Descentralización: foto federal de Llaryora con intendentes

La ciudad será sede del primer Congreso Nacional de Participación Ciudadana y Descentralización. Llegarán alcaldes de distintas provincias. Juan Manuel Llamosas, Martín Gill, Gabriel Musso y Carlos Briner, comparten panel hoy.

Por Yanina Soria

Entre las principales actividades que el intendente Martín Llaryora tiene en agenda para cumplir esta semana tras su regreso de Estados Unidos, figura una de corte federal: la ciudad será sede del Congreso nacional de Participación Ciudadana y Descentralización. 

Después de días convulsionados para el oficialismo capitalino por la polémica generada en torno al “festival cumpleaños” de Ulises Bueno que finalmente no fue, el gobierno municipal desarrollará un evento local con proyección nacional. Ratificando de esa manera, además, la decisión de seguir adelante con los eventos que posicionen desde distintos ámbitos a Córdoba en el país. 

Durante hoy y mañana, intendentes de todo el país junto a universitarios, académicos, funcionarios, debatirán desde esta Capital cómo consolidar gobiernos locales participativos y descentralizados para avanzar hacia políticas públicas más eficaces. 

Se trata de una actividad enmarcada en los 449 años de la Fundación de Córdoba con la que se busca replicar en el plano local el “modelo Córdoba” que pregona el gobernador Juan Schiaretti. En este caso, recuperando dos ejes instalados por la gestión del radical Rubén Martí que siempre destaca Llaryora: la descentralización y la participación. 

Si bien se trata de una movida de gestión que está organizada por la secretaría de Participación Ciudadana que conduce Juan Domingo Viola, por el amplio abanico de intendentes convocados, Llaryora obtendrá una foto política interesante.

Cuando Schiaretti agita el “modelo Córdoba”, entre otras cosas, habla de la posibilidad de gestionar de manera conjunta aún pensando distinto, y es precisamente esa transversalidad la que buscará mostrar en estos días el intendente de Capital. 

Hoy se juntarán en un mismo panel para intercambiar experiencias de gestión, el alcalde de Río Cuarto, Juan Manuel Llamosas; el peronista albertista Martín Gill de Villa María; el radical Carlos Briner de Bell Ville; y el socialista Gabriel Musso de Cosquín, entre otros. 

También se sumarán mañana los intendentes de las ciudades de Catamarca, Salta, de General Pico, San Miguel y de Godoy Cruz, mientras que habrá funcionarios de Rosario, Paraná, Posadas, entre otros distritos, participando de la jornada.

Además de Viola, también será orador el viceintendente Daniel Passerini quien capitaneó en ausencia de Llaryora la crisis municipal avanzando casilleros en la interna peronista por la sucesión municipal. Cerrará, lógicamente, el intendente anfitrión. 

 

“No parar”

El jefe del Palacio 6 de Julio encabezó ayer un acto en barrio Los Sauces donde dejó inaugurada la pavimentación de 37 cuadras. Escoltado por Passerini y el secretario de Gobierno, Miguel Siciliano, el intendente dijo que la oposición ya está en campaña y que el oficialismo se dedicará a gestionar. 

“Falta mucho, pero también hay críticas porque hay muchos que largaron antes la campaña. Para nosotros, es el hacer, para los otros será el criticar”, disparó en su primera aparición pública tras la polémica. 

Refugiado en las obras, el intendente dijo que, pese a la crisis económica, el municipio capitalino “no parará”. 

“Sabemos que no estamos en una buena situación económica, pero no vamos a parar. Es por eso que estamos cumpliendo con un plan de 665 cuadras de pavimento de las cuales ya hicimos 402, hemos rehabilitamos más de 120 kilómetros de calles, estamos haciendo cloacas, construyendo 51 aulas y cuatro hospitales de pronta atención, compramos ambulancias, mejoramos parques y plazas, hacemos arte y recuperamos el río”, añadió el jefe comunal.

Desde barrio Los Sauces, Llaryora ratificó la decisión de sostener la política de los eventos masivos: “hoy tenemos un Municipio activo que puede hacer obras y, a la vez, ser parte del empuje que hay que darle a la ciudad para generar más trabajo estimulando las economías con una política de eventos”.