Radicales encausan figura de unidad con miras a plan 23/24

Pese a las diferencias entre dirigentes y espacios, la cercanía de las provinciales produce movimientos significativos en las filas riocuartenses del centenario partido. Evolución y Asamblea Radical caminan juntos, militando a Rodrigo de Loredo como candidato a gobernador. Mientras tanto, Gonzalo Lujan comienza a acercarse a Luis Juez. “Sea cual sea el candidato, hay que estar juntos”, afirman desde cada frente.

Por Gabriel Marclé

Gonzalo Parodi salió a recorrer las calles con militantes de Asamblea Radical, espacio representado por Vivana Pomiglio, quien ha comenzado a mostrar su cercanía a Rodrigo de Loredo. Por otro lado, Gonzalo Lujan se juntó con Juez.

“Parece que todos estamos viendo el camino cada vez más claro”, señalaba un dirigente riocuartense de la Unión Cívica Radical, quien le presentaba al periodista varios ejemplos de lo que definía como “la vía única” del partido hacia las elecciones provinciales del año próximo. En los últimos días, la escena local ha dado varias muestras de esto, con dirigentes de diferentes espacios que compartían actividades y difundieron mensajes que revelan el rumbo unificado que parecía tan difícil de conseguir y que, pese a las internas, también se arriman al 2024.

Desde las alternativas más distanciadas del radicalismo local, el mensaje parece ser el mismo: “El candidato es Luis Juez o Rodrigo de Loredo”. Respecto a quién prefiere qué espacio, la línea que sostienen sus dirigentes es que resulta indistinto para el momento que atraviesa la política cordobesa. “Hay una posibilidad real de ganar la elección, tanto en 2023 como en 2024. Todo el radicalismo ve que este es el camino, sea quien sea el candidato, para recuperar la provincia después de 25 años”, aseguraba un importante referente del centenario partido en la ciudad.

No es casualidad que la iniciativa unificadora surja por estos días, justo cuando desde algunos sectores se sigue alentando la idea del “Partido Cordobés” que reúna a Juntos por el Cambio con el gobernador Juan Schiaretti, alternativa propuesta por figuras como Facundo Manes y defendida incluso por varios intendentes y directivos de la región. Lo que la mayoría de espacios del ámbito riocuartense están buscando transmitir es que este acercamiento entre radicales busca dejar atrás diferencias para “cerrarle la puerta a cualquier tipo de invento”, según afirman.

Asamblea Radical y Evolución

Días atrás, el concejal y referente del espacio Evolución Radical, Gonzalo Parodi, compartió en sus redes imágenes de una recorrida por diferentes barrios de la ciudad para dialogar con los vecinos. Más allá del protagonismo que tomó en esas imágenes quien viene proponiéndose como precandidato para gobernar la ciudad en 2024, sorprendió que estuvieron participando de su actividad algunos integrantes de Asamblea Radical, espacio que parecía alejado del deloredismo y que en Río Cuarto tiene como referente a Viviana Pomiglio.

De esta manera, la representación local de Evolución confirmaba el cierre de una alianza estratégica con un espacio que en su esquema provincial parecía más cercana a militar la candidatura de Luis Juez. Pero, para seguir con la vía unificada, fue la propia Pomiglio quien mandó a acallar las voces que apuntaban a AR como un espacio full juecista. Lo consiguió reuniéndose con de Loredo y publicando las pruebas de ese encuentro junto a un mensaje sugerente: “La Córdoba que esperanza es con vos”, le expresaba la dirigente al diputado radical.

La maniobra acuerda con la idea de unidad que no se frena -por ahora- en elegir entre Juez y de Loredo, sino que prefiere potenciar la campaña desde la ponderación de ambos. Pero también puede percibirse un efecto de tipo local en este recorrido, ya que el Evolución de Parodi intenta fortalecer sus capacidades para imponerse en una futura interna municipal. “Este es un mensaje fuerte para el 2024”, expresan desde “la 30 de octubre” -ahora Evolución- respecto al trabajo con Asamblea Radical.

Lujan, con Juez

Otro dirigente que tuvo participación en la agenda del radicalismo local por estos días fue Gonzalo Lujan. Tras haber pasado tres meses ausentado de la rosca por un viaje a los Estados Unidos, el ex director del PAMI volvió con todo y ahora salió a difundir el encuentro que mantuvo días atrás con el senador Luis Juez. 

“Extensa y productiva reunión en la que charlamos del futuro de Córdoba y Rio Cuarto”, escribió en sus redes el dirigente sobre una reunión inesperada y que generó sorpresa entre sus correligionarios. Lujan, más vinculado al negrismo pero sin núcleo o espacio concreto, parece centrado en su campaña como precandidato a intendente y sin pretensiones en las listas del 2023, pero el vínculo con Juez sigue en línea con la planteada “vía única” hacia el 2023, aunque desde un sector diferente al de los mencionados Parodi y Pomiglio.

Impacto local

Mientras los espacios se abroquelan, como se ha percibido también entre los espacios que militan a Juan Jure y el rinsismo, la dirigencia se muestra activa y atenta a las necesidades que expresa la comunidad local. En ese sentido, parece que el radicalismo está centrando su estrategia política del 2023 y el 2024 en una sola figura: la de Juan Manuel Llamosas.

Lejos de nacionalizar o provincializar, la estrategia de los dirigentes del radicalismo que entran en campaña tiene como fin apuntar al desgaste del intendente local en cuestiones como la inseguridad, la economía y las obras públicas, entendiendo que esto tiene “un doble beneficio”: lo impactan por su rol como intendente, pero también como potencial candidato a integrar la lista de Hacemos por Córdoba en 2023.