Primer paso para la normalización de los Centros Vecinales

La Secretaría de Gestión Vecinal, en cooperación con el Colegio de Abogados y la Justicia de Faltas, realizó 260 asambleas para dar el puntapié inicial en la regularización de los centros vecinales que no pudieron llevar adelante sus elecciones durante la pandemia.

Por Felipe Osman

La resolución que la Dirección de Centros Vecinales dictó a fines de abril, instando a estas organizaciones barriales a convocar a Asambleas de Vecinos para delinear el cronograma electoral que definirá sus nuevas estructuras de mando, surtió sus primeros efectos esta semana.
En cooperación con el Colegio de Abogados y la Justicia de Faltas, la Secretaria de la Mujer, Géneros, Diversidad y Gestión Vecinal envió veedores a 260 asambleas de vecinos que tuvieron lugar entre el lunes y el martes, con el objeto de designar las juntas electorales que tutelarán el proceso eleccionario de cada centro vecinal, poner en consideración los cronogramas electorales fijados por la autoridad de aplicación y llevar a votación la modificación de los estatutos de cada una de estas organizaciones incorporando a sus estructuras las secretarías de Acción Social, Salud, Medio Ambiente y Empleo; Educación, Cultura y Eventos; Deporte, Niñez, Juventud y Tercera Edad; Defensa Civil, Obras, Servicios Públicos y Planeamiento Urbano; y Género y Diversidad.
Desde la secretaría destacaron el nivel de participación alcanzado en las asambleas a las que, en promedio, habrían asistido más de 45 vecinos por cada una. Además, de las 260 asambleas realizadas la enorme mayoría (250) se habrían llevado adelante sin inconvenientes de ninguna naturaleza, mientras que en las demás habrían existido problemas organizativos menores.
El camino a seguir que marca el cronograma electoral para cada centro vecinal indica que, luego de haberse conformado las Juntas Electorales, se llevará adelante la exhibición y depuración del padrón electoral, la incorporación de electores y la elaboración de los padrones definitivos; el cierre de presentación de listas; se abrirá un período de impugnaciones y observaciones, previo a la exhibición de las listas definitivas; se oficializarán las listas de candidatos; cierre del padrón definitivo; exhibición del mismo; y, finalmente, elecciones.
Los plazos en los que se cumplirá cada una de estas etapas dependerá según el Centro Vecinal en cuestión.
La normalización de los Centros Vecinales que empezó a gestarse esta semana llega después de un extenso período en el cual las elecciones estuvieron suspendidas por la pandemia, y durante ese tiempo las críticas de distintos sectores de la oposición se hicieron oír denunciando que el municipio carecía de fundamentos suficientes para mantener congelados los comicios.
Entre los señalamientos, se apuntó que la Dirección de Centros Vecinales no podía, mediante resoluciones administrativas, suplir la voluntad de los vecinos prorrogando el mandato de las autoridades de Centros Vecinales electas previo a la pandemia.
Además, se apuntó que, si bien en un primer momento resultaba razonable postergar las elecciones en estas organizaciones barriales en virtud de la emergencia sanitaria, el municipio mantuvo su normalización en suspenso durante un período mucho mayor al necesario, mientras si habilitó la realización de eventos masivos e incluso tuvieron lugar internas partidarias y elecciones en organizaciones de otra naturaleza, como clubes.
La secretaría de Gestión Vecinal, que no prestó atención a los señalamientos de la oposición, se enfocó en firmar convenios de cooperación con el Colegio de Abogados y la Justicia de Faltas para aumentar su capacidad de fiscalizar, en un acotado período de tiempo, la realización de las Asambleas Vecinales y las etapas subsiguientes que fija el cronograma electoral.
La normalización de los Centros Vecinales se adivina como un paso sumamente importante para una gestión peronista que busca poner el foco en la profundización de la descentralización del municipio, avanzando en la desconcentración operativa de la ciudad con la inauguración de Centros Operativos en la jurisdicción de los Centros de Participación Comunal, y que además ha puesto en marcha distintos programas para “sumar a los vecinos a la gestión”, con la declamada intención de fomentar la participación de la ciudadanía en el cuidado de los espacios públicos y la planificación de obras de pequeña y mediana envergadura a realizarse en los barrios.

Villa El Libertador

El icónico centro vecinal de Villa El Libertador celebró una multitudinaria asamblea en la cual quedó definida su Junta Electoral, cuyos miembros titulares serán Carlos Funes, Sergio Britos y Alexis Martínez.
Según apuntaron asistentes a la asamblea, la competencia se daría entre una lista del Surrbac, actual oficialismo, una lista radical y una tercera apadrinada por el concejal viguista y referente de la seccional 10ma Diego Casado, aunque habrá que esperar al cierre de listas para confirmar a los espacios que se disputarán la conducción del Centro Vecinal.