcos Juárez, el peronismo provincial volvió a habilitar entre los suyos cierto juego político dentro de los márgenes de Hacemos por Córdoba.  

Así como en el interior cordobés se reactivó la campaña de promoción y posicionamiento del intendente de Capital, Martín Llaryora, como candidato a gobernador, el grupo de dirigentes schiarettistas sub-50 nucleados en Generación X también vuelve al ruedo. 

Tras pausar algún tiempo las reuniones que venían realizando en distintas localidades (aunque el grupo de WhatsApp siempre siguió activo), los intendentes, jefes comunales, legisladores y funcionarios que integran el bloque generacional que mira el ´23, se reencontrarán la semana próxima en la ciudad de Córdoba. 

La idea es seguir fortaleciendo el espacio institucional desde donde, hombres y mujeres del interior con distintos grados de responsabilidad en la gestión, vienen pidiendo un lugar en la mesa donde se toman las decisiones políticas. Todos se referencian en el gobernador Juan Schiaretti a quien reconocen como máximo conductor político; sin embargo, buscan asumir con alto protagonismo el proceso de recambio generacional que se abre en Hacemos por Córdoba de cara al año próximo. 

Y en ese sentido, marcan como logros del espacio dos acontecimientos de las últimas semanas en la gestión provincial: por un lado, que un intendente como Gastón Re (Oncativo) que es parte del bloque generacional ocupe el segundo lugar en la Agencia Córdoba Cultura, tras la salida de Nora Bedano. Mientras que, por otro lado, destacan como positivo que otro de ellos, Lito Bevilacqua (intendente en uso de licencia de Noetinger), haya sido ratificado en la secretaría de Gobierno provincial, luego de que Schiaretti moviera del ministerio de Gobierno a Facundo Torres (ahora, ministro de Empleo). 

Con esto, el grupo quiere volver a escena y se espera que de este nuevo encuentro puedan salir algunas definiciones políticas hasta aquí no pronunciadas de manera colectiva. Entre ellas, la más importante podría ser un apoyo explícito a Llaryora como candidato a gobernador. 

Durante este tiempo, desde Generación X no hubo ningún guiño concreto como bloque político hacia el intendente de Capital en su proyección provincial, pues sus miembros consideraban algo prematuro salir en esa línea, aunque aclaraban que se encolumnarían detrás del nombre que oportunamente oficializara el partido. 

Sin embargo, los tiempos se adelantaron y al calor de las ya extintas juntas promotoras, muchos de los intendentes y legisladores de Generación X, a título personal, comenzaron a proclamar y a reconocer a Llaryora como sucesor de Schiaretti. 

La postulación a la gobernación del titular del Palacio 6 de Julio es un hecho hacia adentro del peronismo, tanto que desde el mismo Panal se coordina la agenda “institucional” con la que Llaryora está recorriendo el interior provincial en clave electoral. 

Por eso, se descuenta que el miércoles próximo, Generación X salga con un fuerte respaldo al hombre que el gobernador Schiaretti eligió para pelear su sucesión.  

Son parte del movimiento generacional intendentes como Facundo Rufeil de la Calera; Marcos Torres de Alta Gracia; Augusto Pastore de Freyre; Carolina Basualdo de Despeñaderos; Julieta Aquino de Inriville; Matías Montoto de Huerta Grande. También funcionarios como el propio Bevilacqua y legisladoras como Julieta Rinaldi (Marcos Juárez), Juan José Blangino (Río Primero) y Matías Viola (Juárez Celman), entre muchos otros dirigentes del peronismo provincial.