Llamosas fortalece presencia en Capital (agenda con Llaryora)

El intendente de Río Cuarto visitó la Capital y se mostró nuevamente junto a Llaryora, con agenda enfocada en la educación. Movimientos más cautelosos para evitar "quemarse" antes de tiempo luego de las mediciones locales favorables a la potencial fórmula "Lla-Lla".

Por Julieta Fernández

Ayer, los intendentes Juan Manuel Llamosas y Martín Llaryora sumaron una nueva foto que alimentó la idea de la fórmula “Lla-Lla” para el 2023. La presencia de Llamosas en la capital provincial se ha hecho más frecuente en las últimas semanas. Su última visita no pasó desapercibida luego de que se difundieran las mediciones de la consultora local CB proyecten una buena imagen para el tándem Llaryora-Llamosas (con una ventaja de casi 12 puntos por sobre la hipotética fórmula Juez-De Loredo). No obstante, es necesario recordar que dicho trabajo estadístico comprende a la población de Río Cuarto, por lo que a Llamosas le resulta imperioso hacer presencia en la capital y en el interior provincial para lograr instalarse.

 

La agenda de ambos jefes municipales incluyó una participación en el 2° Encuentro Nacional de Concejos Deliberantes. Dicha actividad convocó a legisladores de todo el país y, en representación de Río Cuarto, asistieron el presidente del Concejo local, Darío Fuentes y los ediles de Hacemos por Córdoba y Milagros Obregón. Pero la actividad más “pomposa” y que convocó exclusivamente a los dos municipios fue el encuentro de trabajo entre los equipos educativos de ambas gestiones. Desde el gobierno de Río Cuarto resaltaron que esta modalidad ya se aplicó en temas como la cultura, el deporte, la participación ciudadana, el desarrollo productivo y la modernización del Estado (en varios de esos casos, con equipos técnicos y miembros de ambos gabinetes que trabajaron en conjunto, tanto en Río Cuarto como en la Capital).

En esta oportunidad, la funcionaria que pudo “lucirse” fue Mercedes Novaira, secretaria de Educación de Río Cuarto. Junto a 65 empleados municipales que participan del programa de terminalidad educativa, la secretaría de Educación local llevó la experiencia del programa a “La Docta” para hacer un balance positivo de dicha política (que también se aplica en la Capital). La actividad también implicó la visita de espacios históricos como la Catedral, el Cabildo, la Facultad de Abogacía, el Museo de la UNC, el estadio Kempes, el Espacio de la Memoria, entre otros. 

“Estamos atravesando un cambio de paradigma y trabajando en equipo para beneficiar a los vecinos y vecinas de ambas ciudades. Somos dos gestiones que entienden que no se trata de competir sino de cooperar”, señaló Llamosas. A mediados de marzo, el Ejecutivo Municipal firmó un convenio de cooperación mutua con la Municipalidad de Córdoba. Las acciones que devienen de este convenio involucran la modernización del Estado, el ambiente, el turismo, la cultura y el deporte. Esta iniciativa anticipó la agenda de trabajo que comenzó a diagramarse para el 2022 y que, más allá de las acciones concretas, le dio el pretexto justo a ambos jefes municipales para que, sin hablar de las próximas elecciones, puedan “poner a prueba” el binomio “Lla-Lla”. 

Buenos alumnos

Martín Llaryora ha recibido la bendición de buena parte de los referentes del PJ provincial, quienes han manifestado abiertamente que consideran que sería el inminente sucesor del gobernador Juan Schiaretti. En este sentido, podría decirse que el intendente de la Capital y el de la Capital Alterna se erigieron como “buenos alumnos” de Schiaretti y que, valga la redundancia, están haciendo buena letra en la previa a las elecciones provinciales del 2023. Sin embargo, mientras que el clamor “Llaryora 2023” parece tener cada vez más asidero, la vicecandidatura a gobernador aún no corre la misma suerte. 

Lo cierto es que el intendente de Río Cuarto aún debe escalar varios peldaños para tener “asegurado” un lugar en la fórmula provincial (aunque su llegada a la órbita provincial, ya sea en algún Ministerio o Secretaría, se da casi por sentada). Lo que resta del 2022 será crucial para que el riocuartense logre posicionarse tanto en Capital como en los departamentos del interior y, para ello, deberá ser cauteloso. Al menos así lo consideran desde la vieja guardia schiarettista, atentos a no pecar de apresurados y evitar “hacerle el juego” a futuros desgastes de la oposición.