Intendentes pidieron reactivar la Re-re (presión al Panal)

La semana pasada, en Santa Catalina, un grupo de intendentes y jefes comunales del departamento Río Cuarto firmaron un documento en el cual solicitaron reinterpretar la Ley que impide la re-reelección para contabilizar sus mandatos desde el periodo 2019-2023. En total, fueron 14 las firmas del pedido que advirtió la judicialización de la medida. Llamado de atención al schiarettismo tras la derrota en Marcos Juárez.

Por Gabriel Marclé

Martín Toselli (Bulnes), Alberto Escudero (Las Higueras), Jorgelina Soardo (Malena) y José Beltramone (La Cautiva).

Los efectos de la elección municipal de Marcos Juárez siguen llegando desde distintos puntos de la región. En el caso schiarettismo, derrotado en las urnas de aquella localidad, era de esperarse que aparecieran reacciones y pedidos de sectores que tomaron el resultado como un llamado de atención. Al menos así lo hicieron saber desde el departamento Río Cuarto, donde un grupo de intendentes volvieron a clamar por la “Re-re” esperando sacar ventaja del impacto que generó el último resultado electoral para las chances de Hacemos por Córdoba en 2023.

Tal como lo había adelantado Alfil la semana pasada, los intendentes y jefes comunales de la región sur iban a volver a la carga con un llamado que viene desde hace tiempo. Es que la definición en torno a la re-reelección regirá el destino de 29 dirigentes que están a la espera de presentarse nuevamente en las elecciones. Finalmente, la semana pasada, catorce de esos intendentes terminaron firmando un documento para meterle presión al Panal y comunicar que se ponen en juego los votos del sur que podrían serle útil al proyecto schiarettista.

Durante una reunión que tuvo lugar el pasado miércoles en Santa Catalina – Holmberg, los intendentes y presidentes comunales del departamento pidieron la reinterpretación del Artículo N°: 4 de la Ley Provincial N°: 10.406 que impide la re-reelección. Según lo planteado en el documento final, los presentes definieron por unanimidad que “la Ley debiera tener vigencia a partir del presente mandato (2019-2023) y no desde 2015-2019, como establece tal Ley”.

“Nos cambiaron las reglas del juego en los primeros 15 minutos del primer tiempo”, le comentó a Alfil uno de los presentes a ese encuentro en el que los intendentes pidieron que se llegue a tener “certezas” antes de que termine el año. Claro que el encuentro del departamento Río Cuarto apareció como replica a otros encuentros que se desarrollaron en toda la provincia como consecuencia de la elección en Marcos Juárez, un resultado que -según los intendentes de RC- “fue un diagnóstico de lo que está pasando en Córdoba, una señal que el Gobierno debe tomar”.

El escrito firmado por 14 de los 18 intendentes y jefes comunales que asistieron al encuentro dejó un aviso contundente que puede ser interpretado como una carta de amenaza dirigido hacia el Gobierno provincial: los firmantes acordaron la posibilidad de judicializar el pedido realizado para que sean jueces los que definan la marcada interpretación de la Ley que impide la “Re-re”.

“No se descarta la búsqueda de asesoramiento jurídico en relación a la cuestión y la seguridad en la continuidad de las reuniones”, expresaron los intendentes del departamento Río Cuarto, quizá el primero territorio en manifestar abiertamente la posibilidad de llevar esta cuestión hasta las últimas consecuencias.

El mencionado documento fue acordado en su mayoría por intendentes radicales, kirchneristas y de fuerzas vecinalistas, pero también lleva la firma de jefes comunales cercanos al schiarettismo, entre ellos Rubén Moine (San Basilio), uno de los aliados fuertes del Gobierno de Córdoba en la comunidad regional. La aparición de un intendente del oficialismo provincial aparece como ese llamado de atención al que hicieron referencia el pasado miércoles.

Del resto de los firmantes destacan José Luis Beltramone (La Cautiva), Fernando Gramaglia (Alcira Gigena) Fredi Decarlini (Berrotarán) y Luis Poloni (Chucul) del radicalismo; Martín Toselli (Bulnes), Gastón Tomatis (Las Acequias) y Alberto Escudero (Las Higueras) del kirchnerismo; y demás intendentes como Miguel “Minino” Negro (Holmberg) y Jorgelina Soardo (Malena), entre otros.

El secreto detrás de esta presentación tiene que ver con la proyección que se hace hacia el 2023 y la oferta de votos que los intendentes le realizan al gobernador Juan Schiaretti, atento a sus chances de trascender en el plano nacional y sostener su proyecto en el provincial. Aunque la presión provenga en gran parte de sectores de la “oposición”, el Panal no estaría dispuesto a perder de vista la pelea por los votos en una región en la que tiene a Juan Manuel Llamosas (Río Cuarto) como su único intendente más movilizador. 

Cabe destacar que la resolución de este “conflicto” que se le presenta al schiarettismo pone de manifiesto la pelea por el voto en localidades que suman cerca de 60 mil habitantes, unos 40 mil votos que se ponen en juego. “Luis Juez perdió en 2007 por mucho menos que esa diferencia”, recordaba uno de los intendentes que pide por la reinterpretación de la 10.406.

En este sentido, el análisis plasmado en el documento de los intendentes queda más que claro. Con la “Re-re”, las localidades de intendentes K entenderían al gesto como la oportunidad para plegarse definitivamente a HpC. Sin la “Re-re”, los intendentes radicales entregarían su apoyo irrestricto a la fórmula con la que Juntos por el Cambio planea quedarse con la provincia.