Evolución Sur, en offside tras reunión Lousteau – Schiaretti

La línea local de Evolución (bastión del “lousteausismo” en el sur provincial) se vio sorprendida a partir del encuentro entre su líder nacional y el gobernador. Una semana antes, la dirigencia juvenil perteneciente a esta línea había emitido un comunicado que rechazaba la cercanía entre Facundo Manes y Schiaretti.

Por Julieta Fernández

Lucas Castro, Gonzalo Parodi y Carlos Ordóñez

“¡Con Schiaretti no!” fue uno de los gritos que se escuchó en la previa a la última mesa nacional de Juntos por el Cambio que tuvo lugar en Río Cuarto. Fue en el plenario en la Casa Radical local, que había sido presidido por el gobernador de Jujuy y presidente de la UCR nacional, Gerardo Morales. Aquel grito que se perdió entre los presentes y se oyó en la sede del partido centenario provendría de un miembro de Evolución. Dicha expresión apuntó a marcar el límite del radicalismo riocuartense frente a la posibilidad de sumar al gobernador peronista al armado nacional del 2023. La foto entre Juan Schiaretti, Martín Lousteau y Emiliano Yacobitti (tomada el pasado viernes) sorprendió a la agrupación local. Especialmente por el vínculo estrecho entre Yacobitti y algunos referentes de la ex “30 de Octubre”. 

Es evidente que el desconcierto tocó a casi todo el arco radical de la UCR provincial. El diputado y presidente del Comité Provincia, Marcos Carasso, ironizó en su cuenta de Twitter que “sería bueno que los dirigentes de otros distritos, cuando vengan a Córdoba, pasen un ratito por la Casa Radical”. Más allá del encuentro entre el líder de Evolución y el mandatario provincial, lo que habría caído mal en el lousteausismo riocuartense fue “desayunarse” con la noticia de aquella reunión luego de haber sentado una fuerte postura anti-Schiaretti en los últimos encuentros radicales y también en un comunicado impulsado por la Juventud Radical del departamento (que se identifica con la línea Evolución).

El hecho de que Yacobitti haya estado presente en “la foto de la discordia” inevitablemente generó comentarios en los círculos del radicalismo riocuartense, en los que se sabe de la cercanía entre el diputado y los referentes de Evolución en la ciudad. Entre ellos, se encuentran los concejales Carlos Ordóñez y Gonzalo Parodi, el ex edil Martín Carranza y el dirigente Juan Pablo Casari. Cabe recordar que Carranza y Casari asistieron al Primer Encuentro de Evolución Radical en Santa Fe y tienen un vínculo previo con el armador nacional de Evolución desde hace casi 20 años, a partir de que su nombre figura en la firma del documento fundacional de Cantera Popular. Es decir, su relación data de mucho tiempo antes de que se alinearan detrás de Rodrigo de Loredo en la provincia y de Martín Lousteau a nivel nacional. 

El mensaje “Con Schiaretti no” generó la adhesión de buena parte del arco radical en aquella previa a la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio (a fines de junio), producto de los “flirteos” de Gerardo Morales y Facundo Manes con la figura del gobernador Juan Schiaretti. Sin embargo, la Juventud Radical departamental (alineada a Evolución Río Cuarto), fue más contundente en su posicionamiento. Hace una semana, la JR departamental había rechazado una posible alianza con el mandatario provincial y cuestionó el accionar del neurocientífico. “Manes debería saber que para el radicalismo (o algunos radicales de Córdoba), las prioridades de Schiaretti van en contra de nuestra doctrina y visión de la sociedad”, rezaba un fragmento del comunicado impulsado por el espacio juvenil. Incluso advirtieron que dicha alianza podría derivar en que los estamentos juveniles del partido centenario desistan de militar para dicha estructura en las elecciones nacionales. La agenda del mandatario provincial (quien ya ha dialogado con otros dirigentes nacionales del radicalismo) les jugó una mala pasada.

Al cierre de esta edición, aún no había señales de que Evolución Río Cuarto efectúe algún cuestionamiento público al líder de su espacio a nivel nacional. No obstante, el propio Martín Lousteau intentó dar un mensaje que “contrarreste” la foto con el gobernador a partir de una imagen en la que se lo ve junto a Rodrigo de Loredo. “JpC tiene en Córdoba una identidad clara y una oportunidad concreta con dirigentes que nos representan muy bien. Mi corazón está con Rodrigo de Loredo, nuestro presidente de bloque, pero la decisión será de los cordobeses”, expresó el senador. 

La ex 30 de Octubre fue la puerta de entrada de Lousteau al sur provincial. Luego de las últimas elecciones municipales (en las que el senador brindó su apoyo a Gabriel Abrile), dirigentes como Gonzalo Parodi, Carlos Ordóñez y Lucas Castro fueron los anfitriones de la llegada del ex ministro de Economía a la ciudad y a la región. Evolución Río Cuarto incluso fue relanzado como núcleo en la víspera de las fiestas de fin de año, con Parodi a la cabeza y como precandidato a intendente de dicha línea radical. Ahora resta saber si el lousteausismo local dará vuelta la página o si la foto del viernes pasado dejará una mancha difícil de borrar para aquellos que se mantuvieron leales al proyecto de “Guga” en Río Cuarto