Así será el primer edificio del mundo que no cobra expensas (las paga), tendrá minado cripto en el lobby (y busca franquiciado en Córdoba)

(Por Gabriel Caceres) De la mano de Newlink Capital, este novedoso concepto busca romper el paradigma inmobiliario, mostrando cómo la cripto minería y la sustentabilidad pueden hacer alquimia en esta nueva forma de vivir. El primero se llamará Next Pampa 2.0 y estará ubicado en el barrio porteño de Belgrano, pero habrá más. Un mano a mano con Damián Lopo, el cerebro detrás de esa idea.

El mundo inmobiliario en Argentina siempre ha sido turbulento, ya sea azotado por crisis que a más de un ambicioso proyecto dejó “pedaleando” y reducido a una versión devaluada de lo que alguna vez pudo ser, o aquellos proyectos que no fueron más que un timo para dilapidar el sueño de la casa propia de algún argentino que buscaba invertir sus dólares bajo el colchón.

Ante este paradigma, Damián Lopo, a la cabeza de Newlink Capital, desarrolló en 2016 Next, un concepto de vivienda destinado a compradores de clase media alta y que tiene como premisa estar “a la moda” con las tendencias, poniendo lo próximo que va a ser furor en el mercado inmobiliario y que cada uno aborde una temática única que lo haga diferente, “dando un muy buen producto para la clase media alta a muy buen precio”, cuenta Damián.

Así, con dos edificios terminados, el tercer Next, llamado Next Pampa 2.0, tendrá la crème de la crème: 5.000 m2, una muestra de arte digital NFT con la curaduría de Finesterre Arte (que se encargará comercializarlos para generar divisas entre los inquilinos), portero virtual, botón antipánico para entraderas, cerraduras biométricas, domótica integral en los departamentos, iluminación LED, paneles solares con baterías, pero por sobre todo se destaca un nuevo añadido a su lobby: minería de Bitcoin.

Se trata de una pecera con 12 máquinas sumergidas en un líquido dieléctrico que minarán para hacer la diferencia y que los propietarios no tengan que pagar expensas a la hora de hacer de un departamento.

Pero ¡ojo!, desde Newlink aseguran que la cantidad de mineros estará sujeto sola para cubrir el precio total de las expensas del edificio, fijado según el precio del Bitcoin cuando inaugure. Así, si a futuro el precio sube, los propietarios de los departamentos cobrarán el extra generado mediante una tarjeta de débito provista por el consorcio.

¿Y qué pasa si el Bitcoin cae?
Sería el peor escenario, donde el propietario debería pagar expensas, pero no las más elevadas, ya que al estar dotado de paneles solares abastecen el 100% de los espacios comunes y precalentadores de agua, que “alivianan” el precio de las expensas en comparación a un edificio “tradicional”.

De concepto a franquicia
Next Pampa 2.0 no tiene ni las columnas, pero sí el 70% del edificio vendido, motivo por el cual Damián, sumado a consultas de otros desarrollistas de Argentina y países limítrofes, acaba de convertir a Next en una franquicia, que ya ve con buenos ojos replicarla en Córdoba, Paraguay, México y Miami, para llevar el concepto a nuevos horizontes de la mano de nuevos desarrollistas.

“Somos los primeros en el mundo en hacer y registrar la marca Crypto Building, donde nuestro anhelo es que a futuro  los edificios se dividan en los que pagan expensas y los que no”, cuenta Lopo y agrega: “Nuestra visión es lograr un cambio de paradigma en el mercado y que a futuro nadie pague más expensas, porque si mediante la tecnología lo podemos evitar ¿por qué no hacerlo?”.