Ausencias en encuentro bullrichista: ¿díscolos en el PRO?

El armado del PRO regional prescinde de aquellos dirigentes riocuartenses que supieron ser referentes del partido amarillo local durante el gobierno de Macri. Pedido de presencia en territorio. ¿A dónde irán quienes queden fuera del esquema bullrichista?

Por Julieta Fernández

El encuentro del fin de semana trazó un pantallazo de las intenciones de la presidenta del PRO en el sur de Córdoba: crecer territorialmente y plantar candidatos en las distintas localidades del departamento. El aspecto más llamativo es que la tropa de Bullrich no apuntaría exclusivamente a recolectar dirigentes de Propuesta Republicana. De hecho, en la jornada que tuvo lugar en el Paseo de la Ribera, hubo referentes de la región que no pertenecen al partido pero sí comulgan con la plataforma de Patricia Bullrich. 

El moderador y principal orador del evento fue el moldense Julián Chasco (fundador del PRO Córdoba Sur) y una de las referentes locales que asistió fue la vecinalista Graciela Correa (cuya presencia habría sido clave para abordar el esquema de crecimiento territorial que motivó el evento). No obstante, no dejó de llamar la atención que el presidente del PRO local, Cristian Magri o los dirigentes Mónica Lannutti (concejala de JpRC) y Manuel Betorz (tribuno de  cuentas) no hayan asistido a dicho encuentro. La respuesta sería sencilla: no se trató de un encuentro estrictamente del PRO sino del esquema Bullrich en la región. Entonces, ¿hay díscolos en el PRO Río Cuarto?

Sería aventurado asegurar que los dirigentes anteriormente mencionados no adherirán al esquema de Patricia Bullrich porque todavía queda un buen trecho por recorrer antes de las próximas elecciones presidenciales. Además, el resultado electoral en la provincia será clave en el ordenamiento del partido. Sin embargo, cabe hacer un repaso de los últimos movimientos de la dirigencia amarilla en la ciudad tras las últimas elecciones legislativas. En el caso de Magri, el titular del partido amarillo en la ciudad militó fuertemente la lista de Santos-Negri en las PASO. Incluso luego de las elecciones generales, Magri siguió mostrándose leal al ex ministro de Turismo, a quien acompañó en su agenda local tras la llegada de la mesa nacional de Juntos por el Cambio en la ciudad. Magri sería, en efecto, el alfil de Gustavo Santos en Río Cuarto.

En el caso del tribuno de cuentas de Juntos por Río Cuarto, Manuel Betorz, su perfil bajó un poco en comparación con lo que supo mostrar durante su rol como concejal (2016-2020). En aquel entonces, el joven dirigente se mostraba activo en varias actividades de campaña del entonces presidente Mauricio Macri. También supo exhibir un vínculo estrecho con la propia Patricia Bullrich, con quien mantuvo reuniones en algunas oportunidades en la Ciudad de Buenos Aires. Es por eso que también resulta notorio que no esté participando activamente en el grupo del PRO regional que ya clama por la candidatura a presidenta de la ex ministra. 

En ediciones anteriores, Alfil resaltó que hace poco se lo vio a Betorz dialogando con vecinos y comerciantes de la ciudad y que dicha actividad habría respondido a una sugerencia de la propia militancia del PRO. “En este contexto económico, es necesario mostrarse cerca de los vecinos y que nuestros dirigentes que ocupan cargos tengan ese tipo de gestos”, comentó un integrante del espacio a este medio. 

En cuanto a la concejala Mónica Lannutti, es probable que se sume al esquema de Bullrich 2023 (aunque no estaría participando en el mismo esquema del PRO regional que organizó el encuentro del fin de semana pasado). Pero cabe recordar que la edil siempre suele referirse a la ex ministra en muy buenos términos e incluso se reunió hace tres meses con ella para compartirle las propuestas realizadas por el bloque opositor local en materia de seguridad. 

Al igual que Betorz, es probable que la concejala “muestre sus cartas” más adelante y cuando las fichas estén un poco más acomodadas. Lo cierto es que, en la alianza de Juntos por Río Cuarto, el PRO ya no tendría la misma preponderancia que antes y será clave saber cuál será el lugar que ocupa en las próximas elecciones municipales, con un radicalismo que apuesta a mostrarse fortalecido y que quiere seguir siendo la “columna vertebral” de la alianza en la ciudad.