Schiaretti cierra su gira con crédito y estreno de “nueva mayoría” en Congreso

El gobernador anunció financiamiento del Deutsche Bank de España por 32 millones de dólares para un hospital en el Gran Córdoba y un acueducto en la zona sur. En el Congreso, su espada legislativa y los aliados del Interbloque Federal destacaron la sesión por Boleta Única de papel como síntoma de una nueva mayoría parlamentaria y política.

Por Bettina Marengo

Mientras el schiarettismo paladea la media sanción de la Boleta Única de papel en Diputados, como el primer triunfo de la “nueva mayoría” que Córdoba Federal entiende se está constituyendo a nivel Congreso con sus aliados del Interbloque Federal y al menos parte de la oposición de Juntos por el Cambio, el gobernador de Córdoba finaliza su gira por País Vasco, la segunda al exterior luego en pocas semanas, luego muchos meses (pandemia mediante y decisión política) de no moverse de los límites de la provincia. Una levantada de perfil que empezó antes con una agenda política en Buenos Aires y en eventos empresariales.

Una de las últimas actividades que realizó en Bilbao fue la firma de un crédito con el Deutsche Bank de España por 32 millones de dólares, parte de lo cual se utilizará, según dijo el gobernador, en la construcción y equipamiento del Hospital del Noroeste, pensado para atender la demanda de ciudades como Mendiolaza, Saldán y Villa Allende en las Sierras Chicas, departamento Colón. La otra parte estará destinada a la obra del acueducto del departamento General Roca, al sur provincial.

Schiaretti se encargó de agregar que se trata de un crédito a largo plazo (19 años para el acueducto y 11 para el hospital) y que “no necesita de la garantía soberana de la Nación, porque Córdoba les da tranquilidad y seguridad a quienes están dispuestos a financiar a nuestra Argentina”, resaltó el mandatario. Interesado en resaltar el “modelo de gestión Córdoba», desde el Panal se indicó que con la financiación blanda obtenida, la Provincia consolida “su rol referente como crédito de calidad dentro del país”.

Al regreso, el jefe del Ejecutivo provincial tiene una noticia buena y otra mala. La buena es que Interbloque Federal, que en la práctica lidera aunque contenga a socialistas santafesinos y peronistas no K bonaerense, además de los cordobeses, logró el objetivo de imponer la Boleta Única de Papel que se había propuesto cuando el mandatario se reunió, meses atrás, con los mencionados diputados en el Panal.

Carlos Gutiérrez, el riocuartense que es la espada y la voz de Schiaretti en la Cámara, explicitó su intención que la media sanción sea el inicio de una “nueva mayoría”, potencialmente liderada por Schiaretti, que enfrente al oficialismo del Frente de Todos en el Parlamento y en las elecciones. En lo que también fue una advertencia a la oposición de Juntos por el Cambio, señaló en el recinto: “Es posible que esta sea una mayoría circunstancial en el Congreso. También es posible que algunos no estén viendo algunas señales que anuncian un fin de ciclo; como hay otros que no están viendo que no basta pararse en la última estación del bondi creyendo que desde ahí vuelven al poder sin que medie la discusión sobre qué vamos a hacer de aquí en más”. Agregó: “Que sea la Boleta Única, y este acuerdo, dificultoso, como todo acuerdo, lo que marca los límites de lo que Argentina no admite más. Vaya la BUP como prenda para esa construcción que algunos minimizarán, nosotros no: hay que construir esta nueva mayoría”.“

Florencio Randazzo, parte del mismo Interbloque, usó palabras parecidas en el recinto. Esta semana, en línea con el salteño Juan Urtubey, el ex ministro de Interior de Cristina Kirchner propuso al gobernador de Córdoba como candidato presidencial, en el marco de una participación en el programa Animales Sueltos. El miércoles, en la cámara baja dijo: “Estoy convencido de que la Boleta Única de Papel aporta un cambio importante, una modernización en el sistema electoral argentino” pero que “lo más importante es que hemos logrado una nueva mayoría plural, diversa y respetuosa en una Argentina de la grieta que nos impide encontrar soluciones a los problemas que tenemos”.

La mala noticia vino de encuestas nacionales, como la reciente de la consultora Zuban- Córdoba, finalizada el 31 de mayo, que indica que el jefe del Panal tiene apenas un 18% de intención de voto (entre voto seguro y probabilidad de voto) a nivel país, un dato que pone en evidencia que éxito parlamentario no equivale a electores. El sondeo mencionado ubica a la presidenta del PRO, Patricia Bullirch, tiene el 50% de intención de voto y el diputado nacional Javier Milei, arriba del 40 con un 52% que no lo votaría.

El envalentonamiento opositor por el éxito de la “nueva mayoría” puede tener pronto otra parada, la ficha limpia que impulsa la UCR y sectores del PRO, un tema que Hacemos por Córdoba no habilitó en la Legislatura  provincial.