Legislador de HpC (viguista) se arrima al PRO con miras al ´23

El peronista Eduardo Serrano, ex dirigente de la seccional 5°, integra el bloque oficialista. Sin embargo, desde hace algunas semanas trabaja políticamente con el sector de la diputada Laura Rodríguez Machado en el departamento Santa María. Quiere ser candidato a intendente en la localidad de Lozada.

Por Yanina Soria

Desde hace más de un año el legislador oficialista, Eduardo Serrano, no participa de las reuniones de bloque de Hacemos por Córdoba. Según hizo saber, por diferencias políticas con las autoridades de la Cámara y de su propia bancada. 

Serrano es uno de los 11 parlamentarios que, dentro de los 48 oficialistas que conduce Francisco Fortuna, integraba el lote de los capitalinos que políticamente le responden a la senadora y referente del PJ de la ciudad, Alejandra Vigo. 

Precisamente, fue la esposa del gobernador Juan Schiaretti quien allá por el 2008 lo convocó para sumarlo a la estructura del peronismo capitalino y por eso, el hombre que hace un tiempo protagonizó la polémica por presentar el proyecto para homenajear al creador de la Pantera Rosa, siempre fue conocido como un ultra viguista. 

Y aunque todavía pertenece formalmente a ese espacio legislativo, en la práctica ya no lo cuentan como propio; es que el ex referente de la seccional 5° decidió tomar otro rumbo político. 

Si bien hacia adentro ya se sabía del distanciamiento con el bloque, causó sorpresa verlo hace algunas semanas participando activamente de reuniones políticas en el departamento Santa María con la referente del PRO, la diputada Laura Rodríguez Machado, y el intendente de La Paisanita y presidente del PRO Santa María, Ignacio Sala, entre otros amarillos. 

Serrano vive desde hace cuatro años en la localidad de Lozada donde ya trabaja para ser candidato a intendente en el 2023. Con ese objetivo armó un frente propio, “Podemos”, para disputarle al actual jefe comunal, al peronista Eduardo Girotti, el manejo del municipio. Si la modificación a la ley que impide la re reelección efectivamente no sale, el actual jefe de gobierno local quedará impedido de jugar en el próximo turno electoral ya que lleva 22 años en el gobierno; de lo contrario, ambos se enfrentarán en las urnas. 

Con esa decisión tomada y distanciado de Hacemos por Córdoba, el legislador abrió diálogo con un sector de la dirigencia local del PRO y, a través de ellos, también con la nacional. La línea que representa la diputada Machado lo acerca a Patricia Bullrich para quien pretende jugar nacionalmente. De hecho, es posible que en algunos días integre una comitiva de jefes comunales cordobeses que visitarán a la referente nacional. 

Mientras que, por su pasado como funcionario en el gobierno municipal de Luis Juez, Serrano también mantiene fluido vínculo con el hermano del senador, con Daniel Juez, aunque el acuerdo con el PRO no incluye, por ahora, apoyar una eventual candidatura provincial del líder del Frente Cívico. Por lo pronto, Serrano teje políticamente con los amarillos en el departamento Santa María, distrito de los hermanos peronistas Facundo y Marcos Torres. 

En el peronismo capitalino le reprochan haber cruzado el charco y lo acusan de ser desleal. Sin embargo, según pudo saber Alfil, hace unos días el también ex concejal de la ciudad de Córdoba se reunió con Vigo a quien le habría manifestado que no pretende romper con el bloque oficialista pero que mantendrá firme su voluntad de ser candidato en Lozada y que ese objetivo hoy lo acerca a los socios de Juntos por el Cambio. Además, le adelantó su negativa frente a la posibilidad de modificar el Código Electoral Provincial para habilitar por única vez, la re reelección para intendentes en Córdoba. 

Por lo que, por ahora y aunque parezca incompatible, Serrano sigue siendo legislador de Hacemos por Córdoba mientras arma políticamente con un sector del PRO.