Cumbre de JpC para seducir al voto campo

Arranque radical, ayer, y cierre multipartidario para fortalecer el acuerdo y consolidar la alianza con el sector productivo

Por Alejandro Moreno 

Miguel Angel Pichetto, Patricia Bullrich y Gerardo Morales

Los aliados de Juntos por el Cambio comenzaron anoche, en Río Cuarto, una doble jornada de gregarismo, agitación y reflexión, cuyo primer capítulo fue un acto radical, y el segundo abarcará, hoy, una extensa agenda dedicada al análisis de la actividad agropecuaria, con la participación de los presidentes de los partidos asociados.

Gerardo Morales, Patricia Bullrich, Maximiliano Ferraro y Miguel Pichetto -los presidentes de la Unión Cívica Radical, el PRO, la Coalición Cívica-ARI y Encuentro Republicano Federal, respectivamente- serán los protagonistas principales del encuentro aliancista que comenzará, a primera hora, en la Sociedad Rural de Río Cuarto. En cambio, se anticipó que no concurrirán Horacio Rodríguez Larreta ni Mauricio Macri.

El voto productivo es clave para Juntos por el Cambio, tal como se ha venido reflejando en las últimas elecciones, en las cuales las provincias cuyas economías son menos dependientes del Estado tienden a apoyar a la oposición al populismo kirchnerista.

Los aliados, además, deben exhibirse unidos cuando el proceso preelectoral se acelera y con ello aumentan los roces entre los que quieren ocupar las candidaturas más importantes. Naturalmente, la presidencial es la que más interés despierta porque las encuestas indican que Juntos por el Cambio asoma con muchas chances de derrotar al peronismo en el 2023, aún con el crecimiento que muestra Javier Milei.

En ese sentido, el presidente de la Convención Nacional de la UCR, Gastón Manes, insistió en las últimas horas con que el candidato presidencial de la coalición debe ser radical, partido en el que están preinscriptos para esa competencia Gerardo Morales, Facundo Manes y Alfredo Cornejo (y podría agregarse al correntino Gustavo Valdés). El PRO, en tanto, baraja las opciones de Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y el propio Mauricio Macri, quien querría jugar su segundo tiempo. En los últimos días se anotó el peronista Miguel Pichetto.

En el acto de anoche en la Casa Radical de Río Cuarto, hubo intensos comentarios en la misma dirección: la UCR, esta vez, quiere disputarle con chances la opción por la Casa Rosada al PRO. En 2015, Ernesto Sanz perdió en las PASO frente a Mauricio Macri, y en 2019 no hubo nada que discutir por la primacía del PRO.

Por el radicalismo cordobés estuvieron el presidente del Comité Central, Marcos Carasso, el diputado nacional Mario Negri y el secretario de Coordinación del Comité Nacional, Ramón Mestre. También el presidente del Ente de Intendentes, Ariel Grich, la diputada nacional Soledad Carrizo y los legisladores provinciales Dante Rossi y Patricia De Ferrari, entre otros dirigentes.

En cambio, llamó la atención la ausencia de Rodrigo de Loredo, quien optó por una cena con empresarios, lo cual le valió algunos reproches internos en voz baja.

En el acto, Morales se quejó de que “lo que venden en los medios de comunicación son las peleas”, pero enfatizó que “hay un trabajo muy fuerte” en la elaboración de propuestas para la Argentina.

Morales insistió con la necesidad de la unidad de la UCR y de Juntos por el Cambio, pero pasó varios avisos sobre las pretensiones radicales: “Tenemos más musculatura, no somos dueños de la alianza, ni furgón de cola” y “no somos un partido parlamentario, sabemos gestionar”, fueron algunos.

También, definió que los radicales “no somos populistas, gobernamos con equilibrio fiscal”, y “no creemos en el Estado mínimo ni máximo, creemos en el Estado presente”, buscando un lugar claro lejos del kirchnerismo y de los liberales.

La reunión de hoy en la Sociedad Rural de Río Cuarto comenzará a las 8.30 con la reunión de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio, de la que participarán especialistas en agroindustria e innovación de las cuatro fundaciones de los partidos aliados (Fundación Alem, de la UCR; Instituto Hannah Arendt, de la CC-ARI; Fundación Pensar, del PRO; y Fundación Encuentro Federal, del peronismo asociado). Dos horas después, al concluir las deliberaciones, se tomarán la foto de familia.

Sucesivamente, dirigentes de los sectores productivos del campo expondrán en cuatro mesas: “Cadenas productivas de la región”, Agroindustria, motor del desarrollo”, “Innovación” y “Proyección internacional del sector”.

El cierre de la actividad estará a cargo de los presidentes de los cuatro partidos, quienes pronunciarán sus discursos, retomando el tono político inicial.

Por la UCR cordobesa se espera que hoy sí estén todos los máximos referentes del partido, en lo que se espera sea una demostración de fuerza del aliancismo opositor.