Macri y Santos, juntos (otra vez) para inflar al PRO local

Reunión, foto y mensaje para la interna de Juntos por el Cambio. La dupla promete empoderamiento amarillo de cara al 2023.

Por Yanina Passero

El diputado del PRO, Gustavo Santos, envió dos señales a los aliados en Juntos por el Cambio (JpC) de Córdoba en menos de 72 horas. La primera: giró la rueda de las versiones que resaltaban su interés intacto por buscar la gobernación de la provincia en el 2023. La segunda: puso en circulación el registro gráfico de su reunión y mentor, el expresidente Mauricio Macri. 

En los campamentos del también director para las Américas de la Organización Mundial de Turismo evitan la sumatoria simple de los factores. Destacan la estrecha relación que une al líder del partido amarillo y su exministro. Sin embargo, la ratificación de la intención de juego y la exhibición del padrinazgo que hizo Santos en un lapso abreviado, permite anticipar –al menos- que hay un intención de la dupla de ordenar internamente la legitimidad de los negociadores por el PRO en la mesa aliancista por las candidaturas o, eventualmente, en la interna. 

El también presidente de la Fundación Pensar mantuvo una reunión de más de una hora con el exmandatario. El mensaje político, con la mirilla ajustada al frente doméstico, va en sintonía con la necesidad de fusionar la oferta amarilla en la provincia, en momentos donde pareciera que está todo cerrado entre el precandidato a gobernador Luis Juez, la conducción de la UCR de Córdoba y, de manera aún difusa, con su compañero de fórmula legislativa, Rodrigo de Loredo. 

En ese escenario, el PRO podría acceder a las migas que caigan de la mesa de los legitimados, la mayoría cada vez más convencidos de la inviabilidad estratégica y económica de una primaria abierta en Juntos. 

“(Macri) Está convencido que el PRO tiene hombres y mujeres con la capacidad y la empatía necesaria para encabezar los desafíos que tenemos a nivel provincial y en los distintos municipios”, resumió Santos al término de la reunión. 

Objetivamente, el espacio quedó en desventaja frente al arrollador triunfo de Juez y De Loredo en noviembre del año pasado. En el mejor de los casos, buscan completar el segundo renglón de la boleta legislativa. Incluso, las chances se diluyen porque el propio Juez sostiene que son los radicales los que deben elegir a su escolta. 

Una muestra del desánimo amarillo en la pulseada local se observa en la importancia que le dan al armado nacional de los popes del PRO embarcados en la carrera presidencial. Se da por descontado que la pulseada provincial ocurrirá primero porque el gobernador Juan Schiaretti despegará todo lo posible los comicios en tierra anti K. La ansiedad amarilla por la ronda de octubre muestra la escasa expectativa en el poroteo local, más allá de las listas para acceder a la Unicameral. 

Como se comentó desde estás paginas, el “regreso” de Santos al redil partidario y la evocación de la interna no deja de ser llamativa en momentos de sintonía aliancista. El diputado se mueve con la consigna del empoderamiento del PRO, pero en el juecismo –donde mantienen la desconfianza intacta hacia Macri y su adlátere- no tardan en ubicar la jugada en una línea funcional al peronismo. Cabe recordar que para Juez una interna en Juntos es lo mismo que abrirle la puerta al peronismo en la elección de los candidatos.  

Más allá de las especulaciones sobre la estrategia –que coinciden, además, con un acercamiento entre el senador y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta-, Santos promete un perfil que excede lo local. En concreto, el 1 y 2 de septiembre se realizará en Mendoza el segundo encuentro federal de la Fundación Pensar, el think tank del PRO, con foco en Educación. 

“Vamos a plantear y trabajar sobre respuestas concretas que serán los ejes transversales claves en el país que se viene, como por ejemplo, la articulación  de la educación con la tecnología y el mundo del trabajo. Tenemos que salvar a las futuras generaciones y la educación vinculada a las nuevas demandas laborales es la salida”, adelantó Santos, momentos antes de augurar un rol central para Macri en el escenario que se viene.

“Por el momento que atravesamos y por lo que vendrá, Mauricio Macri es un líder indispensable que necesita Juntos por el Cambio para llevar adelante la transformación definitiva que pondrá a nuestro país de pie. Argentina en un proceso virtuoso puede estar entre los mejores países del mundo”, afirmó.