Construcción transversal: llaryorismo con UCR y socialistas

El intendente de Capital envió representantes al Encuentro Nacional de ciudades inclusivas y sustentables. Nueva foto con jefes comunales no PJ.

El fin de semana tuvo lugar en la ciudad de Godoy Cruz, Mendoza, el Encuentro Nacional de ciudades inclusivas y sustentables, que reunió a intendentes y jefes comunales de distintas provincias, convocados por el socialismo nacional a través de la Cemupro (Centro de Estudios Municipales y Provinciales).

Si bien el evento tiene como objetivo institucional el intercambio de experiencias para la consolidación de los gobiernos locales y arrojó en ese sentido una foto con volumen político, las presencias por Córdoba dieron lugar a una lectura que bien vale enmarcar en el año pre electoral.

El intendente de la ciudad, Martín Llaryora, esta vez no asistió porque debía cumplir agenda en el sur de la provincia, sin embargo, envió a funcionarios como Enzo Cravero, titilar del ente BioCórdoba, para integrar la delegación cordobesa y compartir foto con la intendenta radical de Juárez Celman, Myrian Prunotto y su par socialista de Cosquín, Gabriel Musso. También participó el legislador y presidente del PS Córdoba, Matías Chamorro.

El titular del Palacio 6 de Julio viene abonando nacionalmente una línea de trabajo de gestión municipal más amplia, fuera de los límites del peronismo; con sus pares de Rosario y Mendoza, por ejemplo, inició la cruzada para reclamarle al gobierno de Alberto Fernández, entre otros puntos, un reparto más justo de los subsidios nacionales al transporte.

En el plano local, la transversalidad también es un activo en la administración llaryorista que pone especial interés en mostrar acuerdos cooperativos con otros intendentes del Gran Córdoba y del interior provincial, no necesariamente de extracción peronistas.

En esa línea, Llaryora se muestra a menudo con jefes comunales radicales que, en la interna de Juntos por el Cambio, juegan a marcar límites dentro de la alianza resistiendo la candidatura, fundamentalmente, de Luis Juez. Prunotto es una de ellas, el jefe comunal de Arroyito Gustavo Benedetti y, en ocasiones, el intendente de Bell Ville Carlos Brinner. Llaryora lleva acumulada varias fotos con ellos.

Ampliar la base de Hacemos por Córdoba es parte de la estrategia provincial que impulsa el propio gobernador Juan Schiaretti para el ´23, algo que ya viene materializando a través de sus diputados en el Congreso de la Nación. Allí el PJ Córdoba explora acuerdos parlamentarios con otros sectores no kirchneristas, entre ellos, el socialismo.

El partido que a nivel nacional conduce la ex intendenta de Rosario, Mónica Fein, revalidó su alianza política en Córdoba con el schiarettismo cuando, hace algunas semanas, se reunió con el mandatario en el Panal. La apuesta es seguir dentro de Hacemos por Córdoba sin perder identidad.

En la ocasión del encuentro nacional de ciudades, el socialismo mostró capacidad para generar ambientes donde es posible reunir a los suyos con peronistas, radicales y vecinalistas.

“Los municipios se enfrentan a nuevos desafíos, y es por eso que este encuentro es muy importante para intercambiar experiencias de lo que están haciendo las ciudades en materia de sustentabilidad, de inclusión social y qué soluciones se les está dando a las distintas problemáticas. Estos intercambios son muy positivos porque surgen ideas, propuestas, convenios de cooperación y se trata de ir mejorando las gestiones locales. Desde el Socialismo siempre trabajamos sobre los gobiernos locales como manera de fortalecer soluciones concretas para los vecinos y vecinas. Hay que seguir trabajando en red para compartir experiencias y generar mejores políticas públicas.