Mestre busca reactivarse por los barrios (hacia 2023)

El ex intendente busca recuperar terreno. Todos juegan al 2023.

Ramón Mestre intensificó su actividad barrial en las últimas semanas, mientras algunos de sus seguidores comenzaron a agitar en las redes sociales el mensaje de que “se viene Ramón”.

El 2023, está cada vez más a la vista y nadie quiere quedarse quieto. Todos están observando, en una u otra dirección, que Rodrigo de Loredo oficialice si disputará la candidatura a gobernador o a intendente de la ciudad de Córdoba, porque buena parte del juego individual depende de esa decisión. Pero, mientras tanto, cada uno va alimentando sus aspiraciones con lo que tiene a mano.

El ex intendente Mestre, después de la derrota que sufrió en 2019 en su intento por la Gobernación de Córdoba –frente al peronista Juan Schiaretti y en un escenario con la oposición dividida- tiene que esforzarse por recuperar espacios en el partido y ante la sociedad.

En 2021 formó una insólita alianza con Mario Negri para enfrentar a Rodrigo de Loredo por la conducción de la UCR, y aunque la coalición de rivales ganó, resultó evidente la aparición de un nuevo protagonista en el radicalismo, lo cual además quedó patente en las elecciones PASO y generales para legisladores nacionales.

Por el resultado de las PASO, Mestre quedó muy atrás en la lista de candidatos a diputados nacionales, pero de todos modos intervino activamente en la campaña.

Hacia fin de año, consiguió ser designado secretario de Coordinación del Comité Nacional presidido por Gerardo Morales, lo cual le proporcionó un nuevo protagonismo, al menos en la estructura partidaria.

En paralelo, y con un perfil creciente, Mestre comenzó a recorrer los barrios de la ciudad de Córdoba con visitas puntuales a casas de familia o comercios; también, puso en agenda localidades del interior.

La semana pasada, Mestre consiguió protagonismo con la campaña de donación de sangre de la que, por cierto, participa todos los años, y que cuando era presidente del Comité Central de la UCR tenía una sede en la Casa Radical.

Esta vez, fue a donar sangre a la sede de Unión y Benevolencia, y desde allí, por micrófonos de varias radios, envió mensajes políticos en diversas direcciones.

Mestre, en esas entrevistas, reclamó a Juan Schiaretti que defina el calendario electoral de la provincia de Córdoba: “Es imperioso que el gobernador dé señales claras sobre lo que pretende hacer de aquí en adelante, para que nos organicemos los partidos de la oposición”.

 “Esto que está pasando en distintas partes del país, donde los gobernadores ya anuncian que van a adelantar las elecciones y van a modificar las leyes electorales, en Córdoba somos campeones de observar esa situación, ya que el actual gobernador, en la última elección provincial, en el 2019, modificó dos veces la ley electoral para tratar de dividir a la oposición para mantener el oscurantismo”, acusó.

También se dirigió hacia puertas adentro de la UCR, al opinar sobre la disputa que se avecina entre Rodrigo de Loredo y Luis Juez por la de gobernador. “La semana pasada, cuando tuvimos la última reunión de Juntos por el Cambio a nivel nacional, y yo integro esa mesa por ser coordinador por parte de mi partido, se discutió parte de este tema, y se concluyó que las conducciones nacionales van a trabajar en las provincias donde no hay consenso, porque la idea es que todos trabajen juntos”, señaló.

¿Se viene? 

El jueves, en tanto, Mestre anduvo por los barrios Lili Benítez II, San Camilo y 9 de Julio, visitando vecinos y miembros de una iglesia. Poco después, algunos de los dirigentes del mestrismo, que suelen actuar en cadena, salieron al ruedo con la frase “se viene Ramón”, en las redes sociales.

¿A qué le apunta Mestre para el 2023? El ex intendente de Córdoba no ha mostrado esas cartas, pero seguramente disputará por un lugar expectable en la lista de candidatos a diputados nacionales.