UCR pidió a Schiaretti “políticas serias” en Seguridad

Fuertes cuestionamientos a las decisiones del gobierno en un área sensible

El radicalismo cordobés salió sin fisuras a cuestionar, una vez más, la política de seguridad del gobierno de Juan Schiaretti, poco después de que se anunciara la salida del ministro Alfonso Mosquera.

El diputado nacional Rodrigo de Loredo, que está anotado en la carrera por la candidatura a gobernador de Juntos por el Cambio, advirtió que “cambiar de figuritas, si no hay ideas, llevará al mismo fracaso”.

Para De Loredo, los cambios de gabinete dispuestos por Schiaretti “intentan aminorar el impacto de reconocer el absoluto y estrepitoso fracaso de las políticas de seguridad”.

“La situación es dramática. La inseguridad, si bien es una problemática de larga data, es cada vez más preocupante. La escalada de delitos viene creciendo y recrudeciendo el nivel de violencia; ya dejó de ser una problemática solamente de capital, es un tema común en cada pueblo del interior. La falta de políticas públicas y las decisiones erráticas nos dejan una policía con falta de equipamiento, sin estadísticas, sin preparación, sin acción preventiva y a los cordobeses totalmente desamparados”, analizó.

Además, consideró que “los enroques de los ministros habla de una mirada que niega la expertise técnica que se requiere para resolver problemas concretos”. “Manda la política –continuó- y se ponen políticos de un lado para el otro en temas que son extremadamente sensibles, en los que no se puede improvisar y en los que se necesita profesionalización”.

«Las circulaciones de funcionarios, como Mosquera, (Diego) Cardozo y (Nora) Bedano es una calesita que sube y baja a gente en el Ejecutivo, para que parezca que algo cambia pero seguimos dando vuelta en el mismo lugar. Acá la prioridad es darle aire a un proceso desgastado ante una situación dramática que demuestra día a día que no se sabe que hacer con los problemas», enfatizó.

“Que ahora Seguridad se fusione con Gobierno también es una mala noticia. Es un área que debe tener rango ministerial y autonomía por su especificidad y complejidad, tal como sucede en todo el mundo. En lugar de acciones innovadoras e integrales, se responde desde una mirada analógica que atrasa y sigue sin solucionar el problema”, expresó.

A su vez, el presidente del bloque de legisladores Juntos UCR, Juan Jure, manifestó que «la destitución del ministro de Seguridad de la Provincia no hace más que ratificar lo que venimos sosteniendo desde hace mucho tiempo: que estamos frente a un gobierno donde la seguridad no es prioridad. Pero más allá de quién ocupe la cartera, el principal responsable de la inseguridad es el gobernador».

«Mosquera fue un leal representante de un gobierno que no habla, nunca contestó los numerosos pedidos de informes que presentamos en la Legislatura y, por supuesto, nunca asistió al recinto para explicar por qué Córdoba está tan insegura», remarcó.

El presidente del Comité Central de la UCR, Marcos Carasso, dijo que “el desplazamiento del ministro de Seguridad por parte del gobernador Schiaretti no hace más que confirmar que estábamos en lo cierto cuando, con nuestras denuncias, le atribuíamos la entera responsabilidad que existe en nuestra provincia”.

“El cambio de nombres –siguió- debe venir acompañado de políticas serias que vayan al fondo de este problema”.