Santos se prepara para la interna en Juntos

Cuando los aliados avanzan en los términos de la unidad y surge el método de la encuesta como el más aceptado para dirimir candidaturas, el referente de Mauricio Macri ratifica su proyecto provincial para empujar al PRO a la mesa de negociaciones.

Por Yanina Passero

Gustavo Santos junto al presidente de Uruguay, Mario Abdo Benítez.

Juntos por el Cambio en Córdoba brindó varias señales de madurez política en pocos días. El acto radical en Alta Gracia dejó la sensación de “caso cerrado” entre el precandidato a gobernador del Frente Cívico, Luis Juez, y la conducción orgánica del centenario partido. Su compañero de aventura legislativa, Rodrigo De Loredo, no protesta. Sabe que necesita un “subidón” en las encuestas que justifique el reclamo a liderar el tramo para la gobernación. 

“Al peronismo le preocupa nuestra unidad”, declaró el senador en una recorrida por el interior provincial dos días después de la conmemoración boina blanca de la Revolución del Parque. Claramente, Juez se dispuso a capitalizar la asumida asociación que comienza a observarse con la UCR. Habló de unidad real y lo hizo al lado del intendente de Bell Ville, Carlos Briner. 

La elección no es casual. El excompañero de fórmula de Ramón Mestre en 2019 integra (¿integraba?) el pelotón de intendentes radicales críticos con la conducción que expresa el también diputado Marcos Carasso. Se lo veía cercano a dirigentes que expresaron públicamente su rechazo a una boleta de Juntos liderada por Juez; incluso, varios de ellos militantes activos de un acuerdo nacional entre el neurocientífico Facundo Manes y el gobernador Juan Schiaretti. El médico del departamento Unión era de la partida crítica, junto a Myrian Prunotto (Estación Juárez Celman), Gustavo Benedetti (Arroyito); y el legislador Orlando Arduh.  

Juez inició conversaciones personales con Briner, sindicado en los mentideros de la política como una de las opciones que barajaban en El Panal para escoltar al peronista Martín Llaryora. Aquí hay que aclarar que estas versiones entrópicas las hacían correr los propios alfiles de Hacemos por Córdoba para agitar las aguas en la coalición opositora.

Los contactos con Briner rindieron frutos. Hubo acto, foto, declaraciones picantes y una nueva señal de consolidación de Juntos. En otras palabras, avances claros de Juez con algunos “cabos sueltos”. 

En este contexto y en sintonía con la concordia, se escucha con mayor frecuencia por parte de los dirigentes aliados la ponderación del método de la encuesta. Esta aceptación evidente en los discursos de los últimos días fue una invitación abierta para que el macrista Gustavo Santos les recordara a los suyos que no retiró su proyecto provincial de la mesa. 

Apenas el diputado nacional fue designado como director para las Américas de la Organización Mundial de Turismo (OIT), varios conmilitones ya lo ubicaban fuera del juego del 2023. El prestigio del cargo y la potencia de los vínculos internacionales conjugaban como una “salida elegante”, luego de la derrota que paladeó junto a Mario Negri en las PASO. Santos retomará su plan de campaña provincial para rebatir esas lecturas que quieren imponer sus rivales internos. 

Recorridas por ciudades y pueblos para explicar “el para qué JxC” quiere gobernar Córdoba; la reaparición de la Fundación Pensar con eventos y actos para dar contenido a las expresiones políticas, más los programas que intentará articular con su nuevo traje internacional, son las patas del plan de Santos que se corona con la ratificación de que competirá en la interna amarilla, de la que cada vez se habla menos. 

La aclaración llega inmediato: interna no es ruptura. El macrista sabe que no tardarán en tildarlo de funcional al schiarettismo para sellar la continuidad en el poder provincial más allá del cuarto de siglo que ya cuentan. El problema es que mencionarle una primaria de Juntos a Juez es lo mismo que sacudir los fantasmas de una intervención no deseada de los adalides de Schiaretti en la resolución de las candidaturas. 

Cabe recordar que en la pelotera de nombres, alguna vez sonó la repatriación de Santos a las filas de HxC. Incluso, su nombre sigue entre los considerados en las encuestas que el peronismo maneja. Por caso, circulaba entre oficialistas y opositores de la provincia el último trabajo de CB Consultora en Río Cuarto, donde Santos es considerado como compañero de fórmula de Juez y-curiosamente, lo separan 3,1 puntos de la dupla Juez-De Loredo si las elecciones fueran hoy en la ciudad imperial y se enfrentaran a la fórmula Llaryora-Llamosas. 

La encuesta en la ciudad productiva -realizada del 19 al 25 de julio, sobre una base 504 casos y un margen de error del 4,3%- es una pequeña foto que renueva ánimos en la campaña santista e invita a los aliancistas a extender la discusión de los términos de los acuerdos internos a un socio fundador, como es el PRO.