Enroque corto en Río Cuarto

El trencito de la alegría 

Julio Titarelli, titular de la SAT

La periodista dialogaba con un informante del Concejo Deliberante respecto de un proyecto que tendría el consenso de todas las fuerzas. 

Informante: Hay un proyecto que podría salir con el consenso de todos: tiene que ver con la gratuidad del transporte público para el Día de las Infancias. 

Periodista: ¿Quién impulsó el proyecto? Me parece interesante. 

I: Lo presentó la concejala Mariela Gatica (HpC) y en la comisión de Servicios Públicos lo vieron con buenos ojos. Allí se fundamenta que hay una figura que se llama “Día de gracia” y que, para fines sociales y excepcionales, se puede decretar la gratuidad al menos tres días por año (no consecutivos). Y aquí está lo interesante: la SAT no tendría derecho a exigir alguna indemnización o compensación por ello. 

P: Parece lógico. Digo: es con el fin de que los niños y niñas puedan ir a festejos o incluso a las actividades que a veces promueve la propia Municipalidad para esas fechas. 

I: Así es. De hecho, se plantea la gratuidad de ese día para los ciudadanos en general porque los adultos acompañan a los chicos en el colectivo. Ahora, me resulta difícil imaginar a (Julio) Titarelli súper de acuerdo con el hecho de que no puedan exigir alguna compensación. Recuerde que la empresa ha dicho en reiteradas oportunidades que se cortan menos boletos y que ha mermado la cantidad de usuarios del servicio. 

P: Pero si el Concejo Deliberante lo aprueba, no habría mucho que discutir. Además, si hay una ordenanza que contempla estas excepciones… 

I: Veremos qué pasa. Hay que recordar que los domingos hay muy pocas frecuencias para algunas líneas así que no estaría mal plantear algo referido a eso también. Para que todos puedan acceder. Lo que advierto es que, hasta el proyecto más inclusivo y en el que nadie puede estar en desacuerdo, podría haber algún que otro vericueto que sortear. Si es que pasa lo que yo supongo… 

P: Sí es que eso ocurre. Usted no tiene la bola de cristal, que yo sepa. En una de esas pasa lo contrario y le dirán que se le haga la lengua a un lado (risas). 

I: ¡Ojalá! Pero no me parece descabellado lo que pienso. Si hay algo de lo que se ha quejado la empresa es de una baja rentabilidad. Aunque con el tema de la preadjudicación del servicio, quizás quieran hacer buena letra.

 

¿Rins a la Legislatura?

 

La cronista se encontraba con un militante radical, quien le comentaba sobre las posibilidades que tendría el defensor del Pueblo, Ismael Rins, de ser candidato a legislador. 

Militante radical: Sé que a veces es difícil despojarse de los lugares comunes y uno ya naturaliza que hace años se lo nombra al defensor como potencial candidato a intendente. Pero lo cierto es que hay que empezar a abrir el abanico y ver que podría haber otras posibilidades… 

Periodista: A legislador, supongo. 

M R: Así es. Y le diría que no solo pasa por una cuestión política sino también de atenerse a lo que dice la Carta Orgánica. El art 108 establece que el defensor no puede postularse para cargos electivos en las elecciones municipales inmediatas a la conclusión de su mandato. Así como está dicho, parece que directamente lo inhibiría de ser candidato a intendente. Que después no se cumpla a rajatabla, ya sería otra cosa… 

P: ¿Incumplir la Carta Orgánica? ¿Alguna vez ocurrió eso? (risas)

M R: Capté la ironía. Igual, no pretendo adjudicar ningun incumplimiento a nadie. Aún no ha pasado nada. Simplemente creo que el ombudsman podría ser candidato a legislador y esa sería una carrera más pronta. Tampoco está mal que se lo siga mencionando en la “danza de nombres” de candidatos a intendente. Después de todo, esas cosas sirven para el CV a la hora de acordar la lista de legisladores. 

 

Recordando a Evita

El periodista dialogaba con un dirigente del peronismo, quien le compartía algunos comentarios que surgieron durante un nuevo aniversario de la muerte de Eva Perón.

Dirigente: Entro a todas las redes sociales y veo mensajes de compañeros recordando a Evita. ¡Qué orgullo!

Periodista: Noté lo mismo. Imagino que no debe haber nada menos anti peronista que olvidarse de esta fecha.

D: Nadie que se haga llamar peronista se olvida de Evita y mucho menos de este día. Aunque creo que hay mucho caretaje también. Como que está bien visto homenajear y mal visto olvidarse, aunque en acciones y demostraciones algunos se vienen olvidando hace rato de las líneas que bajó ella en su tiempo, de las bases.

P: ¿Salta el peronómetro en estos días?

D: ¡Seguro! Aunque es más fácil de detectar en la vida real y no por subir una foto o video de Evita en las redes sociales. Lo raro sería que no se haga, pero queda la sensación de que lo único que hacen es reivindicar la figura de los que ya no están, pero no le hacen honor al legado. Disculpe, me genera enojo eso.

P: Está bien, se lo permito. ¿Quiere sacarse del pecho algún nombre?

D: No, estoy bien. No voy a buchonear. Pero ellos saben bien quiénes son y qué les falta para hacerle honor al general y a Evita. Hay que recordarlos todos los días, militando las calles, codeándose con la gente en necesidad, mejorándole la vida a la gente y sin perder el tiempo en salir bonitos para la foto. Se están olvidando de lo que es importante, hace rato. Le digo que hay jóvenes que parecen tener más memoria que muchos que dicen haber leído la obra y vida del peronismo, pero después hasta te escriben frases mal citadas. No me sorprendería que se acuerden más de Alfonsín…

P: ¿El peronista que no honra a Eva es radical? ¿Eso me quiere decir?

D: El peronista que no honra a Eva no es peronista. Por lo tanto, no es nada. Así de corta es.

 

La casi estafa

El informante llegaba al periodista con datos de una situación que involucraba a una dirigente local.

Informante: ¿Se enteró usted que quisieron estafarla a Viviana Pomiglio? Está saliendo en los medios a contar su historia.

Periodista: ¡No sabía! ¿Qué le ocurrió?

I: Ella cuenta que el fin de semana percibió unos movimientos extraños en el resumen de su tarjeta de crédito y que después de unas consultas pudo confirmar que se la habían utilizado para realizar compras de distintos productos sin su autorización.

P: ¿Había perdido la tarjeta? 

I: ¡No! Ella dice que le ingresaron compras de una empresa de Delivery y otras cosas más que se fueron acumulando para formar una suma importante. Aparentemente le utilizaron los datos de su tarjeta de forma fraudulenta.

P: ¿Y al final qué pasó?

I: Hizo el reclamo en el banco y al final desconocieron las compras, así que finalmente le devolvieron el dinero. Por eso la dirigente aprovechó para elevar un mensaje de conciencia a toda la población para que estén atentos y no se dejen estafar, que hagan el reclamo en el banco y cumplan con el derecho que tienen de recuperar el monto de las compras que no realizaron.

P: Toda experiencia sirve para algo, ¿no?

I: Claramente, porque esto le puede pasar a cualquiera y no tiene difusión. Le tiene que ocurrir a una dirigente de renombre para que se ponga la problemática sobre la mesa. Ojalá sirva de algo, como dice usted.