Las (escasas) reservas del Banco Central en el eje de las preocupaciones

Miguel Pesce asegura que este mes terminará en “empate” o “recuperación parcial” de divisas. A su entender, los actuales niveles -unos US$1500 millones netos- son “apropiados para afrontar las obligaciones que el banco tendrá por delante”. Ayer el BCRA vendió US$64 millones.

El presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Ángel Pesce, estimó que las reservas de la autoridad monetaria cerrarán agosto “en una situación de empate o de recuperación parcial” de la mano de una caída de las importaciones de energía en el orden de los US$ 600 millones. A su vez, ratificó que los niveles actuales “son apropiados para afrontar las obligaciones que el banco tendrá por delante”. Ayer el Central vendió US$64 millones; en lo que va de este mes se usaron US$600 millones en combustibles y energía. Ese esquema se da en un esquema de cepos al resto de las importaciones.

Al ser consultado por la racha negativa de ventas por parte del BCRA en las últimas ruedas, Pesce las adjudicó al “tema energético que, en los meses de invierno, tiene un peso muy importante”, aunque se mostró optimista por las perspectivas de las próximas semanas.

Entre sus reservas brutas el Central cuenta con los US$19.225 millones del swap con China y US$11.525 millones correspondientes a los encajes de los depósitos en dólares en el sistema financiero (a los que se refiere Marull). También hay oro y los DEGs girados por el FMI, pero no son dólares que se puedan usar para la diaria.

El ministro Sergio Massa prometió engrosarlas con adelanto de exportaciones (ingresos que se están negociando; las cereales aseguran que ya entregaron todo y que son los productores los que no les venden). En esa línea, cerró un acuerdo con la Cámara Pesquera que se comprometió a US$300 millones en 45 días. Además, planteó REPO con bancos (los costos serán altos por la desconfianza que genera la Argentina) y préstamos de organismos multilaterales. Hasta ahora, esas divisas -que no solucionarían el problema, pero lo paliarían- no llegan.

”Todavía en agosto estamos en niveles de pago de energía elevados. Esperamos que ya la semana que viene esto ceda y esperamos una reducción en el mes de agosto de US$ 600 millones (en dichos pagos) que permitiría mejorar la situación en la balanza cambiaria”, afirmó el presidente del BCRA en diálogo con El Destape Radio.

Aclaró que dicha proyección es “conservadora” y que “hay otras estimaciones que hablan de una caída mayor” en la necesidad de importaciones. “Julio terminó con US$ 2.400 millones. Estamos esperando que las importaciones de agosto queden por debajo de los US$ 1.800 millones y ya septiembre se ubiquen por el orden de los US$ 900 millones como ocurrió en el mes de abril”, agregó.

Estimó que a fines de este mes se puede “terminar en una situación de empate o de recuperación parcial de reservas”. Si bien el funcionario no detalló la cantidad de reservas remanente “porque esa información los bancos centrales no la revelan”, señaló que los niveles actuales “son apropiados para afrontar las obligaciones que tiene el Banco Central por delante”.

“Hemos estado con niveles de reservas más bajos que este y pudimos afrontar la situación, y lo mismo va a ocurrir en los próximos meses”, subrayó. Asimismo, confirmó que el swap de monedas con China “está activo y se está utilizando”.

“Tenemos un procedimiento para activar el swap cuando vemos que las importaciones chinas o el déficit comercial crece. Estamos en esa tarea en este momento”, detalló. El swap, que posee un límite de US$ 20.000 millones tras una ampliación en febrero de este año, es un acuerdo de intercambio financiero en el que una de las partes se compromete a pagar con determinada periodicidad una serie de flujos monetarios a cambio de recibir otra serie de flujos de la otra parte.

Insistió en que existe una “demora en la liquidación del sector sojero” que se espera se “recomponga en los próximos meses de la mano de las obligaciones de pago en pesos”. Cree que el retraso de la liquidación es de unos US$ 2.000 millones a US$ 2.500 millones y que el nuevo instrumento de estímulo dispuesto por el Banco, que permite colocar el 70% de los ingresos de las ventas en un depósito con retribución diaria en función de la evolución del Dólar Link, responde a los planteos de los productores.

“Nos plantearon que el productor no tiene dónde invertir los pesos que obtiene de la venta y por eso hemos creado este mecanismo que replica la cobertura que le da el stockeo del grano”, aseveró el titular del BCRA, e indicó que los bancos “están poniendo a punto sus sistemas informáticos para que esté en funcionamiento en breve”.