Juez responde a ofensiva PJ con respaldo anticipado a Majorel

Elecciones en Marcos Juárez. El precandidato a gobernador de Juntos compartió un timbreo con el intendente Pedro Dellarossa y su delfín, después del quiebre de alianza y el pase de Verónica Crescente a Hacemos por Córdoba.

Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

Dentro de Juntos por el Cambio de Córdoba domina la opinión de que el intendente de Marcos Juárez, Pedro Dellarossa, cometió mala praxis política al sostener a Sara Majorel como su sucesora, en detrimento de Verónica Crescente, desde hace horas flamante candidata a intendenta de la alianza que integran el peronismo del gobernador Juan Schiaretti, la Unión Vecinal y otros partidos más pequeños.

Los monitores porteños de la coalición opositora también cargan tintas contra el referente PRO de la próspera ciudad del sudeste cordobés. Ultiman encuestas para conocer cómo se divide la intención de votos entre la actual presidenta del Concejo Deliberante y la transfuguista exfuncionaria que mejor medía en dupla con el nutricionista Eduardo Foresi. La decisión del PJ hace innecesaria la espera de las cuentas. Igual, en la entente albergan la esperanza de que Crescente sea “castigada” por el pase o que su objetivo personal de ser candidata a toda costa genere desconfianza más allá del cariño ganado por la gestión de la pandemia.

Como sea, la expectativa de un triunfo sólido frente al que iba a ser un rival habitual, como lo era el jefe del Hospital Abel Ayerza, se fue morigerando a un “triunfo ajustado”, en opinión de algunos aliados; o a “una derrota bochornosa”, tal como circula con fuerza en los reductos del PRO que, como se sabe, no tienen buena afinidad con Dellarossa.

La gran pregunta por estas horas era qué padrino o madrina se iba a animar a hacer campaña en un escenario complejizado luego de que el gobernador Juan Schiaretti decidiera jugar fuerte en una ciudad que no gobierna su marca, pero en la que goza altos niveles de aprobación. Incluso, Dellarossa le permitía mostrar esa transversalidad que el jefe del Panal dice tener con una excelente relación institucional y trabajo en conjunto. Es más, el intendente macrista estaba interesado en lograr un acuerdo con el PJ en el 2023, imaginando un lugar para él en el esquema de ministerios de la Provincia.

El precandidato a gobernador de Juntos, Luis Juez, decidió ser el primero en responder a la ofensiva del PJ en el “kilómetro cero del cambio”. Ayer, viajó a Marcos Juárez para apoyar a la dupla de candidatos de su espacio, Majorel y Dellarossa. Compartieron un clásico timbreo.

En el juecismo comparten el malestar general por el nuevo presente de campaña, aunque aseguran que habían advertido a los aliados que los alfiles del gobernador no dejarían pasar la oportunidad de sumar a Crescente a sus filas. Cabe recordar que Dellarossa confió hasta último momento que reinaría el pacto de caballeros con el jefe del Panal. Olvidó que el PJ no tenía posibilidades altas en turnos anteriores porque era el hijo del histórico vecinalista el imbatible en las encuestas, con una ventaja imposible de achicar para la oposición. Con Majorel, esa ventaja competitiva se perdió.

Ahora bien, en las filas del Frente Cívico apuestan a que se ganará, pero por poco. Pese al margen de error manifiesto, en el juecismo no temen quedar “pegados” a una derrota. “Si gana Juntos por el Cambio, quedará claro que Juez no le sacó el cuerpo a la campaña municipal de Majorel; si perdemos, la derrota será de Mauricio Macri”, disparan avezados juecistas en alusión directa a los colores partidarios de la dupla oficialista.

Cierto es que en parte del PRO la especulación es total y eso se notó el mismo día del lanzamiento de campaña. El expresidente Mauricio Macri no envió el video prometido para el día del lanzamiento de Majorel y Dellarossa en medio de las negociaciones de Crescente con el peronismo. Su secretario privado, Darío Nieto, habló por él.

“Podemos perder porque Crescente es una buena candidata, pero podemos ganar porque pasó de Boca a River”, insisten en Juntos.

Sobre las elecciones en Marcos Juárez, Juez fue contundente: “La primera elección en el país es la de Marcos Juárez y va a expresar con claridad dos modelos de Argentina. Una Argentina productora donde el empleo es una realidad o una Argentina donde el Estado hace todo por vos. Los cordobeses vamos a tener que elegir qué modelo de país queremos. O continuamos con un populismo que nos condena a seguir de rodillas o somos capaces de llevar este modelo de Marcos Juárez a Córdoba y la Argentina”.

Consultado sobre el rol del gobernador Schiaretti, Juez apuntó: “Yo respeto mucho a Schiaretti pero no nos comamos el amague de que el gobernador va a encabezar un nuevo espacio de peronismo republicano. Eso no existe más. El peronismo nunca quiere hacerse cargo del problema que te genera en el presente y te promete que van a ser mejores en el futuro”.