PJ Marcos Juárez busca revancha para Foresi tras derrota

El peronismo local había apostado al nutricionista como candidato a intendente. Aún como primer aspirante a concejal creen que fue quien terminó fidelizando el voto PJ. Quieren proyectarlo provincialmente dentro de Hacemos por Córdoba.

Por Yanina Soria 

El peronismo cordobés todavía se saca las esquirlas que quedaron tras la inesperada derrota electoral en la ciudad de Marcos Juárez el domingo pasado. Y mientras a nivel provincial se revisan algunas cuestiones vinculadas a la estrategia de campaña de Hacemos por Córdoba y lo que vendrá hacia el ´23, el PJ local mastica su propia teoría de lo sucedido. 

Desde un comienzo, la dirigencia de la ciudad del sudeste provincial no tomó bien que desde el Centro Cívico se decidiera bajar la candidatura a intendente del titular del Hospital Abel Ayerza, Eduardo Foresi, a primer candidato a concejal cuando era el peronista que mejor medía. 

De hecho, en la alianza ratificada con la Unión Vecinal, se había acordado inicialmente que encabezaría quien mejor posicionado estuviera. Y el nutricionista era el número puesto. Había entusiasmo con un nuevo (el tercero) intento por llegar a la Municipalidad. Sin embargo, esa hoja de ruta cambió en cuestión de días luego de que la ex funcionaria de Pedro Dellarossa, Verónica Crescente, dejara la gestión de Juntos por el Cambio y fuera convocada por el PJ provincial para ser la candidata del espacio. El propio gobernador Juan Schiaretti convalidó ese pase. 

Y el hecho de que, precisamente, sea el jefe político de Hacemos por Córdoba quien tutelara la movida, dejó sin margen de pataleo a los peronistas locales. 

Aunque el PJ local trabajó con energía y acompañó a los candidatos durante el tiempo proselitista, la realidad es que hacia adentro tampoco cayó bien la estrategia de desperonizar la campaña y luego la lista. Además de perder identidad, muchos sintieron cierto “destrato”, sobre todo cuando nómina de candidatos a concejales y tribunos de cuenta quedó, prácticamente, completada con vecinos de la ciudad, independientes, sin experiencia en política. 

Lo cierto es que la apuesta orquestada desde el Centro Cívico de jugar con una candidata marginada por Juntos por el Cambio, de camuflar al máximo el componente peronista y de presentar una lista “ciudadana”, no funcionó.  Y ese error de cálculo de quienes se supone son “los más experimentados” habilitó diversas lecturas. 

Para la pata PJ de Unidos por Marcos Juárez el pase de Crescente, a quien destacan como “una excelente dirigente y gran gestora”, no terminó de consumarse frente al electorado. Con los números finales, creen que la ex secretaria de Gobierno municipal no pudo arrimar los votos que tenía en Juntos por el Cambio que terminaron volcados en la canasta de Sara Majorel y Dellarossa. 

En cambio, consideran que en realidad lo que se fidelizó fue el voto peronista que representó Foresi; de hecho, recuerdan que en 2018 el nutricionista cosechó el 37,6 por ciento en una campaña que no se asemejó en nada a la de este año, en la que Schiaretti jugó a fondo 

Es por eso que, desde el justicialismo local, pese a la terrible derrota, reivindican la figura de Foresi quien conserva una imagen positiva alta en la ciudad, y la proyectan provincialmente. Desde hace tiempo el peronismo de Marcos Juárez “reclama” un representante propio en la estructura provincial y en la Legislatura. 

Si bien el departamento Marcos Juárez tiene figuras tanto en el Ejecutivo como en el ámbito legislativo, el ministro de Desarrollo Social, Carlos Massei (oriundo de Monte Buey), o los legisladores Julieta Rinaldi (Inriville) y Piky Majul (Isla Verde), el PJ de la ciudad espera sumar uno propio. Y allí es donde quieren ubicar a Foresi. 

En una especie de pedido de compensación política, la dirigencia local trabajará para su hombre cruce las fronteras de la ciudad. Si bien la reconfiguración del mapa interno de Hacemos por Córdoba camino hacia el ´23 abrirá (o se supone que así sea) espacios a la nueva camada dirigencial, desde el PJ local no descartan que el pase pudiera darse antes del año electoral. 

Por lo pronto el nutricionista dijo que sí asumiría su banca en el Concejo Deliberante, pero se mantendrá como director del hospital zonal. “Si asumo voy a trabajar como corresponde, aunque también estaré en el hospital. No estoy dispuesto a recibir dos sueldos del estado, y si hay superposiciones de asumir la responsabilidad por mis dos trabajos, donaría el sueldo”, dijo ayer a Cadena Sudeste.