Elecciones de Centros Vecinales: triunfos, derrotas y balances

Concluido el cronograma electoral que renovó autoridades en más de 300 centros vecinales, una semblanza de los resultados más significativos.

Por Felipe Osman

La ciudad acaba de atravesar un cronograma electoral diseñado por la Secretaría de Gestión Vecinal que incluyó seis votaciones, llevó adelante 132 elecciones y proclamó 173 listas de unidad, renovando la conducción de 305 centros vecinales. Los resultados más destacados.

En la seccional 1ra, la elección se resolvió en favor de una lista apadrinada por el legislador Juan Manuel Cid en barrio Centro.

En la 3ra, la elección más importante, de Alberdi, también acarreó un éxito para el llaryorismo, ya que se impuso una lista cercana al presidente del bloque oficialista en el Concejo Deliberante, Marcos Vázquez.

En la 4ta la legisladora Cristina Pereyra colaboró en triunfos importantes en Hogar 3°, Ejército Argentino y Rivadavia Anexo. También participó en la construcción de listas de unidad en San Fernando – Ipona y Jardín. En Hogar 3°, Angelelli y Rivadavia, se quedó con los centros vecinales, y a su vez los presidentes de sub-circuito también le responden.

En la 5ta la referente territorial Mabel Basualdo consiguió los apoyos del delasotismo y el viguismo y se impuso en una elección importante en barrio Müller, dejando en segundo lugar a otra lista PJ vinculada a Esencia Peronista, espacio liderado por Miguel Martínez. Esa unidad, de hecho, se consiguió tras la derrota del PJ oficial a manos de Martínez en Colonia Lola, otro barrio de importancia de la seccional. En Campo de la Rivera ganó una referente vecinalista, mientras que en el popular barrio de San Vicente se impuso el radicalismo.

En la elección más importante de la 6ta también ganó la UCR, con una lista liderada por Omar Flores, ex director del CPC Centro durante la gestión de Ramón Mestre. Fue una derrota particularmente dolorosa para el peronismo.

En la 7ma, una lista de Fuerza Renovadora (UCR) se impuso en las elecciones de barrio Marqués a otra lista en la que confluyeron distintos sectores de Juntos por el Cambio, mientras que en Alta Córdoba ganó una lista apadrinada por Juan Domingo Viola.

En la 8va, en Pueyrredón Oeste se dio una suerte de interna peronista en la que el delasotismo unido prevaleció sobre un candidato de Marcelo Rodio. En Pueyrredón Este, en tanto, ganó una lista del PRO con componentes UCR que se impuso sobre la lista PJ. Fue una derrota particularmente difícil de asimilar para el oficialismo, que ha llevado adelante enormes inversiones en el barrio a través de un plan de urbanización.

Por otro lado, en la misma seccional, la unión Augusto Cámara – Martín Simonian cosechó varios triunfos en los barrios Floresta Norte, Nuestro Hogar 2, Zepa A y B, Ampliacion Pueyrredon y Villa Los Pinos, mientras que en Yofre Sur y Palmar los triunfos correspondieron a vecinalistas de buenas relaciones con la gestión municipal.

En la 9na, la UCR ganó a listas filo PJ en San Martín, Los Paraisos y Sumarán, mientras que en Las Margaritas sí cosechó una victoria una lista afín al oficialismo. En Las Magnolias y La France se impusieron listas apadrinadas por Marcelo Rodio.

En la 10ma Diego Casado fue una aplanadora con victorias a veces en solitario y otras en alianza con el Surrbac y La Cámpora. El edil se impuso en Observatorio, Güemes, Villa Aspacia, Colinas de Vélez Sarsfield, Santa Isabel, Rosedal Anexo y Comunidad Renault, mientras que construyó listas de unidad en Bella Vista, Villa El Libertador, Comercial, Estación Flores, Kairo y Santa Rosa, entre otros.

En la 11va, una lista cercana a la edil Soledad Ferraro se impuso en Villa Unión, superando a otra lista PJ. En Don Bosco, una lista vecinalista sin vinculaciones partidarias se impuso a un PJ que fue dividido en dos ofertas que, de haber alcanzado la unidad, hubieran podido imponerse por la cantidad de votos cosechados. En Amenghino Norte, en tanto, prevaleció una lista PJ, al igual que en Las Violetas.

En la 12va la unidad Pablo Ovejeros-Guillermo Kraismann funcionó y consiguió imponerse en la amplia mayoría de los comicios, o construyendo listas de consenso. En Colón superaron a una lista de base PRO, en Coronel Olmedo a una lista UCR y otra de Pensando Córdoba. Y en Quebracho prevalecieron sobre una lista vecinalista. Ituzaingó, por caso, fue uno de los barrios en los que no tuvieron oposición. En Eco Tierras se impuso una lista cercana a Miguel Siciliano. En barrio SEP ganó una lista afín a Marcelo Rodio.

En la seccional 13 el PJ ganó en barrio El Chingolo con una lista apadrinada por Rodio, y en la 14 el secretario de Transporte también se anotó otros dos triunfos en barrio Autódromo y Cerro Norte. Son, vale decirlo, seccionales duras pera el peronismo, donde la oposición suele cosechar mayores respaldos.

Vale hacer una aclaración: en la mayoría de los casos, los distintos dirigentes no tuvieron una participación activa directa, pero sus referentes territoriales sí jugaron. Y, aun así, aunque cada espacio político busque identificar a las conducciones de cada centro vecinal con su partido, el elemento más gravitante de cada lista es siempre el vecinalismo, más allá de que pueda estar circunstancialmente emparentado con uno u otro signo político al momento de las elecciones. 

En cuanto a balances, desde la conducción del PJ, se pidió que la unidad fuera la premisa a seguir. Sin embargo, al ver que esto no se condecía con lo que sucedía en los hechos, tras los primeros domingos dejaron de seguir las elecciones. En realidad, lo que el partido pretendía fuera una muestra de organicidad terminó convirtiéndose en una instancia que los distintos espacios del PJ utilizaron para medirse y demostrar territorialidad, pensando en el reparto que, esperan, exista el año próximo. Sin embargo, en las seccionales donde prevaleció la unidad los éxitos fueron bastante más frecuentes.

La oposición, en tanto, consiguió algunos triunfos importantes, como General Paz y Pueyrredón Este, y también mantuvo muchos de sus bastiones. Entre denuncias de que el oficialismo hizo un profundo despliegue de recursos y aparato, su balance fue positivo.