Mondino, la apuesta libertaria que más gusta al PJ

La economista cordobesa, que suena como una de las posibles apuestas de La Libertad Avanza si decide jugar por la Gobernación, es percibida como una candidata que podría disputarle a Juntos por el Cambio el voto conservador, incluso por encima de Agustín Laje.

Por Felipe Osman

Aunque el libreto de cualquier oficialismo marca que las especulaciones electorales deben dejarse de lado en años sin comicios y que toda la lívido debe estar volcada a la gestión, nadie desconoce que el juego electoral está presente en los cálculos y movimientos de manera constante en cada fuerza política, y el peronismo de Córdoba –por mucho que busque negarlo- no escapa a esta regla.

La oposición, por caso, ve los tentáculos del Centros Cívico en cada uno de los movimientos que meten ruido en su interna, y hasta asegura que las declaraciones, trascendidos y señales que ubican a Juan Schiaretti embarcado en un proyecto nacional conjunto con Facundo Manes no son más que una operación destinada a hacer crujir la unidad que, contra viento y marea (y haciendo a un lado un sinfín de contradicciones), la plana mayor de la UCR cordobesa se empeña en sostener con el Frente Cívico.

Así, la rememorada sesión que aprobó la regulación del juego online el 29 de diciembre pasado y la tensión que el peronismo inyecta entre los legisladores de JpC y los intendentes radicales que aspiran a una segunda reelección serían, a los ojos de la oposición, capítulos conexos de aquella empresa.

Sin embargo, la irrupción del fenómeno libertario, principalmente de la mano de Javier Milei, ha traído a la escena política a un nuevo actor capaz de disputarle electorado a la alianza opositora y esto, desde luego, no sólo sucede a nivel nacional, sino que bien podría tener su propio capítulo en Córdoba, si los libertarios decidieran jugar en la elección local.

Desde La Libertad Avanza ya ha habido quienes aseguran que el espacio llevará una candidatura para disputar la Gobernación el año próximo, aunque desde Buenos Aires repiten que el objetivo principal es impulsar la aventura presidencial de Milei, y que todo lo además estará ordenado en función de aquel fin. En otras palabras, que sólo se disputarán candidaturas provinciales si se entiende que estas son competitivas y que, lejos de desgastar la marca, ayudarían a allanar el camino del economista hacía la Casa Rosada.

Más allá de esto, en el tablero provincial se especula sobre quienes podrían ser los candidatos de La Libertad Avanza en Córdoba, y como impactarían estas hipotéticas candidaturas en una campaña que tendría como protagonistas a Martín Llaryora y a quien Juntos por el Cambio decida llevar como cabeza de lista, Rodrigo de Loredo, en el caso que lidere la UCR, o Luis Juez, si lo hace el Frente Cívico.

Hay quienes aseguran que, en las cuentas del Centro Cívico, Diana Mondino sería la candidata mejor posicionada para disputarle a Juntos por el Cambio el voto conservador, e incluso perjuran que desde las altas esferas del PJ cordobés se trabaja para impulsar esta variante.

Una virtual candidatura de Agustín Laje, por su parte, hace pensar en una campaña electoral controversial en la que el escritor y conferencista garantizaría choques de alta tensión, y hasta algunos peronistas se entusiasman con la idea de ver al libertario trenzado en un debate con Juez, cuyo principal capital político siempre ha sido la respuesta ágil y ocurrente, aunque ayuna de demasiada solidez conceptual. 

Sin embargo, una campaña de esas características podría también correr el foco de los temas que el oficialismo espera revistan mayor protagonismo, a saber, los logros alcanzados tanto por la gestión municipal como por el ciclo del peronismo al frente de la provincia, que cumplirá 24 años con la salida de Juan Schiaretti del Centro Cívico.