HpC gira por el interior: Llamosas no quiere quedarse fuera

Con la anticipada visita de Martín Llaryora a Juárez Celman en plena pretemporada electoral, el intendente de Río Cuarto se encuentra atento a las órdenes del Panal para acoplarse cuidadosamente al plan: no quieren quemar el “Lla-Lla” antes de tiempo. Aún así, desde el schiarettismo creen que el riocuartense podría expandir su presencia en la región, por lo que su participación en el tour de Llaryora no está descartada.

Por Gabriel Marclé

Juan Manuel Llamosas, Juan Schiaretti y Martín Llaryora.

La comunidad política cordobesa asistirá por estos días al anticipado comienzo de la pretemporada electoral rumbo al 2023 con algunos acontecimientos que develarán con claridad las estrategias de cada frente competidor. En el caso de Hacemos por Córdoba, las muestras de ese primer paso en dirección de la campaña se darán con la visita de Martín Llaryora al interior, más precisamente a diferentes municipios del departamento Juárez Celman. Apenas a 100 km del intendente cordobés estará Juan Manuel Llamosas, la otra parte de la insinuada fórmula “Lla-Lla”, quien podría terminar acoplándose al tour de Hacemos por Córdoba en la región.

“Todavía no tenemos órdenes, pero sería una buena posibilidad para mostrarse por el interior”, comentaba a Alfil una fuente cercana al jefe municipal de la capital alterna, quien podría sacar provecho de una visita a Juárez Celman de la misma manera que espera hacerlo Llaryora y, de paso, obtener una nueva foto junto a su par. La intención sería continuar con el envión que viene dando el boca en boca, pero -como afirman desde el llamosismo- atentos a las órdenes del Panal.

Si fuera por el intendente de Río Cuarto, ya tendría reservado el auto que lo traslade hasta La Carlota y otras localidades de Juárez Celman para compartir agenda con su ex compañero de universidad, quien ahora resultaría ser el principal candidato del PJ provincial para suceder a Juan Schiaretti en 2023. Recorriendo empresas, charlando con dirigentes y cortando cintas, la imagen de Llamosas y Llaryora juntos pondría a prueba la figura de fórmula que ya fue medida en la ciudad de Río Cuarto: según la encuesta de la consultora CB, la fórmula “Lla-Lla” lograría una diferencia de casi 12 puntos contra una lista opositora liderada por Luis Juez. 

En ese sentido, la aparición de Llamosas acoplado a la excursión por el interior de Llaryora podría servir para expandir las buenas sensaciones que dejaron los números entre los dirigentes del Panal y que en realidad ratifican lo que vienen percibiendo desde hace tiempo. Pero el análisis de los estrategas más longevos del schiarettismo sigue siendo el mismo que se hacía meses atrás, cuando pidieron bajarles el perfil a los lanzamientos abruptos. Ahora, con las ruedas de la campaña en marcha, el pedido es no quemar una fórmula que todavía puede pulirse.

Aunque no les guste a los de la vieja guardia, Llaryora viajará a Juárez Celman y rozará el departamento Río Cuarto con el objetivo -consensuado con el gobernador- de instalarse en una zona que todavía no le resulta favorable a su imagen. Con eso en mente, la adición de un socio de viaje como Llamosas podría simplificarle la tarea de hacer pie en un terreno que, aunque conocido, todavía no le devuelve el cariño que necesitará de ser ungido candidato a gobernador.

“Ojo, no vaya a creer que Llamosas tiene el interior en el bolsillo”, advertía un experimentado dirigente del PJ cuyo análisis contrastaba con la iniciativa de expandir territorialmente al dueto de candidatos. Según este consultado, el intendente se refugia en los números que le dan sus gobernados en el Imperio porque todavía no tiene un fuerte recorrido por la región. Siguiendo esta visión, el de Río Cuarto buscará confirmar si logro el efecto buscado con la firma de acuerdos de cooperación con otros intendentes del interior, como Franco Morra de General Deheza -otro de los puntos marcados por Llaryora en su visita a Juárez Celman.

Con todo lo dicho, la posibilidad de que los intendentes de las dos ciudades más importantes de Córdoba se reúnan es bastante alta y hasta resultaría lógica. Sin embargo, las precauciones solicitadas por una parte de la dirigencia schiarettista y el cumplimiento a rajatabla del minucioso plan del gobernador supondrían un escollo para el reencuentro del “Lla-Lla” en claro contexto de campaña.

Si Llamosas queda eximido de participar de la agenda que Llaryora desarrollará en Juárez Celman durante viernes y sábado, al intendente del Imperio no le quedará otra que esperar si la próxima fase del plan de instalación incluye al departamento Río Cuarto, tal vez con el gobernador Schiaretti participando de esa visita para completar una trieja que confirme -de una vez- que Llamosas ocupará el lugar que tanto deseaba en la fórmula por la gobernación. 

Aunque estas especulaciones se muevan junto a lo vertiginoso de la actualidad política, tanto provincial como nacional, desde el Palacio de Mójica se mantienen centrados en la gestión local y evitando caer ante la ansiedad de una definición que podría estirarse hasta fin de año.