Vieja guardia vs llaryoristas: renunció el segundo de Torres

El secretario de Gobierno provincial, Federico García, dejó su cargo. El lunes hubo una reunión encabezada por el gobernador Juan Schiaretti donde el llaryorista fue apuntado como uno de los armadores de las juntas promotoras que resisten los históricos caciques departamentales. Mensaje al intendente de Capital.

Por Yanina Soria

Un movimiento político de último momento se produjo el lunes por la noche en el gabinete del gobernador Juan Schiaretti cuando el secretario de Gobierno, Federico García, renunció a su cargo. 

El paso al costado de quien secundaba a Facundo Torres en el ministerio de Gobierno, se dio en el marco de las tensiones internas que vienen escalando entre schiarettista y llaryoristas. 

La vieja guardia del PJ desde hace tiempo viene manifestando su disconformidad frente a los lanzamientos de las juntas promotoras y actos políticos en distintos puntos de la provincia que promueven al intendente Martín Llaryora como candidato a gobernador para el ´23. Consideran que son jugadas apresuradas e inoportunas por lo que intenta reordenar y estructurar la estrategia electoral desde el partido. 

Lo cierto es que, pese a la resistencia de los históricos caciques territoriales, la movida pro llaryorista avanza a lo largo y ancho del mapa cordobés como una onda expansiva sumando nuevas adhesiones en cada departamento. 

Frente a esa radiografía política, la posición de los históricos fue elevada directamente al propio gobernador Juan Schiaretti el lunes pasado en una reunión política que tuvo lugar en el Centro Cívico. Además del vicegobernador Manuel Calvo, del ministro Torres, y sus pares de Agricultura, Sergio Busso, y de Vinculación Comunitaria, Paulo Cassinerio, participaron también el presidente provisional de la Legislatura, Oscar González, y el titular de la bancada de Hacemos por Córdoba, el legislador Francisco Fortuna. El cacique peronista de Traslasierra y el dirigente del departamento Río Segundo, son algunos de los que vienen encabezando en el interior reuniones políticas en el marco de la entrega de los certificados a las nuevas autoridades partidarias de cada circuito. 

Lo cierto es que, apenas horas después de la reunión con Schiaretti, Federico García que acompañó a Torres en el ministerio de Gobierno desde diciembre del 2019, dimitió a su cargo. Según pudo saber Alfil, fue uno de los apuntados en esa mesa como armador de las movidas en el interior. 

2017

García es ex intendente de Laguna Larga y un llaryorista de la primera hora. También, uno de los primeros funcionarios provinciales que salió a apoyar la candidatura del intendente y que se sumó a las juntas promotoras. Junto al diputado nacional y amigo personal del intendente capitalino, Ignacio García Aresca, se vienen mostrando en distintos actos del interior como el de San Alberto o Colón hace apenas unos días. 

Aunque el tema se maneja con total hermetismo desde el Panal, su salida del equipo de Schiaretti pareciera ser un mensaje con un claro destinatario: el propio Llaryora. El intendente no sólo no está en la ciudad (cumple una misión institucional en Estados Unidos) sino que además atraviesa con su gestión la primera gran turbulencia política. El escándalo desatado por el show que no fue de Ulises Buenos, golpea de lleno a la administración municipal por estas horas. 

Con lo de García los schiarettistas no sólo buscan mostrar el poder de fuego que todavía conservan, sino que, además, buscan enviar hacia adentro del peronismo un mensaje disciplinador. Si el llaryorismo se dejará disciplinar, restará por verse. 

Por lo pronto, apenas corrió la noticia de manera interna, los actos previstos para esta semana fueron todos ratificados.