El Concejo definirá la “urgente” ampliación del presupuesto

Comienza una semana de intenso debate en el Legislativo luego que Llamosas enviara el pedido para ampliar los fondos disponibles para lo que resta del año. “Es necesario y urgente”, definieron desde el Mójica respecto al proyecto que prevé un aumento del 18% en el presupuesto 2022 con subas en las partidas de obras, servicios y salarios. La oposición criticó la reasignación de recursos para la asistencia social.

Por Gabriel Marclé

El oficialismo espera aprobar la primera lectura del proyecto de ampliación esta misma semana, mientras que la oposición analiza cómo va a polemizar para generarle una nueva molestia a Llamosas.

El jueves de la semana pasada, el Gobierno de Río Cuarto presentó ante el Concejo Deliberante un proyecto que prevé la ampliación presupuestaria del Ejecutivo en un 18%, lo cual significaría la adición de $2.424 millones al presupuesto actual. No será sino hasta este lunes que el proyecto active al Legislativo, donde las comisiones correspondientes comiencen un tratamiento que, a pedido del Gobierno, podría ser exprés. 

A fines de la semana pasada, el secretario Economía del municipio, Pablo Antonetti, adelantó que el proyecto prevé subas en las partidas destinadas al personal, asistencia social, obras públicas y servicios públicos con una suba casi inaudita (la última fue del 6,38% en 2019). A priori, esta sería la solución al efecto de una inflación que se proyectaba en el 35% cuando el Ejecutivo diseño el presupuesto. Ahora, el proyecto se presenta como la máxima prioridad de la agenda municipal en conexión con su base en el Concejo.

“Es necesario y urgente que se trate este proyecto. Esperamos que esta misma semana pueda dar el primer paso”, expresaron fuentes cercanas al despacho del intendente Juan Manuel Llamosas respecto al proyecto que requiere de la doble lectura para ser aprobado. El mensaje llegó al bloque oficialista en el Legislativo, movilizados por la situación actual de la economía que obliga a contar con más recursos para cumplir compromisos, especialmente el que Llamosas tiene con su ciudadanía (y con sus sponsors del Panal) en el año del “operativo ascenso”.

El primero en salir a bancar el proyecto fue el propio Antonetti. “Fundamentalmente se busca adecuar el presupuesto al contexto inflacionario, tanto por el nivel de recursos como para el nivel de gastos”, explicó el funcionario a cargo de las finanzas municipales, quien señaló que la ampliación avanza en conjunto con la suba en la coparticipación y también de la recaudación, principalmente en los impuestos de comercio-industria y de manera menor en los aportes inmobiliarios, de patente y de EMOS.

Antonetti afirmó que “el 80% de las ampliaciones planteadas responden a la necesidad de reacomodar los números a la realidad inflacionaria que se presentó durante todo el año”. En ese sentido, el propio intendente Llamosas ya venía advirtiendo que el corrimiento provocado por la inflación llevaría a pensar en el recálculo de costos para la mayoría de los compromisos que afronta su gestión este año. Por esta razón, una de las ampliaciones de mayor importancia tiene que ver con la obra pública, su carta fuerte en la proyección.

“La intención es continuar con el plan de obras públicas al ritmo que tiene”, explicó el secretario de Economía luego de presentar la suba de $200 millones que le permitirá al municipio reacomodar los contratos que se encuentran en marcha para la concreción de importantes intervenciones que pretenden inaugurar durante este 2022. Cabe recordar que muchas de las obras que se llevan a cabo en la ciudad cuentan con inversión de Provincia o Nación, pero que el municipio se hace cargo de los costos extras que devienen de la inflación.

Pero la principal reasignación presupuestaria tiene que ver con el sostén de los contratos de servicios públicos. Con esto, se asignarán $175 millones al contrato con la empresa de recolección y barrido Cotreco; y $129 millones para Autotrol (mantenimiento de luminarias). 

Otro de los puntos que incluye el proyecto tiene que ver con los $38 millones que el municipio tiene pensado invertir en materia prevención para la incorporación de 30 nuevas cámaras de videovigilancia, integradas al plan provincial presentado la semana pasada por el gobernador Juan Schiaretti.

Asimismo, el Ejecutivo dedicó una parte importante del proyecto a los salarios del personal. El proyecto establece una suba del 37% en la partida destinada al sueldo de sus trabajadores, justo cuando se está en vísperas de una nueva paritaria salarial con el Sindicato de Trabajadores Municipales. Esta semana se producirá la primera reunión de la ronda de negociaciones.

Por último, el proyecto destaca la importancia del elemento social para esta ampliación, por lo cual se tomó la decisión de incrementar el presupuesto destinado a la asistencia social en $126 millones (un 30% más respecto al cálculo original). En tiempos de golpes duros al bolsillo, la Municipalidad pretende tener recursos con los cuales calmar la aflicción de los sectores más vulnerables y ahorrarse algún reclamo en la clave última mitad del 2022.

Aunque el proyecto todavía no generó un rechazo fundamentado de parte del principal bloque opositor, Juntos por Río Cuarto ya manifestó cuestionamientos en torno a la reasignación de recursos para la asistencia social. “El gran argumento de aumentar la ayuda social es una gran mentira. Ajustaron de manera feroz la ayuda en alimentos y todo lo que tiene q ver con programas básicos”, manifestaron desde el bloque opositor, desde donde puede surgir la resistencia para complicarle los tiempos al Ejecutivo.