Artime-Farré, la dupla política del ascenso de Belgrano

Uno como presidente, otro como entrenador. Ambos combinaron esfuerzos para darle paso al éxito deportivo del club de Alberdi, para lucir con la mejor imagen en la aceptación del hincha. Salud.

Por Federico Jelic 

La convocante marcha acompañando al plantel de Belgrano por toda avenida Circunvalación, masiva en todas sus naturalezas, habla del nivel de aceptación y de conformismo del hincha de Belgrano luego del reciente ascenso a Primera División, tras la gran fiesta en la bendita San Nicolás. Y la dirigencia también recoge los frutos de esta consagración, con el presidente Luis Artime declarando con pasión ante cada micrófono, casi como un futbolista más. Ojo, la conversión de ídolo y ex profesional a dirigente máximo fue una de las batallas más difíciles para el “Luifa”, no obstante, mentalizado en comprender la realidad desde otras responsabilidades y obrar en consecuencia fue el verdadero gran salto en su vida, por eso hoy luce feliz y con la aceptación general del hincha “Pirata”, ahora con pantalones largos.

Y en eso tuvo mucho que ver su grupo de trabajo, sus laderos, su equipo técnico y el propio Guillermo Farré. Decisión arriesgada y acertada pero que hoy con el diario del lunes es más que un acierto pleno en la ruleta del Casino en Carlos Paz.  ¡Qué Carlos Paz! Las Vegas.

Pero hubo dudas. Hasta muchos sospecharon de los genuino y natural de esa designación: si fue un escudo o una determinación luego de un extenso análisis técnico, buscando el manto de protección de un ídolo o un proyecto deportivo para lograr el ascenso. Hoy es todo paz, festejos y algarabía.  Sin embargo, las suspicacias y los reclamos formaron parte de la comidilla diaria en el agitado y necesitado de Gloria del mundo Belgrano

Farré, la apuesta ¿genuina?

 Farré llegó como bombero para apagar el incendio que dejó el paso en falso de Alejandro Orfila, apuesta de Artime y su gente para comandar el equipo tras la salida de Ricardo Caruso Lombardi. Cambio de dirigencia, sale Jorge Franceschi, asume Artime tras vencer en las urnas nada menos que al mejor presidente de la historia Armando Valentín Pérez, con todo lo que eso significaba.

Entonces, un ídolo del ascenso como Ricardo Zielinski, protagonista de la proeza deportiva en el Monumental ante River, o mejor dicho “autor intelectual”,  liberaba de su cuerpo técnico a Farré, “autor material” de ese boleto a Primera por la Promoción, en su primera experiencia como ayudante de campo. Y llegó a Belgrano con su bautismo formal a la cabeza de un proyecto como entrenador, en donde muchos pusieron en duda no solo la legitimidad de sus pergaminos sino lo genuino de esa decisión. Los opositores tomaron dicha designación como un “paraguas” para cuidarse las espaldas en caso de un nuevo fracaso. De hecho su debut fue una derrota de local ante Gimnasia de Mendoza, recibimiento que subrayaron aquellas premisas tendenciosas. Claro la temporada pasada el equipo ni siquiera clasificó a las finales ni al reducido, entonces tiró toda la presión para el año venidero, ya sin excusas en el camino.

Se notó el trabajo grupal: el vice Mariano Antonio se hizo fuerte en logística, lo mismo que su par Tori Baistrochi, el tesorero Merlino habilitó los fondos para el armado del mejor plantel de la categoría, con un presupuestos que oscilaba los 90 millones de pesos (incluso más) y solo restaba que la pelota pegara en el palo y entrara.

Pero Farré también puso su granito de arena, para codearse en la historia de los grandes del club. Y Artime le dio paso a ese lugar en el olimpo celeste, trabajando a la par, siendo punteros desde la fecha inicial, enfatizando el rumbo y el apoyo en momentos de poca regularidad en el juego pero justificado en que nunca perdió la punta.

Y si algo sirvió de anabólico más allá de la victoria ante Instituto en Alberdi, fue la confirmación de nuevos recursos: el TAS de FIFA le dio la razón a Belgrano en fallo definitivo con el litigio ante Tigres de México por la venta de Lucas Zelarayan al fútbol de Estados Unidos (2.400.000 dólares) que se sumó la cláusula de compra ejecutada por Tottenham Hotspur de Inglaterra por el pase de Cristian “Cuti” Romero que pertenecía a Atalanta, que dejó cerca de 1.750.000 euros en concepto de Mecanismo de Solidaridad. Fondos frescos, onerosos  y vitales para afrontar en final de temporada como también la base en pos de las remodelaciones en el “Gigante de Alberdi”.

Los festejos en la vuelta olímpica “más grande del mundo” por Circunvalación fueron una delicia, en convocatoria y en masividad. Ante Chacarita ya fue anunciado que se hará de local en el estadio Mario Kempes, como para recibir a todos los hinchas que no pudieron peregrinar a San Nicolás. Las obras en palcos, platea y sector de prensa ya tienen plano y fecha de inicio. La mesa está servida para disfrutar la cena deseada, desde lo deportivo y lo político también. Al final, dos ex futbolistas, ídolos del club, se fusionaron en dupla o fórmula para lograr el ascenso de Belgrano a Primera, con una imagen que luce invulnerable más que nunca ante la crítica. Salud.