Organigrama municipal: STM “marca falta” al Ejecutivo

El gremio reclamó ser incluído en el armado del organigrama que se aprobaría antes de fin de mes. Dudas sobre pases a planta y llamados a concurso en la previa a un año electoral en el que Llamosas busca dar el salto provincial.

Por Julieta Fernández

La “primavera” del Sindicato de Trabajadores Municipales y el Ejecutivo duró muy poco. Hace un mes, la nueva conducción a cargo de Jorgelina Fernández logró un óptimo porcentaje de aumento salarial (un 50% para el segundo semestre) que sugirió que el vínculo Ejecutivo-STM había iniciado con el pie derecho. Sin embargo, la exclusión del gremio en la discusión sobre el nuevo organigrama municipal hizo que el STM le marque una nueva “falta” al Municipio y reclame algunas modificaciones antes de que se apruebe en el Concejo Deliberante. 

“El organigrama refleja en muchas tareas un desconocimiento del trabajo que se realiza a diario y la intención de crear más funcionarios políticos y ‘coordinadores’. No se ponen a discusión y debate sino que se arbitran solo por tener mayoría legislativa. Actitud antidemocrática y condenable que ojalá los trabajadores municipales demanden en su justo derecho”, reza uno de los extractos más contundentes del descargo vertido por el STM luego de que la semana pasada ingresara el organigrama municipal al Concejo Deliberante. Cabe recordar que, pocos días después del acuerdo salarial, se llevó a cabo la normalización de la CGT Río Cuarto. En dicho acto, la aparición del intendente fue tomada como una “emboscada” por el sindicato de municipales que no estaba de acuerdo con compartir un “festejo de los trabajadores” con la patronal. 

Con la exclusión del STM en el armado del organigrama, el STM le marcó su primera “falta” al Ejecutivo luego de la firma de un acta complementaria (que se dio al mismo tiempo que el aumento salarial) y que proponía una instancia de trabajo conjunto para evaluar el proyecto del organigrama. En dicho esquema se detalla la estructura de la administración municipal y se contemplan también los pases a contrato y planta permanente, entre otras cuestiones. En el comunicado gremial, aseguraron que luego de haber presentado un informe de observaciones y aportes al actual esquema, el documento no fue visto ni respondido por algún miembro del gabinete municipal. “No solo muestra la actitud soberbia del Ejecutivo que creíamos superada en la mesa de la última paritaria sino que rompe con el primer acta compromiso de trabajo firmado en esa misma paritaria”, señaló el sindicato en su descargo público.

Tras destronar a Walter Carranza, quien estuvo al frente del sindicato por más de 20 años, la nueva conducción (Lista Verde) requirió al Ejecutivo una participación más activa en las decisiones que competen al personal municipal, más allá del aspecto netamente salarial. En ese sentido, el acta compromiso firmado planteó que el gremio formara parte de la confección del organigrama. Esta semana, la comisión directiva del STM se reunió con el bloque Juntos por Río Cuarto para plantear las observaciones realizadas al proyecto y tratar de lograr apoyo para que se tengan en cuenta algunas consideraciones al proyecto. El sindicato aseguró que en el esquema presentado por el Municipio falta información de los agentes de planta permanente, contratados, locadores de servicios y cooperativas. Afirmaron que el organigrama prevé 1349 vacantes a ocupar y que actualmente serían 1500 los empleados que figuran bajo contratos temporarios, locaciones de servicio, cooperativas y/o becarios.

Por otra parte, el STM añadió a sus observaciones que actualmente hay jefaturas sin subrogar, por lo cual no se le genera antecedentes a los empleados activos y que algunas áreas puntuales (Tránsito, Fiscalía Contravencional, Centro de Reinserción y Centro de Castración) son las más afectadas y allí no se han generado vacantes (todas esas áreas corresponden al ex Edecom). Otro de los señalamientos apunta a los concursos. “Con el nivel de cargos de jefaturas vacantes se debe asegurar concurso de promoción de los empleados de planta permanente, un concurso interno para que personal de planta pueda cubrir dichos cargos y un concurso para ingreso a planta permanente de las vacantes que quedan a disposición”, expresa el comunicado. 

Es probable que la primera minoría acompañe el organigrama ingresado al Concejo Deliberante aunque plantearían que se puedan debatir algunas de las modificaciones sugeridas por el gremio. Otro detalle a tener en cuenta respecto del pedido de concursos para planta permanente dependerá también del Presupuesto Municipal 2023 y lo que la secretaría de Economía disponga de inversión para la partida de personal. El año pasado, en su informe anual en el Concejo, el secretario Pablo Antonetti había ponderado como dato positivo que el gasto de personal había pasado de un 49% en 2015 a un 37% en 2020.