Economía impulsa ampliación del presupuesto por la crisis

La Municipalidad enviará al Concejo un pedido para ampliar el presupuesto y ajustarlo a la situación actual: había sido diseñado con un 35% de inflación. Estiman redeterminación de precios en contratos de obras, servicios, sueldos y asistencia social, pero sin suba de impuestos. La última vez que promovió una ampliación de este tipo fue en 2019. “Hoy tenemos otra situación, mucho más favorable”, afirman.

Pablo Antonetti, secretario de Economía

Como hace tiempo no ocurría, la gestión de Juan Manuel Llamosas se ve obligada a evaluar un reajuste presupuestario del que, parece, no pueden escapar. En base a lo ocurrido en las últimas semanas con la economía del país y la inflación galopante que trastocó todo cálculo, los encargados de la cartera económica ya anticipan que se solicitará una ampliación presupuestaria que se ajuste a la variable inflacionaria actual.

“Seguramente en las próximas semanas irá este proyecto al Legislativo”, confirmó ayer por la mañana el secretario de Economía de la Municipalidad, Pablo Antonetti, quien explicó que “el factor inflacionario motiva que hagamos este pedido”. La decisión salió de uno de los últimos encuentros entre la Secretaría y el intendente Juan Manuel Llamosas, quien habría dado la orden de comenzar con el trabajo para planificar ajustes que aparecieron justo cuando Silvina Batakis asumió como nueva ministra de Economía de la Nación.

De esta manera, el Ejecutivo confirma que se vienen tiempos difíciles que requerirán de decisiones fuertes para sostener el barco a flote. El principal punto es que, en octubre del año pasado, cuando se terminó de elaborar el presupuesto 2022, la inflación estimada por Nación era del 35%. Las cosas cambiaron y mucho: los pronósticos más favorables no bajan de un 70% proyectado para el fin de año.

El funcionario indicó que “hacía tres años que no mandábamos un proyecto de ampliación presupuestaria, pero el contexto actual implica que se tomen estas medidas”, por lo que este reajuste se presenta como una situación excepcional y, hasta cierto punto, inesperada. Como se dijo, la última ampliación se aprobó en octubre de 2019 y sumó un 6,38% al presupuesto anual. Claro está que esa cifra resulta muy inferior al recálculo que se estima para este año. Llamosas no hizo esta maniobra ni siquiera en abril de 2021, cuando la recaudación bajó en un 80%.

A partir de este anuncio, se estima que la presentación del proyecto se haga en los primeros días de agosto, luego de conocer cuál la inflación de julio. El paso necesario para aprobar la ampliación es lograr el apoyo de la oposición, por más que puedan conseguir el cometido con los votos propios. Desde Juntos por Río Cuarto -primera línea opositora- señalaron que van a esperar que el Ejecutivo eleve el proyecto, aunque adelantaron que tienen sus reservas y que pueden llegar a sugerir importantes modificaciones.

Obras, servicios y sueldos

Según lo expresado desde Economía, la decisión se lleva adelante principalmente por el ajuste de precios que conllevó la suba inflacionaria, lo que impactó en redeterminaciones en los contratos de servicios públicos (tanto en higiene urbana como en el futuro contrato de transporte público), en obra pública (con varios frentes que deberán sufrir cambios para seguir en tiempo y forma) y -principalmente- el aumento de los salarios que se ejecutará luego de las negociaciones paritarias que están próximas a iniciarse con el Sindicato de Municipales.

Otro de los puntos que el municipio viene evaluando para pensar en la ampliación tiene que ver con la delicada situación que atraviesan los sectores más vulnerables. Las políticas sociales ya venían requiriendo de ajustes con la llegada del invierno, pero ahora sumarían más puntos en la lista de prioridades de Llamosas. El propio secretario de Economía compartió ayer que podría haber una suba específica en materia partidas sociales.

No suben impuestos

Aunque la delicada situación económica nacional conlleva a la toma de decisiones fuertes, Antonetti aseguró que el municipio no indicará una nueva suba de impuestos. En ese sentido, explicó que la coparticipación y el impuesto de comercio industria “se traccionan de acuerdo a las variaciones de bases imponibles, que tiene que ver con el incremento de las ventas y actividad económica”. De la misma manera, el secretario de Economía afirmó que no está prevista la toma de deuda para afrontar este momento.

Estas respuestas llegan desde la confianza que el llamosismo inyecta a su capacidad económica. Desde el pago de la deuda en dólares que ellos mismos contrajeron, la línea que sigue el Gobierno es la de llevar luz a un panorama de suma oscuridad. “Hoy tenemos otra situación, mucho más favorable. Estamos en un municipio saneado, sin el nivel de endeudamiento que supimos tener y con un buen uso de los recursos, lo que nos lleva a transitar esta crisis político-económica sin mayores sobresaltos”, afirmó con seguridad Antonetti.