Holmberg: si no hay re-re, Negro instalaría un sucesor radical

Tras un encuentro entre radicales de la localidad del Gran Río Cuarto, el dirigente Oscar Alaníz intentó dar una muestra de fuerza y acompañamiento de correligionarios para poner en consideración un proyecto que lo tendría apuntado como “el elegido” de Miguel Negro para sucederlo en 2023, si es que no habilitan las re-re. ¿Schiarettistas y cambiemitas? Pistas del “Partido Cordobés” en Santa Catalina.

Por Gabriel Marclé

La cena de la semana pasada entre radicales de Holmberg habría confirmado que impulsarárn a Oscar Alaníz para suceder a «Minino» Negro desde la imaginada alianza del «Partido Cordobés».

Aunque el Imperio del Sur Cordobés se configura como el centro político de la región sur, las localidades del territorio denominado Gran Río Cuarto también protagonizan relatos de organización y rosca que captan la atención de gran parte de la provincia. Una de ellas es Santa Catalina, mejor conocida como Holmberg, localidad con poco más de 4000 habitantes que, pese al tan bajo impacto en la rueda electoral, presenta un escenario digno de análisis: hace casi 40 años que tiene al mismo intendente, Miguel Ángel “Minino” Negro y sus posibles sucesores anticipan que el año próximo se reconfigurará el mapa político de la región.

Desde hace tiempo se habla de la era DM (Después de “Minino”) y, aunque aparecieron varios aspirantes al trono, hace poco el propio Negro anunció que iría por una reelección más. Claro que, para eso, necesita que la “re-re” tenga el visto bueno de la Legislatura. En ese vericueto, el longevo intendente ya está pensando en su legado y el apuntado para sostenerlo sería un integrante de lo que supo ser su oposición: se trata de Oscar Alaníz, dirigente radical que hace tiempo viene coqueteando con el oficialismo y ya habría recibido la venia mininista para el 2023.

El jueves de la semana pasada, un grupo de 35 radicales de Holmberg se reunieron para confirmar su alineamiento detrás de la figura de Alaníz. Allí ratificaron que, si el camino a la victoria en 2023 era buscar la construcción desde el oficialismo local, estaban dispuestos a militarlo como si se tratara de una prueba del rumoreado “Partido Cordobés”, esa mixtura extraña entre radicales, cambiemitas y espacios de Hacemos por Córdoba. Aun cuando Alaníz no forman parte de la “elite” radical de Juntos por el Cambio, la alternativa fue puesta sobre la mesa con el previo aval del actual intendente.

Alfil repasó en abril los detalles del plan de alianza entre Unidos Santa Catalina (oficialismo) y las facciones radicales que se alinean con Alaníz. Los primeros acercamientos surgieron por aquellos días, tal como lo reflejó una publicación de este medio tras el encuentro de café entre el dirigente radical y Marcelo Dutto, dirigente peronista, actual funcionario llamosista y otro de los apuntados en la lista de sucesores. 

Desde ese entonces ocurrieron varias cuestiones, entre ellas el relanzamiento de Negro y la reafirmación de Maximiliano Rossetto (de La Militante) como principal exponente y futuro candidato de la oposición. En este último nombre reposan las razones de las evaluadas alternativas que reúnen a peronistas y radicales con el objetivo de retener la Municipalidad: no quieren que La Militante crezca en poder y el riesgo de que eso ocurra parece grande.

En 2019, Rossetto fue el candidato que más miedo le metió a “Minino” luego de romper el PJ al medio para apostar a una lista propia que finalmente perdió por solo 300 votos. El joven dirigente delasotista y funcionario del EMOS en Río Cuarto le dijo a Alfil semanas atrás, se encuentra “más formado, más preparado y con un equipo lleno de energía para difundir el proyecto renovado que estamos trabajando”, confirmando que espera lograr la epopeya que otros no pudieron en cuatro décadas.

En el presente, las encuestas muestran un escenario similar al 2019 y Negro seguiría siendo el único capaz de mantener la diferencia con Rossetto y La Militante, por lo que un 2023 sin “re-re” dejaría un escenario complicado para el oficialismo. Es por eso que la figura del radical Alaníz, otro “joven” de la dirigencia en Santa Catalina”, aparece como una alternativa unificadora que traería consigo el apoyo de la vieja guardia boina blanca y aportaría los números que dirigentes peronistas todavía no vienen registrando.

Lo cierto es que el acercamiento de Alaníz a la Municipalidad de Negro es algo que viene exhibiéndose desde hace tiempo, situación que al dirigente radical le ha valido críticas de correligionarios que impulsan una estrategia de corte confrontativo contra el peronismo. Agrupaciones alineadas detrás del deloredismo o el juecismo entienden que no es momento de poner en agenda al “Partido Cordobés” y que en las urnas de Holmberg debería existir una lista que represente a esa línea agresiva de JpC.

Por otro lado, el que parece venderse como “el elegido” de Negro viene trabajando desde hace años con Juan Jure y su equipo. El ex intendente y actual presidente del bloque Juntos UCR en la Legislatura sería el principal promotor de la línea unificadora con la que uno de los suyos podría hacerse con uno de los componentes del GRC. Cabe mencionar que Jure también estaría trabajando candidatos en Las Higueras, pensando en que este puede ser el camino a invadir el territorio y ampliar su equipo de cara a las municipales del 2024 en la capital alterna.