Ofensiva radical en la Justicia por el allanamiento

La UCR planteará su posición jurídica en la causa por la colaboración que habría tenido el Ejército en el locro organizado por Luis Juez

Por Alejandro Moreno 

El radicalismo recurrirá hoy a la Justicia Federal con un escrito en el que protestarán por el allanamiento dispuesto por el juez Hugo Vaca Narvaja y el fiscal Enrique Senestrari, en la causa por el locro organizado por el Frente Cívico, el 1 de mayo pasado. 

El escrito será presentado esta mañana por el presidente del Comité Central, Marcos Carasso, en el Juzgado Federal Nº 2 de Alejandro Sánchez Freytes, que estaba subrogado en Vaca Narvaja al momento de realizarse el procedimiento en la Casa Radical. 

La Unión Cívica Radical advertirá por el peligro institucional que encierra una medida como la tomada sobre la sede partidaria, y calificará de irracional lo realizado allí, haciendo referencia a épocas oscuras vividas en la Argentina. También se puntualizará en la relevancia de los partidos políticos, principio que tiene raigambre constitucional. 

Según el escrito que llevará la UCR a Tribunales, el procedimiento se trató de una persecución penal sin sentido, y pedirá la absolución y el archivo de las actuaciones. 

Además, se planteará la reserva de recurrir al Consejo de la Magistratura y a la Procuraduría Nacional para que evalúe la conducta de los magistrados involucrados. 

El locro del Frente Cívico por el Día del Trabajador quedó bajo el fuego de una denuncia porque un abogado acusó que el Ejército prestó su colaboración. El evento tuvo una amplia repercusión política porque a probar el locro fueron los principales dirigentes de la Unión Cívica Radical, entre ellos Rodrigo de Loredo, Mario Negri y Ramón Mestre. También, concurrieron macristas y lilistas, los otros socios. Para Juez, significó una demostración de su capacidad para reunir a la crema de la dirigencia de la alianza Juntos por el Cambio. Juez quiere ser el candidato a gobernador por la coalición en las elecciones del año que viene. 

La decisión de activarse judicialmente se tomó en la reunión que realizó el martes el Comité Central, y ayer un grupo de dirigentes que son abogados trabajó en la redacción del escrito, que planteará la posición jurídica del partido. 

En el radicalismo no encuentran razón jurídica para el procedimiento dispuesto el lunes de la semana pasada en la Casa Radical, cuando el organizador del locro en el club Sociedad Belgrano fue el Frente Cívico de Luis Juez, lo cual fue públicamente conocido. En la UCR sospechan de una manipulación política de Justicia Legítima, y de reojo miran hacia el peronismo de la ciudad de Córdoba. 

Después del procedimiento judicial, el radicalismo reaccionó en múltiples comunicados. El más duro fue el del Congreso Provincial, que preside Facundo Cortés Olmedo, que recordó que “la Justicia Federal fue concebida constitucional y legalmente para investigar y juzgar el narcotráfico, la trata de personas, los delitos aduaneros, los delitos tributarios, el tráfico y tenencia de armas”. Por ello, señaló que “afectar recursos económicos, materiales y humanos para sobreactuar la investigación de un locro nos llama fuertemente la atención”.  

“La gravedad enunciada adquiere ribetes de peligro institucional cuando el destinatario de la medida es la sede de un partido político, rememorando épocas pretéritas y oscuras de nuestra historia, pues a tenor de la inexplicable e infundada disposición de la medida, no cabe sino concluir que ella tenía otra, no confesa, finalidad extraña a un proceso penal”, concluyó.